jueves, 6 de noviembre de 2008

EGOLOG 2.0


Tengo muchos fallos, pero tengo muy buena vista. Eso no me lo puede echar en cara nadie. Mis ojos funcionan a las mil maravillas. Por eso me he dado cuenta de que el contador tiene cuando escribo esto 15.000 y pico visitas y llevo 305 entradas de este blog verde manzana. La primera que lo llamó así fue Ana Arándanos, pero como todo esto es Creative Commons dudo que te puedas llevar algo, querida. Son unas cifras medio redondas para echar la vista atrás ya que presumo de ver tan bien. No sé cuantas palabras, cuantas frases u oraciones llevaré escritas. Los americanos son muy dados a esos números (bueno, voy a decirlo ya, y así me quedo más tranquilo para seguir escribiendo lo que queda del resto del post: Obama, Obama, Obama y Obama –cupo de Obamas por post post-elecciones USA cubierto). Lees biografías de escritores y empiezan:… Allan Poe escribió un relato de 12.500 palabras o un libro de 500.000 palabras. Yo no me hago una idea de cuanto mide eso. De cuan largo es. Los americanos que no sabrán que los libros tienen páginas. Bueno, me desvío.

Mi primer post en un blog fue este: El origen de Maquiavélico.

Se trataba de una historia que había escrito antes y que fue un comienzo como otro cualquiera. Era del día de San José de 2005. El 19 de Marzo. Internet llegó tarde a mi vida. O sus posibilidades. Pero eso da igual. Creo que me he desquitado en estos tres años y medio.

Tuve ese blog Doglife en Blogia, donde escribí sobre todo poesía - y donde conocí a mi primera amistad por internet, Lía-, también llevaba en de mi grupo de música The Whorish Lust también en Blogia, me pasé a Blogspot con The involution to the inner fug air un blog denso como el turrón blando, duro como la vida, como mi vida de aquel entonces. No me ayudó mucho, la verdad. En Diciembre de 2005 empecé con el Fotolog, que es sin duda, de lo que más alegrías me ha dado en esto de la comunicación en ceros y unos. Allí entre siendo /twm y salí siendo Mameluco. Era la dosis de humor diaria, era mi obligación conmigo mismo en las horas más bajas. Hacer reír a la gente cuando lo estaba pasando bastante mal. Fue terapéutico. Por eso, aunque tenga un entorno gráfico feo, aunque sea de espacio de comentario limitado, aunque la censura esté más de moda que en las épocas del Caudillo, le tengo especial cariño al fotolog. Y a la gente que conozco por el fotolog. También he de decir que no son la típica gente de fotologs. No son emos chilenos. No. Son gente genial.

Y ya, después de terminar la carrera, justo el Día de Andalucía de 2007 puse esto:


Hola, amigos.

Bienvenidos al mundo lerdo de Mameluco.

Hace mucho tiempo yo era blogger. Pero lo dejé porque casi nadie me leía.

Hoy, cuando descubro que da lo mismo, empiezo de nuevo.

He escrito de poesía y literatura, de filosofía y de política, de música; pero nunca realmente he sido lo que soy. Un mameluco. Postearé de lo que me dé la gana y cuando me venga en gana. Seré un grado de libertad del sistema.

O lo que es lo mismo. Para los que me conozcan seré más Mameluco que nunca, y para los que no... ya me iran conociendo.

De nuevo... bienvenidos.





Y era el comienzo de este blog que ahora leen.

Y creo que he cumplido lo que prometía después de un año y medio. He sido los más mameluco posible.

No sé si ha sido trabajo bien hecho o no. Pero con el mero hecho de conversar con ustedes no ha sido tiempo perdido, se lo puedo asegurar.

Hay veces que soy borde, cínico, directo, energúmeno, quisquilloso, pesado e irritante. Pero es que yo soy así. También he sido, modestia a parte, servicial lo que he podido, siempre he estado ahí para responder, y aunque me entren paranoias raras algunas ocasiones, soy consciente de que muchos de ustedes me aprecian, y saben que es recíproco.

Yo solo les puedo ofrecer esto que les ofrezco. Ideas y letras, con alguna que otra foto que me hago o que robo del Google y manipulo algunas veces torpemente. No soy rico, ni tengo poder, pero les doy gratis lo que más me gusta de la gente. Les doy verdad. Mi verdad al menos, una verdad de todo a cien, de mercadillo, una verdad bastante extraña a veces, pero ¿quién dijo que teníamos que ser normales?





