domingo, 29 de mayo de 2011

Pensamientos Únicos



Darle a medias la razón, empeoró la situación…
Maronda (Filósofo de los mecanismos)

Lo de hoy va de pensamientos únicos. A priori, un pensamiento único suena a idea de un genio, a gran descubrimiento o a un chiste muy bueno. Pensamiento único, ¡ja! En realidad el pensamiento único es la tendencia mayoritaria de cualquier grupo gregario, o sea, que deja de ser único –aunque sea el mismo- e incluso muchas veces pensamiento, pues para tener pensamientos, incluso impuros, hay que pensar. Pensar en una cosa tediosa, se lo digo yo, que de eso sé bastante. Soy muy de pensar, tanto en cosas que podrían servir para algo, como en cosas artísticas, o lo que es lo mismo, en cosas que no sirven objetivamente para nada. Estoy perdiendo el hilo, retomo la situación del post. Me comeré media magdalena. 
2 minutos después.
Al final me la he comido entera. Esto va hoy de pensamientos únicos. Se habló bastante hace tiempo de este horrendo concepto aplicado al partido mayoritario más azulón de nuestro regulero espectro político. O sea, que iban a una como Fuente Ovejuna. No lo comprendía en su día y ahora tampoco. Millones de personas pensando lo mismo. ¡Qué horror! Es como ver llover fuego y alegrarse por los fabricantes de extintores, ideas de pato mareao. Ante este monolitismo de derechas surgió la otra corriente, la guay, la del talante. La sociedad española era una balsa de aceite donde cabía todo y a todos, por reducción al absurdo, nos parecía formidable. Bueno, a los que tenían el pensamiento único anteriormente mentado se le erizaban los engominados pelos del cogote. Han pasado los años. La gente se ha dado cuenta de que las cosas no son como las agujetas de las canción, no son de color de rosa –y hasta me viene bien el floripondio para mi símil-. Las cosas son negruzcas, grisáceas o blanco sucio, y entonces de ese caldo de cultivo, como en una placa de Petri, surge la indignación. Unos dicen que si es tarde, otros que más vale tarde que nunca y a otros el Twitter nunca les había dicho nada al respecto. Y entonces viene una revolución. Una revolución rara, donde no hay barricadas, sino tiendas de campaña y la gente se baja jotapegés con consignas de páginas web. No hay sangre. Bueno si, la de los que recibieron palos estilo Gandhi. Muy concienciados tienen que estar con el movimiento por la ausencia de cócteles molotov y demás parafernalia combativa urbana (recordemos la reconversión de minas y astilleros, que no eran revoluciones, eran gente luchando por su pan). César Vidal se equivocaba pues. Ni ETA ni Batasuna ni la madre que los trajo están detrás de todo esto. Eso se lo imaginaba él mientras hablaba con Dios, como su buen amigo Bush. Pero eso es mi mera opinión. Una opinión baladí. Cada cual haga lo que considere oportuno. Pero no me negaran los usuarios de Facebook y Twitter que las últimas semanas han sido la del pensamiento único, la de la repetición de las mismas consignas una y otra vez. Por mucha gente, por mogollón de gente que conoces de unas cosas y otras. Y no me gusta. Ya he dicho que pensar no sienta bien a todo el mundo. Pero ¿qué pasa cuando te dan los pensamientos mascados? ¿no es acaso lo mismo que lo que hacen los partidos políticos a través de sus repetitivos y paupérrimos argumentos?
Me he mostrado escéptico ante la Revolución Española (creía que esa ya había sido en los años de la República –y disuelta por ésta-) y me han llamado desde pesimista –lo soy-, adolescente –afortunadamente no lo soy- o que voy a la contra. No amigos, no. A lo mejor soy yo ahora el que se repite. Creo que digo la misma mierda que siempre he dicho. Ni más ni menos. No todos tenemos que pensar que acampar es guay o necesario. No tienen el monopolio de la indignación los que salen en patuleas a la calle. No.
Ellos están en su derecho. Yo en el mío. Mi pensamiento puede que me lo cuelen en el saco de los desencantados, pero mi desencanto es conocido, reconocido y certificado por notario. Lo soy por lugares comunes, no lo negaré. Odio el capital. Pero no veo que se asusten mucho desde sus atalayas de cemento y cristal por que unos acampen en la Puerta del Sol o donde ellos quieran. Botín reía entre dientes. El que estaba perdido está perdido hoy y las elecciones del 22 de Mayo la ganaron las derechas. Reconocer la perogrullada de la obviedad se convierte quizás en un pesimismo demasiado frontal para la revolución de camping. Estamos en las garras del capital y de los políticos, que no cambiaran una coma de sus leyes por los pataleos. En contrarrevolucionario decir eso, decir una verdad objetiva. Malditos sean el capitalismo, los empresarios y los banqueros, pero per secula seculorum seguirán en su nidos de buitres, jugando con nosotros, su carroña. El estás conmigo o está contra mí se lleva, y sujetos a los que parecía de mal gusto hablar de política ahora piden que votes, que si no ganan los malos. Los malos ganan siempre, porque como en los casinos gana la banca. Mucho eslogan y poca enjundia para unas reivindicaciones que se ajustan a los deseos de todos –los seres de buen corazón-, pero en el fondo amamos nuestro deseo, y no aquello que deseamos… que lo dijo Nietzsche, que no lo digo yo. Más la forma que el contenido. Más el No pasarán que el ¿qué pasa si no pasan? Lo que yo digo, pensamiento único. Utopías desde el sistema no desbarajustan el sistema, pues eso son los grados de libertad del mismo. Eso tampoco lo digo yo, es de las reglas de las fases de Gibbs… si, tengo deformación de conocimientos. Hablo ya en términos termodinámicos, lo cual me empieza a preocupar.

