viernes, 19 de febrero de 2010

Don Carnal Vs Doña Cuaresma



La ceniza ha caído sobre todos nosotros. Está loco –dirán los más reacios a creerme- si lo que cae es agua, agua, agua y más agua. Bueno, la verdad es que la ceniza que me refiero no es la ceniza de los puros de Rajoy, ni a las cenizas piroclásticas de ningún volcán cordobés, ni a las cenizas esparcidas al viento en la soleada California del bueno de Donny en El gran Lebowski. Son las cenizas de la Cuaresma. Cuaresma viene de cuadragésima. O sea, cuarenta días antes de la Pascua. Se supone que no podemos comer carne porque Cristo se fue de retiro espiritual al desierto, medio enormemente hostil si no eres un tuareg o un jeque árabe, donde se alimentó de langostas (de eso que se parece a los cigarrones) y de miel. Cuarenta días de supervivencia extrema en una región árida. Podría haber elegido otro sitio, yo que sé, Tiro o Babilonia. Pero no, a la mierda el desierto. En realidad antes la Cuaresma duraba lo que querían, según el año, pero en el siglo IV se dijo 40 días, como el Diluvio Universal o los años que estuvieron los judios dando vueltas buscando la tierra prometida por ¿adivinan dónde? Por la mierda el desierto. Lo de los desiertos y los hebreos es algo inherente. Eso si, con las nuevas técnicas hacen que crezcan panes y peces en los secarrales sin intervención divina ni nada. Y es porque los judios, aparte de graciosos –algunos-, son listos.
La Cuaresma es una cosa muy triste, donde hay que hacer abstinencia y esas cosas. Yo soy más de Don Carnal, porque me gusta la carne, y aunque a veces por mis comportamientos parezca un luterano de pura cepa, en realidad me gusta bastante la tontería y sobre todo el saltarse a la torera lo que nos mandan los curas (llevar la contraria siempre es bonito, oigan, aunque no creas en los preceptos de papa de Roma). Cuando oigo esto de Don Carnal siempre me acuerdo de Juan Ruíz a.k.a. el Arcipreste de Hita. Lo estudié en 2º de BUP y aún no se me ha olvidado.
En mi casa los viernes no se come carne, fíjense. Es una costumbre arraigada que no tiene visos de cambiar. Pero yo a mi madre le digo que tengo Bula y en los bares tampoco se cumple tal tradición. Recuerdo, no se donde lo leí, que en Cuaresma los ricos, para ver si llevaban la penitencia con la honradez debida, pesaban sus heces en busca de tongo. No sé cuanto pesa una mierda si has comido chorizo o morcón, pero si has comido verdolaga se supone que pesa menos (hay gente pa tó, como dice Sixto). No creo que vaya a realizar el ejercicio empírico, desde luego. Que cada uno lleve su penitencia como quiera. Yo respeto lo de mi casa, eso de comer pescado y esas cosas. Pero digo yo ¿qué penitencia es hincharse de langostinos o comer atún encebollao? Lo ignoro. Afortunadamente nuestro país pasa ya de esas cosas… o a lo mejor no tanto. Ya mismo me veo en Intereconomía dando recetas cuaresmales antes del Ángelus de los domingos. O a la Cope sortear abstinencias bendecidas por Benedicto XVI. Cualquiera sabe. Yo lo que sé que si es posible, mañana, tras tocar en el Vía Crucis (uno es ateo, pero músico) nos iremos al Mesón Guadajoz a disfrutar como enanos. O eso espero.

26 comentarios:

El Gachón Trageao dijo...

Cojones nota, YO tampoco hago abstinencia, mi mamá sí tiene la tradición de poner no recuerdo ahora que día, potaje con bacalao. Pero eso de comer carne los viernes, pos no, además todos los viernes santo como flamenquines ya ves.

Pues nada, tómate una buena presa u secreto a mi salud.

Mameluco dijo...

Será el Viernes Santo, Cabrera. Yo no como flamenquines el Viernes Santo. Nosotros nos vamos al Guadajoz directamente, jajaja.

Los músicos somos gentes de mal vivir, y mire que yo soy abstinente en alcoholes, porque los otros... no le cuento.

El hombre invisible dijo...

Mientras no guarde en la cartera una foto de Juan Manuel de Prada (que no es el Infante medieval, aunque su mentalidad es la de infante), todo va bien...

Clares dijo...