Gracias.


11 comentarios:

Ana arándanos dijo...

Qué bonito y emotivo post, qué ben nos lo hemos pasado en la casa de mameluco. Yo e alegro mucho de haberte conocido, la verdad es que no recuerdo cómo fue. Sé que el otro día me puse a mirar el post ese que te hice por tu cumpleaños, el del 50x15, y me partía al imaginarte ahí sentado en plan: no te creas que me hace ilusión estar aquí, Carlos Sobera.

Me gusta poder contradecirte en cosas, darte la razón en otras, o hacer hilos de esos que no tienen nada que ver con el post inicial, pero que molan igualmente.

Porque hay gente que dice que se la sudan los comentarios. Pues a mí no, un blog sin comentarios es como ir al chino y no pedir arroz 3 delicias. Y ud. promueve los comentarios, y desde que contesta aquí en vez de en el blog del otro -técnica fotologuera), la cosa va más fluidita, ke no?

Clares dijo...

Yo te conozco desde hace poco, pero para mí eres uno de los mejores amigos del ciber, una persona muy digna de aprecio, llena, como tú mismo dices, de contradicciones, pero con una clarividencia magnífica. Sigo para que te salgan los colores: escribes muy bien y tienes pedagogía para explicar. Encima tienes sentido del humor, ternura... Yo qué sé. Como siga, me emociono yo también. Que enhorabuena y que cumplas muchas más. Y contesta, como dice Ana, a todos los comentarios siempre. Anima un montón el cotarro. Abrazos.

Pilar M Clares dijo...

De anómala a extraño: te comprendo, snif, porque me he leído tu obra completa en un solo post, solidaria me he quedado. Y yo que venía ingenua, virgen, sin saber nada.

Sigue escribiendo, queremos saberlo toooodo jajajaaj

Besos, gusto pasar por aquí.

viajero dijo...

Nada Miguel, solo decirte que a mi me encanta como escribes y lo que escribes, y el sentido que le das a las cosas, y tu ironia, y tu sentido del humor... en fin, que enhorabuena, y que aquí tendrás un lector asiduo de tu blog mientras que lo sigas haciendo.
También le quiero dar la enhorabuena a Ana por sus blogs que descubrí gracias a ti y que sigo tambíen, aunque no le ponga comentarios.
Y amiga Clares, doy fé de lo que dice: nuestro amigo es una persona digna de aprecio, totalmente llena de contradicciones,pero con un corazón tan grande como el, y se lo dice alguien que lo conoce desde "parvulitos" o antes.

Mameluco dijo...

Me van a hacer ustedes llorar y todo, como aquel tio de en el tren viendo una pelí cursi que le salio la lagrimilla y le fijo su colega:

- Tío, tu estás llorando. Y el otro le constestó:
- Habrá sido la carbonilla.
- Pero si este tren es eléctrico.
- Pues habrá sido un electrón.

Pues a mi me pasa lo mismo. Y es que como digo siempre en el fondo soy un sentimental.

Ana Yo tampoco recuerdo muy bien como la conocí, supongo que entraría en su blog de referencia a nivel nacional (si una gota de peloterismo) y así comenzaría todo. Lo importante de la cuestión es que llegáramos a encontrarnos en estas carreteras tan frecuentadas en las que muchas veces -la mayoría-, pasamos desapercibidos los unos de los otros.
Y los comentarios son, como usted dice la base de esto. Porque para escribir ya tenemos en un ordenador ya tenemos el Word y un montonazo de espacio en el disco duro. Pero nosotros, los bloggers (blogueros me recuerda a bingueros), por distintas razones (la mía es una mezcla de exhibicionismo y ganas de interactuar con gente interesante), necesitamos nuestros blogs. Y los blogs sin comentarios es como el cocido sin garbanzos (yo cuando iba al chino pido tallarines y salsa picante).
Y usted me enseño la técnica.
Usted es mi maestra. Yo solo soy Mameluco-shan. Gracias. Y además nuestra conexión virtual llego a ser conexión personal un día de julio en los Madriles; que como moló, Sensei Arándanos.