18 comentarios:

Manuel Millán dijo...

Yo no te puedo decir.....

Mameluco dijo...

Yo tampoco... ya he gastado casi todas as palabras...

Diego Luis Urbano Mármol dijo...

Se nota que es usted el lider del anarcoburgues-group&cia.
Que sutileza a la hora de manejar este post político, uno de los mejores que le he leido("la sutileza de su pensamiento le eleva sobre los críticos").
Al final, de aqui a unos días esto va a pasar a la historia como la "gran quedada", no va haber resultado alguno.
Me hace gracia una de las consignas "No hay pan para tanto chorizo" y cuando lo había, quién protestaba; o ellos también mojaban sopas.
Vamos a pasar toda la vida de promesas, y algunas en época de elecciones.
PROMETO:

Amar a Dios y levantar sobre este amor todos mis pensamientos y acciones.
Servir a mi Patria y procurar la unidad entre sus tierras y entre sus hombres.
Hacer de mi vida, con alegría y humildad, un acto permanente de servicio.
Sentir la responsabilidad de ser español dentro de la necesaria comunidad de los pueblos.
Recordar que el estudio y el trabajo constituyen mi aportación personal a la empresa común.
Vivir en hermandad con mis camaradas y ser sobrio en el uso de mis derechos y generoso en el cumplimiento de mis deberes.
Defender la justicia y luchar por imponerla aunque su triunfo signifique mayor sacrificio para mí.
Afirmar la libertad en cada hombre, sometiendo la mía al imperio de la norma justa y al respeto a mis superiores.
Mantener dignamente mi condición de joven y aceptar con gratitud la enseñanza de los mayores.
Honrar con la lealtad de mi conducta la memoria de todos los que ofrecieron su vida por una España mejor.
Perseverar y conservar frescas en la memoria cada mañana las anteriores afirmaciones, para sentirme activo en el seno de la Organización Juvenil Española.

Mameluco dijo...

Vale quien sirve, joven flecha Diego Luis.

ALBERTO GAY HEREDIA dijo...

Prietas las filas,
recias, marciales,
nuestra escuadras van
cara al mañana
que nos promete
Patria, Justicia y Pan.

Yo también serví pero no valgo. Bastantes pesebres se han quedado vacios y van a seguir quedándose.Tranquilos, ya hay una pleyade dispuestos/as a ocuparlos dignamente.

