domingo, 16 de noviembre de 2008

Del yo a la inmensidad del Cosmos



Pensar es una cosa bastante fácil si sabes como hacerlo. Hay gente a la que no le sale muy bien. Es cierto, hay gente que no piensa mucho, es puro instinto. Eso ni es bueno ni es malo, ojo. Pensar sobre algo, darle vueltas a la cabeza, no asegura que la conclusión que obtengas sea la correcta. Lo que si asegura es que te has planteado una cuestión desde muchos puntos de vista. Lo dice uno que es un experto en comerse la olla con tonterias. Bueno, y con otras que no lo son tanto. Pero si tenemos en cuenta que vivimos en una fracción infinitesimal de la historia del Universo, todo es tiempo perdido. Después hay, los que pensamos algo, y encima vamos y lo dejamos por escrito. Y no solo en la carpeta de Mis Documentos de nuestros respectivos personal compiuters, si no que tenemos un blog y lo ponemos aquí –porque cuando lean esto será en este lugar-. Muchas veces se pregunta uno ¿por qué me meto yo en estos berenjenales? Ya lo dije el otro día, ganas de comunicar y dosis de exhibicionismo a partes iguales. Cuando uno escribe sobre temas polémicos siempre está expuesto a que le pongan peros, eso está clarinete, pero aún así le da a uno una sensación ambivalente de no poder explicarse mejor y de ¿y que pasa?. Una dicotomía blogger. (ya dije que no escribo bloguero porque me recuerda a binguero). Un feedback eterno. Pienso mucho, escribo, me escriben, me como la cabeza, escribo, me comentan, me como el tarro… Ainss, voy a parar, que si no me voy a tener que tomar un Sumial. No, no estoy diciendo que no me comenten, les animo a que lo hagan más. De hecho reto a los lectores no comentadores a que pongan por lo menos hola, soy fulano y te leo desde nosedonde. Ya me ha vuelto a pasar. Esto iba a ser un post sobre el otra cosa, pero me he ido por las ramas. Empiezo otra vez. Hola, soy Mameluco y soy rojo. Un rojo raro, porque no creo en utopías, ni en la masa, soy individualista y no tengo fe en la especie humana, pero creo en el bien común, en la libertad de pensamiento y estoy en contra del capitalismo. Por eso seré rojo, o por ahí. Vamos. Si he de definirme, como siempre diré, soy anarquista burgués, como tantas veces he hecho en este espacio. Esto es a consecuencia de los post “polémicos” (muchos de los míos lo pueden ser, sobre todo para lectores que “no sean de mi cuerda” –en algunos sentidos-) en los que a uno se le calienta la mente y los dedos. Esto es una bitácora personal y pongo lo que me viene en gana. Mi madre me riñe, aunque nunca lea esto. Le comento las cosas y me dice ¿Por qué te tienes que meter en esas cosas? Yo le respondo que porque si. El blog es mío. Solo mío. Es mi tesoro. Miles de pensamientos y palabras supongo que valdrán algo en el mercado negro. Jejeje. Es broma. Yo no soy objetivo. No he de serlo. No soy ni historiador, ni periodista, ni taquígrafo, ni miembro de un jurado. Intento serlo algunas veces con algunas cosas, pero en otras no, porque no lo consigo, o porque no quiero. Muchas veces soy equidistante, en cosas que me dan igual. Cuando hablo de algo no tengo porque saberlo todo y puedo cagarla. Yo me pongo a escribir y punto. Miro algún enlace curioso y ya está. Pero lo que está claro… lo que está claro es que me he ido otra vez por los cerros de Úbeda. Lo que está claro es que mi blog refleja mi punto de vista sobre el mundo. Como todos los blogs personales, supongo. Y para mi hay cosas que no existen, como el derecho (que está reciente de ayer), la economía, cosas que me parecen tan sumamente aburridas que las obvio de mi vida. A mi me gusta saber de que color es el sudor de los hipopótamos (eso dejaría con la ceja parada a Carlos Sobera, Arándanos) , de que color ven los erizos, como se formó la vida en nuestro planeta o quien fue Tycho Brahe. También me gusta hablar de religión con católicos (no discrimino, no conozco musulmanes, budistas o protestantes –conocí un saharaui y era tan ateo como yo-) para ponerlos en aprietos (casi ninguno ha leído la Biblia nunca) o blasfemar de forma suave (la peor de todas) negando la existencia de Dios. Tengo miles de argumentos muy divertidos (muchos aprendidos de leer a ese gran científico y casi humorista que es Dawkins), y si me pongo poético, puedo contarles la nucleosíntesis (que feo era estudiársela en Geoquímica de 4º), pero que bonito es saber que los átomos de los que estamos hechos fueron formados en estrellas (así, a grosso modo). Del yo a la inmensidad del Cosmos. Yo soy Cosmos. Tú, que me lees, eres Cosmos. Se puede ser un jodío poeta científico. Pero en realidad plagio a alguien mejor que yo que existió antes que yo, que soy Cosmos pero menos que él. Su Cosmos era de mejor calidad. ¡Ja!