Clares
Usted exagera conmigo y no me saca los colores ahora mismo porque tengo frío, que si no...
Yo seré un contestón y un respondón, pero usted no se queda corta, Fuensanta, que siempre está ahí leyendo y contestando a todo.
Gracias por todo eso.
Ya sabe que vemos la vida de formas muy similar, pero a la vez la afrontamos de forma muy diferente. De ahí quizás la excelente conexión entre ambos.

Y a Pilar que seguro que tendrá alguna relación con Fuensanta, pues bienvenida. Aquí estamos para lo que guste mandar, menos trabajos físicos o intelectuales demasiado forzados... que de aquí a ná empiezo a estudiar otra vez la oposición...

A Viajero solo le diré que es amigo mío desde que me acuerdo. Que no hace falta que me comente aquí porque me ve por la calle y hablamos de las tonterías que yo escribo aquí. Hemos una tenido infancia en común y nuestra patria no es un terruño ni un trapo, es nuestra infancia, no sé quien lo dijo, pero le voy a borrar la frase. Compartimos lecturas y aprendimos a decir palabrotas en extranjero juntos en el libro "Intercambio con un inglés".
Encantado de que me leas, Manolo.
Y esas contradicciones, siempre las he tenido ¿no? Tú también eres grande.

Mameluco dijo...

Fe de erratas: quería decir (sin una gota de peloterismo), porque es verdad.

Collecter dijo...

Buenas noches Mame...Fantastico y emotivo egolog...ya sabe que soy un sentimental...me quito el sombrero y le saludo....

Mameluco dijo...

Yo también le saludo, querido BipBond. Lo llamo como le conocí hace ya un par de años y pico...

Somos unos sentimentales, si.

¿que le vamos a hacer?

Un abrazo.

Quicus Magnificus dijo...

Soy apenas un recién llegado al mundo mameluquil, pero me alegro que en este paseo cibernético hayas encontrado un hueco cómodo en el que estar a gusto y recibir a las visitas.

15000 puede ser un buen comienzo

anachevere dijo...

Lo de contar palabras en lugar de páginas a mí no me suena tan raro, porque me pagan por palabras. A veces incluso por caracteres con espacios. No me dicen: "mándame una biografía de cinco páginas de Madame de Pompadour", sino "mándame 16.000 caracteres y un par de despieces de 1.500".

Fabuloso tu post-aniversario, Mameluco. Me gusta cómo empezó tu blog, ese texto no lo había leído.

Y qué te voy a decir... Eres la compañía más grata que he encontrado en esto del bloguerío desde que empecé en abril. Leer un comentario tuyo ayer en mi blog fue como volver a casa. Suena cursi, pero es cierto.

Disfruto con tu ironía, con tu lucidez, con tu falta de pretensiones, con tus fotomontajes absurdos y a veces, incluso, con tu pesimismo. Bueno, me repatea ese subtítulo de "casi todo lo de aquí es basura", porque se pasa tres pueblos, pero me aguanto porque esas cosas son parte de tu encanto.

Sé que hay otra gente que no da la cara pero también te lee, como mi amigo Egoitz, por ejemplo.

Así que felices 15.000 y gracias :-)

Mameluco dijo...

No es un comienzo ni un final, es una parada debajo de una árbol a ver el camino Quicus Magnificus. Las visitas son bienvenidas todas, sean nuevas, o sobredamente conocidas, y si son como usted, que comentan, mejor todavía.

Ana Chevere (no es usted nada cursi)
Me va a hacer llorar usted también porque resume perfectamente lo que es mi espacio: falta de pretensiones y pesimismo encapsulado en pequeñas dosis de humor.
Lo de "casi todo lo que aquí es basura" está desde antes del primer post y ya no lo pienso cambiar.
Porque gracias a ustedes esto es como el Carbono. Una cosa negra y que mancha que se convierte en diamante por la Presión y la Temperatura. En este caso la Presión son sus comentarios (y mis respuestas) y la Temperatura es la energía que trasmitimos entre nosotros a través de las palabras, que solo las cuento cuando escribo relatos de menos de 600 para el blog de la Arándanos.
Yo soy de Ciencias, pero no me gustan los números...
Bueno, me gustan los que me harán rico en la Euromillones.

Y sé que hay mucha gente que pasa por aquí sin dejar rastro. Pero son tímidos. La vida es asín, no la he inventado yo.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.