Seguirá habiendo pan para tanto chorizo, por desgracia.

Mameluco dijo...

Yo soy totalmente de época transicional (nací hace casi 35) y la O.J.E. era un edificio y no una organización, ajajaja...

En los pesebres y cubiles las bestias esperan para seguir o ser relevados por otras. El eterno sin vivir. El eterno lampedismo. Todo cambia para que siga igualico, igualico que el difunto de su agüelico, que le decían a Agamenon.

Mameluco dijo...

Y pan... pan hay para hartarnos. Aunque nos quedemos con hambre.

Miguel Ángel López dijo...

Pienso que tiene usted razón... Y por ello voy a unificar mi pensamiento con el suyo... No, es broma. Comenzaré diciendo que siempre me he considerado un ateo total, o sea, que no creía ni en Dio$, ni en la tele, ni en el sagrado automóvil, ni en esa entelequia denominada "yo", aquí también conocida como "mis cojones" o "a mi nadie me da por culo". Se que todo esto es muy complicado, me devano los sesos, pensando hacía dónde va todo, a quien interesa, que puede haber detrás o delante, y sin embargo he sido un iluso durante un instante... Que le vamos a hacer. En el fondo, ardo en deseos de que algo suceda. He querido creer y he perdido. Como usted dice gana la banca. Game over. Ya sólo soñaré con convertirme en bomba de hidrógeno y estallar.

Mameluco dijo...

Miguel Angel, su esperanza ya es mayor que la mía, que soy ateo y además no espero que ocurra nada así a nivel global a nivel de mejoras...
No se puede creer en cosas masivas, porque al final se te queda cara de tontaco.

Mejor se convierte en un ser superior que en una bomba H... es más fácil.

Mobesse dijo...

Pensar en si esto tiene o no futuro es una tontería. Si no existe el futuro ¿para qué formular esta pregunta? Y qué más da. ¿Se le ocurrió a alguien la idea o apareció espontáneamente la cosa? Entonces, ¿por qué no?
Por ser adicto al pensamiento único mameluco, yo también desconfié de todo el movimiento 15-M, pero lo apoyé; me dio por ahí. "Coño, a ver qué pasa" Otro descreído, Agustí García Calvo, ha ido a hablarles a los acampados de Sol. ¿Tendrá huevos a decirles que no hay Futuro, que no pidan cambios, que el sistema cambia constantemente para quedarse siempre igual? Los ha tenido. GC ha visto lo que he visto yo y otras muchas personas, que ha sido un movimiento inesperado, espontáneo, distinto a todo lo que hay, da abajo y les ha dado las gracias. ¿Es el principio de algo nuevo? ¿Morirá bellamente como la rosa o acuchillado como el cerdo? No me preocupa. Lo que sí sé es que al sistema le interesa mucho mantener la Fe de que no se puede cambiar, de que ha sido así siempre y así lo será. Y esa Fe si que la tienen ustedes. Por otra parte llamarle a la multitud de ocurrencias, paridas, perlas, y una gradación casi infinita de opiniones sobre el asunto, "pensamiento único" es de miopes recalcitrantes. Si todo lo que se diga es pensamiento único, entonces no hay pensamiento único, hay pensamiento. Que el pensamiento es un vapor que desprende el animal humano, y que dinero y futuro no existen. Vale. Pero el Capital con la creencia en esta nonada, consigue que a una familia la pongan en la calle de la noche a la mañana. Y ese sufrimiento no es mental.

Mameluco dijo...

