sábado, 14 de agosto de 2010

Cuento de la mosquita muerta


Érase una vez que se era,

una mosquita verde

que era tan delicada

y primorosa

que solo picaba

en las mierdas de los

niños más guapos del barrio.

Un día, desobedeciendo

a su mamá mosca,

rebasó los límites del descampado

donde la mosquita

vivía feliz,

pero intrigada por saber

que se hallaba

a la vuelta de la esquina.

Vio tiendas de golosinas

y una parada del rojo

autobús 33.

Una pescadería,

donde sus semejantes

se paseaban por los ojos muertos del pescado.

Un mojón de acre olor

que no probó,

por estar lleno de moscas corrientes,

sin la panza verde de la mosquita,

ni azul, tan siquiera.

Llegó al final de la calle

y quiso continuar.

Cuando llevaba un rato volando

entre árboles nuevos

y desconocidas farolas,

una luz violeta

la invocó,

y nuestra mosca,

nuestra mosquita verde

como la esperanza,

hipnotizada por el color y el zumbido,

se precipitó

a un extraño lugar enrejado.

La mosquita murió

electrocutada

cayendo sobre la sopa

de un señor con bisoñé.

Nuestra mosca, verde,

nuestra querida mosquita,

muerta.

Fin


Villa Merino, 10 de Agosto de 2005

7 comentarios:

Diego Luis Urbano Mármol dijo...

A que la mosca se llamaba: Juana Salvadora Mosca.

El hombre invisible dijo...

Pero la mosca se arriesgó a vivir nuevas experiencias. Ninguna de las otras lo hizo y aunque aguantara un poco más vivieron menos que ella.

Mameluco dijo...

Se llamaba Pitita.

Morir por arriesgarse es un concepto incógnito para mí, Ubé. Prefiero la muerte premeditada.

BlasCri dijo...

A un panal de rica miel
dos mil moscas acudieron,
que por golosas murieron,
en la sopa de un burgués.

Otra dentro de un pastel
enterró su golosina.

Así, si bien se examina,
de aquesta absurda manera
cayó la mosca cojonera
por curiosa y libertina.

Mameluco dijo...

Vosotras, las familiares,
inevitables golosas,
vosotras, moscas vulgares,
me evocáis todas las cosas.
Don Antonio.

Blascriadov es un mosquito,
pero es no de cualquier tipo
es uno de esos que ronda bares
y entre barricas de vino

que vuela con su guitarra
que zumba con su zambomba
que molesta al anarcomameluco
con su roja vena cantautora

Un humilde servidor.

tonapou dijo...

im-presionante

Mameluco dijo...

Gra-cias To-na

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.