sábado, 21 de febrero de 2009

Super Nanny Versus la excentricidad


Hoy viendo Super Nanny hemos visto a una niña que se negaba a masticar y que comía siempre lo mismo. Yogures de una misma marca, purés, papillas con una vajilla de plástico que eran de bebe, aún teniendo la cría 5 años. Bueno, ha sido un espectáculo ver a Aroa (¿un nombre hawaiiano?) chupar un croqueta como si fuese un helado. Super Nanny ha ido, y con su charla de inflexibilidad pero sin llegar a los dos galletones, ha matado a la chiquilla de hambre durante la semana que se ha tirado en la casa. Le han intentado engañar con una fiesta, con una comida, para que la niña mastique cosas aparte de pipas y palomitas, que eso si que mascaba la nena. Era, según la psicóloga un pulso de la niña para ser un constante centro de atención. Mi reflexión es la siguiente, si la coruñesa que no masticaba hubiese sido, en vez de una cría de 5 años, una persona mayor, simplemente hubiese sido una excéntrica. Y la excentricidad, a los librepensadores es una cosa que nos agrada mucho, pues son cosas nuestras, es decir, cosas suyas, de los excéntricos. He estado consultando datos tontos por ahí y dicen que 1 de cada 10000 personas es rara, y 1 de cada 15000 es excéntrica. O sea, que excéntricos hay muchos. Se podía formar incluso un club. En la ficción ya existe, y ya hemos hablado de él en este mismo blog, el famoso Club Diógenes, del cual era miembro el simpar Mycroft Holmes, un club donde estaba prohibido hablar, salvo en una sala reservada para ello. A la madre de Sherlock le salieron 2 excéntricos por hijos, cosa rara, señora victoriana. Muchos son los casos de excentricidad en la viña del Señor. Hace poco conmemorábamos a Darwin, que era un señor bastante raro. Muchos genios lo son. Pero la excentricidad no va unida a la genialidad o viceversa. Bueno, o a lo mejor no pondría yo tanto la mano en el fuego. a esto último.

Uno de mis compositores preferidos, Erik Satie, aparte de ser un vivalavirgen era un ser completamente raro, que llamaba a sí mismo fonometrógrafo (alguien que mide y escribe los sonidos) y que jamás permitió que nadie entrara en su habitación en la que vivió durante los últimos 27 años de su vida. Lean por favor, su biografía en Wikipedia, y verán como les dan ganas de profundizar más. Además de músico era un excelente humorista.

Hoy, dentro de lo que podíamos denominar genios, solo hay frikis, o más bien “nerds” o “geeks”. Si nos fijamos en las estadísticas no hay un friki por cada diez mil normales. Son muchos más. Como se nota que he sacado el número del Muy Interesante.

Personas raras sin taras mentales graves hay muchas. Nuestro mundo cada vez más deshumanizado hace que los comportamientos se radicalicen y terminemos siendo como Jay y Moss de The IT Crowd. ¿Quién no se siente identificado con Jay? Yo desde luego, si. Los más radicales lo harán con Moss. Bueno, para quien no vea la serie, ya sabe que está perdiendo un tiempo precioso.

Esto había empezado con una cría que decía que ella no masticaba y hemos llegado a The IT Crowd, pasando por Satie. Lo que yo decía. Este blog se me va de las manos.

Menos mal que mi psiquiatra me ha mandado una midicina nueva… Carbonato de Litio. Por primera vez me mandan un compuesto que se formular yo solito. CO3Li2 Es que es muy facilito. Lo que pasa es que me tengo que hacer análisis porque el litio es venenoso si te pasas. Riesgo sin salir de casa. Parezco un caso de House. El paciente tiene el litio por la nubes. O es adicto a comer baterías de móviles o está deprimidito...

Paro ya, que es fin de semana y total, para lo que me leen los sábados y los domingos.


Próximante en su pantallas: Super Nanny visita a los banqueros y les corrige los malos hábitos adquiridos tras unas vidas de maldad sin escrúpulos. ¿Logrará Rocío que esos buitres den crédito al final siguiendo unas directrices más o menos humanas? Practica Mameluco.

7 comentarios:

Clares dijo...