Si hay futuro. Eso es el problema, porque si no hubiese ¿a nosotros qué? ¡Mejor!
Los pensamientos únicos son lo de las grandes corrientes. Esto se ha convertido en una repetición de consignas.
A mí, personalmente, me da igual quien se adhiera a un movimiento tal o no. Cada cual es medianamente libre de hacer lo que quiera.
El sistema es inamovible, aunque usted invoque al mismo Krishnamurti, Mobesse, porque solo puede cambiar a costa de una revolución de verdad, pero de las de sangre derramada e imposición de una nueva hegemonía fuerte. Lo fuerte suele ser impuesto.
Nadie es lo suficientemente valiente, o coherente, o yo que sé para cambiar las cosas. Pero no matices, florituras y brindis al sol. Cambiarlo de verdad.
Yo me declaro incompetente. Yo me rendí, debería saberlo usted. Quizás otros no lo hagan, pero las cosas se hacen bien o no se hacen. Eso de bien o mal depende de cada uno, de ahí la motivación.
La panacea de la movilización social como medio de cambio si que es una fe, una utopía. Y si nos ponemos utópicos yo quiero la nacionalización de todo y los banqueros colgados con las entrañas ardiendo. Y que desaparezcan todos los partidos. Y la democracia. Todos tan buenos que nos regiríamos por la razón.

Yo tengo confianza en algunas cosas, no creo en nada. Lo que se demuestra no se cree, se procesa. Dudo que las consignas repetidas ad auseam en twitter y repetidas por personas que antes solo hablaban de tonterías, música y complementos sea una cosa meditada por muchos.

Yo siempre hablo a nivel mental. No soy un hombre de acción, cual ideal de don Pío Baroja.
Yo solo sé que trabajo por una miseria. Pero no me voy de acampadas.

Pero si a usted le gusta que yo tenga fe en el Lampedusismo, si soy CREYENTE. (Aunque odie esas dos palabras más que muchas cosas)

Anónimo dijo...

"Yo tengo confianza en algunas cosas, no creo en nada". Hacia tiempo que no oía nada que dijera tanto en tan pocas palabras.

Agustín García Calvo es un corredor de fondo, un creyente... el 15M tendría que haber ido a su casa, no él al campamento. Seguramente mucha gente de Sol ni sabía quien era, y ese es el problema.

También creo que cualquier movimiento que implique a una cantidad importante de gente cae en la unicidad de pensamiento... aunque solo sea por una cuestión logística.

Cris

Mameluco dijo...

Ahí es donde yo quería ir a parar, Cris. La masa y su organización: precisamente porque cada uno somos de nuestro padre y de nuestra madre, la masa unifica el mensaje, el pensamiento. Si todos fueran como yo no habrían durado ni un segundo en las concentraciones.
Eso no parece entenderlo mucha gente cuando lo digo.
Enlaces de facebook que lo linkeaban hasta 50 amigos me dice bastante.
Los días anteriores a las urnas -y esto no tiene que ver con DRY- hubo gente que forzó la máquina para que todo el mundo votara, y te tachaban de de todo si no lo hacías. Yo ya dije hace 3 años y medio que no volvería a votar. Así que los que me conocen no sé de que se extrañan. La gente se alegra mucho de la pretendida concienciación, pero lo que he descubierto es gente que no sabía ni los conceptos políticos más básicos. Y no eran precisamente jovenzuelos. Y lo ponían como si hubiesen descubierto las Américas... Lo indignante es que los indignados no lo estuviesen antes. Y muchos parecen Saulo camino de Damasco.
En fin.

lobech dijo...

para una persona lúcida (o lucida) que hay en España y va y no vota. eso es que no hay remedio o alternativa
yo elegí votar por correo para poder votar en blanco. ¿que no sirve para nada? nada sirve para nada, puñetas
se aprende mucho más leyendo uno de sus comentarios que en muchas horas de universidad.
eso por no decir que es una de las pocas personas vivas capaz de manejar una tilde y una subordinada
a sus pies

Anónimo dijo...

Exacto. Mucha gente no conoce ni los conceptos políticos más básicos, por eso mismo decía que eran ellos los que tenían que ir a García Calvo, no él a ellos. Les hace gracia el berrinche, pero como dices lo indignante es que no estuvieran indignados hace tiempo... existen plataformas que llevan años con este tema, y gente que se pasea tan ufana ahora por los acampados hace dos días me miraban raro cuando sacaba el tema de Attac o similar.

Además somos cobardes. La coherencia se diluye tan pronto como ves que tienes algo que perder.

Y como siempre sucede, no disientas.

Cris

Mameluco dijo...