Madre mía, Mameluco, que yo hago abstinencia todo el año, así que seguro que me voy derecha al cielo, a lo mejor incluso antes de morirme, que tiene más mérito. A mí de verdad lo que me gusta es el Carnaval, lo de disfrazarse de monja -si eres hombre, claro- o de ficha de dominó me parece estupendo para la gente.
Del Arcipreste, qué me vas a contar. Yo lo adoro, porque era un fresco total.

Mameluco dijo...

¡Ay!Ubé, vaya mastuerzo el de Prada. Cada vez que habla sube el pan (u obleas) cinco euros...
Yo llevo a Fray Leopoldo de Alpandeire, a Santa Gemma y a un Cristo muy raro. Son fetiches de ateo, jajaja. También una pegatina de Bob Esponja (no le miento).

Efectivamente, Fuensanta, usted va al cielo sin pasar por trances perros como la muerte. De hecho, como el cielo no existe que yo sepa, ya está usted en él, en el cielo de los justos.
El cielo de los curas que se lo coman ellos con papas.

El Arcipreste fue un bandarra tardomedieval de padre y muy señor mío. Por eso nos gusta mucho el picarón.

Mobesse dijo...

Mundo, demonio y carne
son nuestros enemigos.
Al mundo yo renuncio
y al demonio con su pincho,
pero, en llegando a la carne,
me hincho, me hincho, me hincho
(lo aprendí de mi suegro)

Mameluco dijo...

Jajajajajaja....
Muy bueno eso.
Me lo aprenderé de memoria.

sixto camara dijo...

Dicen frailes y necios que aman, el Dios divino,pero si oyen el dinero,se ponen a temblar,donde hay mucho dinero hay mucha bendicion, y cuanto mas dinero mas bendicion, y despues vendran las peleas a la hora de reparti, por eso yo creo amigo que este señor se fue cuarenta y 500 noche cuando vio los fariseos que no respetaban sus crencias, y una noche de bohemia cogio sus traste y se dijo me voy de casa pero no, a cazar la perdiz al desierto con las cabras y los corderos pero no los que quitan el pecado del mundo,sino los que te ponen en el meson de cualquier sitio ,bueno para hacer patria que se de aca,tu me entiende,el nuestro el de pata negra,y los judios para mi tienen poca gracia,o si no que le pregunte a los palestino que le han puesto un muro para que no pasen y no puedan comer carne en Israel son muy malo esperemos que cuando venga el hijo que se fue de huelga de hambre y estubo cuarenta dia, le dice que estamos en cuaresma y no puede comer carne, se acuerda de todos los santos y sobretodo del cura el tal Ruiz que se pelean por la reparticion.

Mameluco dijo...

Querido Sixto hay judíos que tienen muchísima gracia. No todos los judíos del mundo viven en Israel, ni masacran palestinos (aunque en el fondo la mayoría estén de acuerdo, jajaja). Yo creo que eso es simplificar mucho. El humor judío se remonta mucho en el tiempo, y el judaísmo ha dado grandes pensadores... como uno que le sonará de algo...un tal Karl Marx (por decirle uno que le guste).

Y no es que defienda yo a esta gente con ahínco, pero no siempre son sionistas malvados.

Diego Luis Urbano Mármol dijo...

Entre otras consideraciones de tu articulo amigo Miguel, hay una muy importante.
Existe un día de la semana(laboral de algunos) que a parte de servir de ecuador, no tiene más importancia que su propio nombre en el semanario.
Pero a los adoradores de lo arcaico y costumbristas en general(creo que el cuadro de inicio es de la escuela costumbrista andaluza) un miércoles en particular nos pone, y ese es el MIERCOLES de ceniza, igual pasa con otro día el Viernes de Dolores(en mi familia era un gran día pues así se llamaba la matriarca) y es el preámbulo del vino en los cuartelillos, de estreno de ropa el domingo de ramos, polemica en las saetas, madalena(otros dicen magdalenas), pestiños, roscos variados, carnes todo los días y el Viernes Santo: Rica Gastronomía, espinacas con garbanzos, huevos rellenos, ensaladilla “rusa”. ¿Por que comer carne el viernes si tenemos todos los días?
Bueno yo es que me preocupo por mi alma, y al que no le preocupe que haga lo que quiera; de todas maneras en infierno os espero.

Mameluco dijo...