El Cosmos es todo lo que es o lo que fue o lo que será alguna vez.
Carl Sagan, Capítulo 1, Cosmos: Un viaje personal



6 comentarios:

liscalillo321 dijo...

Acabo de escribir un comentario en el post anterior y no había leído este.Te digo esto porque no pienses que la lectura que te recomiendo es para martirizarte.Por otra parte,estoy encantado de que escribas,como sabes,me gusta "polemizar",siempre de forma sana y sin perder el sentido del humor.Un saludo.

Oshimatoti dijo...

A lo mejor tu post es mas profundo de lo que crees, no por lo que te pueda parecer a ti, sino por lo que evoca en nosotros, los lectores...
Como bien sabes, una partícula en movimiento puede "excitar " y provocar el movimiento que desencadene una reacción...
Incluso los movimientos erráticos suelen obedecer a pautas, que no por no ser reconocidas, no han de estar establecidas.
Salud
(Uf, ahora que releo mi comentario, me parece repleto de perogrulleces)

Clares dijo...

Nada que justificar, amigo. "Debéisme cuanto escribo..." decía Machado, con toda la razón del mundo. Esto es gratuito, es generoso, es vanidoso y es precioso. Es humano. Eso es lo mejor que puedo decir. Me siento mejor cuando leo tus entradas. Eso es mucho. No es que me sienta mejor, en el sentido de comodidad, es que me siento mejor persona, porque aportas sentimientos matizados, explicaciones e ideas que no son mías. Ya te digo, es mucho.
Hola, soy Fuensanta y escribo esto desde Murcia, recién llegada de mis activismos. Jajajaja
Un beso. ¿Puedo? Si no puede ser, pasáselo a tu madre, que debe ser estupenda si ha criado un hijo como tú.

Mameluco dijo...

Liscalillo
El día que pierda el sentido del humor me dejaré morir de inanición. La risa es de las pocas cosas a tomarse en serio, ¿no?... bah, bueno tampoco... jejeje
Antes me gustaba la polémica. Ahora me gusta más la tranquilidad.
Oshitomori
Reacciones en cadena, teorías del caos, efecto mariposa. Movimientos erráticos. Me gusta mucho eso. Lo de los movimientos erráticos. Pero ese determinismo no tanto. Nada está establecido por ahora. No quiero que me acusen de calvinista. Jejejeje. La predeterminación me da yuyu.
Clares
Besos todos. Ánimos a veces, jejeje.
Si leerme le hace sentirse mejor persona es más de lo que puedo esperar. No será para tanto. Aporto ideas eso si. La mayoría, callejones sin salida, pero siempre se podrá coger algo bueno de mí, supongo.
Mi madre dice que soy un mameluco.
Mi madre me bautizo.
Mi madre es muy buena, y se ríe de mi delante de la gente, pero de una forma graciosa.
Pero a mi madre le he salido rana. Jejeje. Soy un ateoooor. ¡Jarl!

raskolnikoff dijo...

Comprendo lo que dice Clares. Después de leer sus anárquicos posts la visión del mundo en mi dura mollera queda un poco más encajada. Da gusto ver a alguien tomarse en serio la opción de no tomarse nada en serio.

Espero que no deje esto nunca y que el Espagueti Volador le bendiga

Mameluco dijo...

Rasko que el Mosnstruo de Espaguetti Volador también le colme de bendición a usted mismamente y a su persona física.
Encajar molleras de aragonés tiene que tener mérito, ¿que no? Jejeje
Mis post son del yo para el Cosmos. Es como parir. Suelto algo y si ustedes le sacan algo bien. Y si no ¿qué le vamos a hacer?

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.