Ni soy lúcido, ni mucho menos lucido.
Digo lo que pienso, que ya es bastante. Pero no pienso en subordinadas ni nada de eso cuando escribo, pues ignoro -o sea, no sé demasiado- lo que es la gramática y todas estas cosas. Aún recuerdo con cierta gracia mi 3 en Lengua Española en Selectividad.
Hay millones de personas que escriben mejor que yo. El amateurismo me mantiene un poco despierto, pero después caigo en el sopor de la actividad nula.

Gracias de todas formas, Lobech

Mobesse dijo...

Mameluco, ya sabes que estamos de acuerdo en muchas cosas. Lo que me descorazona es que arremetas contra una gente que se lanzó a la calle espontáneamente, cabreados con lo que les salía todos los días en el telediario. ¿Crees que a mi no me parecen ingenuidades, errores y ecos muchas de las cosas que dicen y escriben? ¿Crees que García Calvo, que se ha pasado la vida atacando la fe en el Poder, que dice que no es posible la democracia porque el pueblo no puede gobernar sin dejar de ser pueblo, lo van a engañar con cuatro frases poéticas o ingeniosas? ¿Crees (aprovecho) que Krishnamurti, al que has sacado no sé por qué, es un gurú espiritual con un mensaje hippi? Dices que no hay solución, pero no sé a qué problema. Porque problemas hay muchos desde los más particularmente psíquicos, pasando por los sociopolíticos hasta los más concretos como el llenar la tripa cada día. Me parece bien que destripes a los banqueros, pero a estos pobres que protestan cada uno como sabe o como le enseñaron en el jardín de infancia contra los mismos banqueros, no los trates mal; sú único pecado es no ser tan viejos como yo o tan despiertos como tú.
Además, Migue, que eso del pensamiento único es una frasecita salida de Arriba para no sé qué.

Mameluco dijo...

Yo no arremeto contra nadie de la #spanishrevolution, Fernando.
Puedo decir lo que pienso, lo inútil que me parece todo, pero eso no es nuevo. Lo he discutido con Fuensanta y contigo muchas veces antes de esto. Lo de la movilización de masas.

Mis enemigos son otros. Que no comparta las formas y solo someramente el fondo no los convierte en mis blancos.
Que han sido muy pesado -sobre todo algunos- en las redes sociales, desde luego. Y todos poniendo el mismo enlace. Al unísono. Yo después no sé lo que se hablaba en la calle o en las concentraciones, porque yo no he ido. Y en mi pueblo no ha habido. Me da igual. Que me de igual a mí no significa nada.
Problemas hay muchos. La banca, el capital y los partidos políticos. Eso son problemas concretos, que erradicaría de un plumazo y sin divagaciones. Después vendía una anarquía, que no una acracia, porque la gente necesita ventrílocuos. He ahí los problemas. La solución no la tengo. Si la tuviese la daba, desde luego.

No hay que tratar a los jóvenes bien solo porque sean jóvenes y a los viejos porque sean viejos. Tratar bien me refiero con lisonjas.
Yo no soy para nada despierto, cualquiera de las acampadas son más espabilaos. Yo soy taciturno, reduccionista, pesimista e infeliz. Esa es la verdad. Mi pensamiento crítico no trata de hacer mal a nadie, simplemente que piensen. A los que hago pensar es que piensan como yo, y los que no convenzo es porque aún creen en algo.
Y eso no está mal.
Pero mis 13 años de universidad me han servido para saber que se puede gastar mucho tiempo y esfuerzo por una subida de tasas de 18 euros simplemente porque creas que estás salvando a la Humanidad. Y es eso que dice Friedrich.. nos gusta más el deseo que lo que deseamos. Nos guata más el como que el por qué y el cuando.
Yo trato mal.

Hombre, y lo de pensamiento único es no es nada nuevo. Marcuse ya lo decía hace tiempo. Y no creo que ese señor fuese un adocenado.

Pero como siempre las opiniones son diferentes. Pero piense una cosa, amigo mío, como Groucho no pertenecería a un club que me admitieran como socio, jajaja...

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.