viernes, 25 de diciembre de 2009

Cancion Triste de Navidad


Hay gente que odia la Navidad. A pesar de mi misantropía galopante y mi evidente falta de fe en el cumpleaños de Jesús -ito de mi vida, eres niño como yo- no odio estas fiestas, no es que me disloquen como antaño, pero bueno, son pasables. Llueve estos días, hace una buena temperatura para mantenerme espabilado y esas cosas altamente recomendables para estudiar. Pero ¿saben qué? Estoy tristón esta noche. No sabría explicar el por qué, y tampoco quiero explicarles lo que intuyo que es, pues hasta los exhibicionistas emocionales como yo tenemos un límite. Es el espíritu de las Navidades Pasadas que susurra al oído cosas que enterré en mi memoria, cual un Scrooge cualquiera, como un rácano de los sentimientos, que al final en su frío pecho atolondrado, nota que bombea otra vez sangre el corazón dormido, y activa las sinapsis que alguna vez funcionaron e hibernaban. O acaso me autoengaño (el peor de los delitos, penado en mi caso con la muerte en vida) y la primavera agostada, cubierta por el otoño gris y el blanco invierno, es my real me, la cosa loca que soy, anda, deglute y defeca. Me da cosa ya hablar de mis cosas, de mis auténticas cosas, en este blog verde manzana de mis entretelas, pues quizá tiene demasiada difusión a mi alrededor… Yo aquí quiero ser Mameluco y no Miguel, siendo el mismo y no siéndolo. Un espejo de feria que alarga los defectos y adelgaza las gracias, incluso las grasas, a golpe de Fireworks.

Lo agradable me rasga como si fueran cristales machacados en un trago de cicuta. El pasado que tenía férrea pátina ha recibido el Netol del recuerdo, y lo contundente de los vestigios han licuado mi espíritu navideño, entre ensoñaciones y pesadillas.

No, espectro de las Navidades Futuras, no quiero ver la fría losa con mi nombre tallado en letra Sütterlin por el mismo Oskar Matzerath Bromski, ya crecido. Ni ver que la vida que no tenía sentido, efectivamente no lo tenía. Fantasma del Presente llévame de tu mano al sueño y guíame por la senda de la predestinación. En mi caso, una cuerda floja, de tela de araña vieja, vieja la tela y vieja la araña, con un colchón de riscos puntiagudos esperando abajo. Pero condúceme bien y llévame por la sombra. Haz que solo vea como un borrico, lo recto. No me disipes en recuerdos estériles, en retazos grapados a mis vísceras. ¡Oh, ectoplásmico ser de la Tinieblas, haz que todo siga como hasta ahora, pues si me encuentro piedras en el camino, por muy pequeñas que sean, descarrilaré…!

To be continued.

6 comentarios:

Clares dijo...

Lo que nunca pierdes es el sentido del humor, y haces bien, porque cuando eso se pierde, estamos acabados. Yo creo que estamos vivos mientras nos reímos, porque llorar y lamentarse lo hacen hasta los espectros, pero reírse, ay, eso es otra cosa. Has escrito un precioso texto, aunque ya me dirás luego que no, no se crea, Clares, no es tan bueno, es sólo exhibicionismo sentimental, etc., que te conozco, que pareces chino en eso y no un cordobés inteligente y socarrón. Un abrazo, y mucho ánimo para estudiar y para soportar a todos esos espíritus navideños, que dan un por saco que no veas. Todos tenemos los nuestros.

Mameluco dijo...

Yo siempre digo (soy repetitivo, jejeje) que el humor me salvó la vida en su momento. Ahora dulcifica las aristas del acontecer diario. Si le digo la verdad, no sé si me gusta el texto o no, pero es tan mío -de los de antes- que me da cierto repelús. Pero creo que es "tiricia" buena, no sé si me entiende.

Los espectros navideños... si, como los turrones que sobran de una año para otro, todos tenemos muertos en el armario.

PMM dijo...

Es cierto que el texto es como los da ntes, pero es que la Navidad es época inevitable de recuerdos, Mameluco. Ahora, siéntate ante el texto otra vez, y léelo como si no lo hubieras escrito tú, y verás que pide seguir hacia adelante, no sé si consciente o inconscientemente, así que como dice Clares, sonríe o ríete, mejor. Biquiños.

Mameluco dijo...

Si yo reír me río.
Cuando pasen unos meses podré leer el texto como si lo hubiese escrito otro.
El día que no pueda seguir adelante me pararé y ya está... tampoco es tan grave, jejeje...
Pero la cuestión es que he recordado cosas por otra serie de motivos ajenos a la Navidad y próximos a la técnica.

Antonio Cabrera dijo...

Es difícil, leyéndote tantos castreños, qué puedas ser sólamente Mameluco aquí.

Colega, que me hago un jaleo con los gadtest estos, qué no se configurar bien el blogspot¡¡¡¡ Voi a acabar por editar en dreamweaver qué es más simple i copiar i pegar....

Mameluco dijo...

Lo vas a tener crudo, Cabrera, como quieras copiar y pegar en plantillas para hacer el blog...
Es la cosa más fácil del mundo, leches.

Es al revés lo que quiero decir. No quiero ser Miguel en el blog. Mameluco en Castro, ¡pues claro!

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.