El Miercoles de Ceniza, comienzo de la Cuaresma, empieza en mi casa la restricción de carnestolendas.
Yo no soy muy amante de la tradición, a pesar de ser antiguo, porque soy victoriano antes que fraile. Me gusta mucho el siglo XIX por lo moderno que es, en contraposición a los oscuros días que vivimos.
Yo soy un hombre de costumbres (pero de las mías -me encanta la rutina-)
A mi me parece muy bien que los viernes comáis esa comida (para mí, un engendro, jajaja) llamada espinacas con garbanzos. Pero es que en mi casa es todos los viernes, no solo el Viernes Santo, y yo que he vivido fuera de casa muchos años como ateo despreocupado me da coraje comer pescado (no me gustan mucho los teleósteos).
Las polémicas, las madalenas y el Coro de Capilla están bien, pero al César lo que es del César y a Mameluco un peazo de ossobuco.
Me gusta más la Aurora que hay menos restricción, jajaja.

Y como yo no tengo alma pues no me preocupo demasiado. El alma, como las religiones, la hemos inventado los hombres, como los transistores.

Mobesse dijo...

Corrige, que me equivoqué:
Del mundo yo me río
y del demonio con su pincho,
etc.

Mameluco dijo...

Versión definitiva de la poesía de nuestro gran Mobesse (que la aprendió de su suegro)

Mundo, demonio y carne
son nuestros enemigos.
Del mundo yo me río
y del demonio con su pincho,
pero, en llegando a la carne,
me hincho, me hincho, me hincho.

Muy buena cosa.

Parece de las frases que ponen en los caramelos en Murcia.

Semana Santa Murciana
pastillas y madrileños
se los daré a mi huertana
en los días abrileños

Fijate bien en San Juan,
que señala con el dedo
a los que en Semana Santa
no comen caramelos

Y más que no recuerdo de memoria

PD: ¿Que leches son los madrileños?

M.M. Clares dijo...

Eso de que tocas en grupo, ¿qué es lo que es? ¿Auroros? ¿Cantas y tocas? ¿Sólo tocas sin respetar la cuaresma? En fin, cuéntanos algo.

Mameluco dijo...

M.M., también soy auroro, pero eso es en Diciembre.
Ahora es con el Coro de Capilla de Castro del Río donde toco con la trompeta los sones del Stabar Mater y el Miserere (más o menos autóctonos de aquí).
Es lo que comentábamos de las tradiciones. Las músico-vocales de mi pueblo son variadas y ricas, y participo en ellas, pero todas son de origen religioso (cosa que tenemos que tragarnos más de uno si queremos participar -siendo unos ateorros-). Afortunadamente no dependemos de ninguna Cofradía y somos un poco palomita suelta (hay más bares que estaciones de penitencia, jajaja) y vamos por libre.
Espero haber respondido a su pregunta.

Diego Luis Urbano Mármol dijo...

En época de la querida santa inquisición, si tenia valor luchar contra la iglesia (y en tiempo de la ultima dictadura), hoy como que no. El gobierno actual de vez en cuando da una patada en la espinilla a Roco, y de golpe y porrazo se movilizan más gañanes con sus chiquillos, que cuando van a pedir trabajo.
Yo también odio las espinacas con garbanzos, y si llevan vinagre ya es que vomito.
PERO, es cosa de las fiestas. La semana santa(procesional, cultural, gastronomica, turistica etc.) se aleja de la iglesia, de hecho están todo el día los obispos con la vara para meterlos en el redil. Esta fiestas así como el Rocío 90 % folclore.

Mameluco dijo...

Querido Diego Luis no sé hasta que punto habrá leído todos mis posts (ya van casi 500 por lo que supongo que no). Eso de luchar contra la Iglesia no es así. Para empezar yo no lucho por nada, solo conmigo mismo por mis escasas ganas de estudiar.
Yo aborrezco el concepto mismo de la religión (ya sea católica, protestante, budista, sintoista o adventista del Séptimo día), pero no por temas políticos, como piensan algunos, sino por cuestiones puramente racionales. Yo soy un científico (humilde, malo, o lo que usted quiera, pero un geólogo al fin de al cabo) y me subleva lo que no se puede demostrar. Y si a partir de ahí se legisla o se hablan cosas como las que se dicen en este país o en los EEUU, peor que peor.
Sé perfectamente que lo que hacemos en la Aurora, en la Semana Santa o en cualquier lugar con nuestros pitos es folklore. Si no, no iría, desde luego, porque sé aún diferenciar las churras de las merinas.

Yo no arremeto con las religiones por tener valor (yo admito que soy un completo cobarde) sino porque me lo pide el cuerpo, o sea la mente (que son uno solo).