Con los banqueros no tiene nada que hacer. Se ha intentado de todo y no ha dado ningún resultado, asi que ya solo quedan soluciones más contundentes que no interesa tomar por si acaso, aunque yo sería partidaria entusiasta.
Hombre, lo de la cría es que no me parece una excentricidad sino una pésima educación por parte de los padres. Y dejar que un monillo de cinco años se alimente de yogures porque la niña es excéntrica, y hay que respetarlo, pues por mi parte no. Que luego se hacen mayores y no han crecido como debe ser. Es un problema que sobrepasa los límites de lo educativo para ser sanitario. Lo mejor y lo único es esto es lo que hay de comer y si no comes no hay otra cosa, que las tonterías con la comida y la higiene no van a ningún sitio y para mí que consentirlo es hasta inmoral. Al menos mientras son menores de edad. Una vez que son mayores del todo, cada cual que se joda la salud como quiera, aunque también tengo mis dudas al respecto. Pero en todo caso no sería ya la responsabilidad de un adulto que lo cuida. Es que educar cuesta mucho trabajo y a veces hacemos dejación porque da pereza pelear con ellos.

Mameluco dijo...

Yo no he negado eso en mi escrito en ningún momento, Clares. De hecho, la niña no era la típica maleducada que nos encandila cada viernes en Super Nanny. Hacía las cosas de casa, recogía, ayudaba con su hermano pequeño. Solo tenía ese problema con la alimentación, que según dijo nuestra psicóloga preferida de los viernes, (yo y la psicología nos llevamos regular al no ser una ciencia sensu stricto)no era culpa de los padres.
Solo digo que si una persona mayor tiene ese comportamiento es una excéntrica y yo al menos, le río la gracia. Los niños pequeños no se pueden permitir ese lujo. Bueno, en parte si, porque yo fui niño raro, y me dejaron serlo. Total, no hacía daño a nadie, era pacífico y condicionó lo que soy ahora, claro. No me llamaría excéntrico, porque creo que no lo soy. Pero pelín particular, si. Por cabezón sobre todo. Y por tener, a pesar de ser caótico, todo estructurado en mi cerebro.

Lo de los banqueros lo haré de todas formas.

RAZA BECARIA dijo...

El mejor post que se ha escrito este sábado, estoy segura. Me ha molado lo de las baterías de litio de house, jajaja. Pues sí, la exentricidad mola cuando no estás casado con ella o no es tu hijo, mola para leerla en una biografia de la wikipedia o para unas memorias, pero luego en persona seguro que harta un ratito. Aún así, mejor excéntrico que borderline de la normalidad.

No sé si has visto Revlutionary Road, pero el que está nominado a mejor actor secundario hace un papel que te molaría.

Voy a secarme el pelo que estoy con la toalla en plan maruja limón.

Mameluco dijo...

No, Ana no puedo ver pelis hasta que no sale en vídeo porque aquí no hay cine y ya sabe que hecho muchas cuentas para viajar, aunque solo sea a Córdoba.
La excentricidad no tiene porque tener una connotación negativa. No es una enfermedad mental. Incluso diría que los excéntricos, en muchas ocasiones, son más respetuosos con el espacio de los demás, pues desean que lo sean con el suyo, no sé si me explico.
Las personas ensimismadas (como me gusta esta palabra) son fáciles de llevar y solo presentan problemas si se les requiere una sobreatención (de su parte hacía nosotros). Y como dice usted, refiero un raro que un normal. La normalidad aburre a las piedras y las piedras aburren ellas muuuuucho por si solas, que se lo digo yo, que se bastante de ellas.
Hay muchas veces que escucho por ejemplo eso de no dejes que tu hijo vea la tele más de una hora (hoy mismo lo he escuchado de una amiga que hablaba sobre su sobrino, que se lo había dicho la profesora a la madre) o que tu hijo esté con el ordenado más de media. Llegamos a la conclusión de que soy un mongólico perdido, estimada Raza Becaria. Tengo los sesos fritos. Yo no he visto una hora, he visto cinco cuando era crío. Mameluco perdío.
Gracias a eso escribo los mejores -gracias- posts de los sábados. El suyo también era bien bueno. Quiero ver a su exnovio comiendo Twixx derretidos. Eso mola mil.

Serjuzu dijo...

Como dice una pintada que me cruzo cada día al ir al curro: "Normal" es un programa de la lavadora

Mameluco dijo...

Normal es lo normal, la norma. Es una cosa estadística. Aunque después esta eso de ca uno es ca uno, que también tiene su miga.

Tribu Virtual Tojolchapulines Pedagógicos dijo...

Navegando por la red en busca de información sobre excéntricidad me encontre con este espacio virtual.
Saludos y seguimos navegando.
Mauro

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.