No se respeta el ateismo en el mundo, y ya que no se nos respeta, a dar por saco.

Lecturas recomendadas (jajaja)
I
II

Diego Luis Urbano Mármol dijo...

Querido Miguel: Me aseguraste que el plato fuerte era el de las discusiones Bizantinas, y si no es así, devuélveme la entrada (je,je).
Que no. Hombre que no critico en cerrado que critico en público. ¡Hablo pa el respetable en general!
Si mi ambigüedades son patentes; si a mi me fusilaban todos, los de un lado, los del otro y los del centro. Si yo estoy de acuerdo con estas tribus urbanas, clubes, sociedades, religiones y ongs. Si no me gustan las espinacas, si yo también como carne, bacalao, champiñones rellenos y todo eso, yo soy el viernes santo de La Bicicleta.
Decía un viejo amigo. ¿Sabes por que tenemos los hombres pelo en la cabeza y a los monos les falta en el culo? Pues muy fácil – como nos hicieron de barro, cuando nos pusieron a secar llego un mono y se sentó en lo alto, cuando se levantó se había quedado sin pelos por que el muñeco ya estaba seco. Si yo le hago homenaje a Darwin con “migas” y anís del mono.
Pero que el universo se formo con unos polvitos. “Yo que sé si creérmelo”.

M.M. Clares dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mameluco dijo...

Jajajaja... Eso del barro como que no, que si no saldrían ahora en mi calle a parvas, que hay más barro de donde lo hacen.

Yo tengo el defecto - uno de los muchos que honran en acompañarme- Señor DIURMA que todo el mundo cuando escribo algo sabe a lo que me refiero porque ya lo ha leído antes por aquí. Es porque este blog es una cosa terapéutica y tal para mi.

Lo que se da por aquí son muchas ideas peregrinas, pero discusiones solo yo conmigo, porque no me gusta discutir con ustedes, a no ser que sea estrictamente necesario por las circunstancias.
Pero vamos, que nunca llegue la sangre al río.

Vi los carteles del perol de Darwin y me hubiese gustado ir. Pero no tenía entrada, jajaja.

M.M. Clares dijo...

Eres un monstruo, no sólo del canto por lo que leo sino además "trompetero". Mis afanes de cantante los cerré hace un año saliéndome del coro en que estaba por puro aburrimiento al que me llevó el director. Ahora ando a ver dónde me coloco para seguir dándole a la garganta. Y si pudiera ser al gaznate también, pues miel sobre hojuelas.

Saludos

Mameluco dijo...

Yo solo canto en mi grupo de música. En el Coro de Capilla toco la trompeta, amigo M.M. Clares. Dese una vuelta por mi pueblo un día y le ponemos a cantar en un periquete, que usted -me da a mí- sabe solfeo y está chupao de aprenderse las coplas de por aquí.
O a la Aurora, que se pasa muy bien.

M.M. Clares dijo...

Pues no descarto yo nada, oye. Todo es cuestión de ponerse.

Ster dijo...

con lo que me gusta a mi el desierto... es tan bonito!! hay tanta paz!!
te invito a que mires algunas fotos que tengo en el face, yo voy cada año a cargar las pilas. Llego, envio toda mi mierda, y el desierto se las traga y vuelvo nueva.. si no fuera por el desierto..

Mameluco dijo...

Ster, el desierto como paisaje me encanta, pero no me gusta para estar allí.
En realidad yo no he estado en desiertos de verdad, solo en semidesierto, en proceso de desertificación (Almería sobre todo). Pero siempre que he ido he venido quemado, con polvo en (con perdón) la raja del culo y hecho cisco. Claro que yo iba a levantar series estratigráficas y hacer el indio andando un montón. Estaba por obligación.
Pero no sé si sabrá que es que no me gusta viajar, que soy más casero que un arbitro y que estoy más a gusto en climás húmedos y frescos.

Ster dijo...

bueno, siendo asi...

a mi me gusta ir de viaje, sin dormir, cochambroso, arena por doquier, quemaduras del sol, mochilas pesantes y todas esas cosas.. soy feliz así, en plena naturaleza (incómoda de cojones)
ahora bien, a mi a un "todo incluído" no me lleves que me muero.

Para gustos están los colores, a mi el desierto de Almería me fascinó literalmente, como me fascinan los Monegros y tal.. no son tan exóticos pero son... preciosos (a mi modo de ver)

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.