jueves, 1 de octubre de 2009

Otoño sobre ruedas


Si, amigos míos, estoy más perdido que el barco el arroz. La vorágine, con momentos de gratas calmas, en los que se ha visto inmersa mi existencia posterga para luego el sagrado deber de todo blogger, y es el que no pase una semana sin actualizar. No sé que contarles. Bueno, hoy he aprobado el carnet de conducir. A la segunda, que no está nada mal, sobre todo como estaba hace unas dos semanas. El torpe ha dejado paso al eficaz, pero tampoco crean que para echar cohetes mi forma de conducir. Eso si, cuando mi profesor, Antonio Camacho, ejemplo de profesor con infinita paciencia y buena gente, me dijo que estaba aprobado me he puesto más contento que cuando aprobé la carrera, y es que yo pensaba que esto se iba a eternizar de la manera acostumbrada, convirtiéndose en un quiste añoso y perjudicial en tiempos de oposiciones. Muy al revés ha sido la demostración de que puedo hacer cosas bien sin ponerme nervioso. Pero claro, no me jugaba el pan del mañana…

Aparte de eso, de academias y viajes (el domingo visité la Alhambra por primera vez desde que tenía 10 u 11 años) el tiempo pasa, como pasó el día de mi santo, San Miguel, que vino con un veranillo del membrillo, con sus aguas y todo, para ver, si al fin, el otoño se instala en nuestro tiempo y en nuestras mentes…

El otoño, como toda estación, es un estado mental, aparte de unos meses, una meteorología específica y el despliegue de los colores más bonitos del mundo. Otoño es vida lenta, pausada, ralentizada por el leve adormecimiento de las conexiones sinápticas. Que nos amodorramos, vaya. Que nos da sueño, melancolía, un poco de tristeza y una perrera de padre y muy señor mío. Como la que yo tengo para escribir. Soy plenamente consciente de que este escrito es un poco truño, una cosa para salir del paso, pero ¿qué quieren que les diga? Estoy otoñal. O lo que es lo mismo, vago.

10 comentarios:

mobesse dijo...

No se puede ser siempre excelso. Los blogs son así. El mío lleva meses encerrado; seguro que hasta huele.

No seré yo quien diga que el otoño no existe. Sí que hay un cambio astronómico, climático, etc., pero que ese cambio nos produzca a todos los mismos efectos, es otra cosa. Culturalmente es como dices.
Los chinos (siempre los chinos) tienen cinco estaciones. Precisamente estamos en esa quinta que nos falta. Se extiende desde el final del verano hasta el otoño-otoño. Hasta que no sepa cómo caracterizan los chinos a esta estación no puedo sentir nada. De momento me pondré melancólico, tristón. Y vago.

Mameluco dijo...

No soy negacionista del cambio climático, querido Mobesse, y aunque haya rarezas climáticas, siempre será otoño cuando llegue octubre, porque tal como seguimos hablando en pesetas y duros, el fall, que le dicen los hijos de la Gran Bretaña, estará siempre.

Los chinos tienen una estación que se llama entretiempo en El Corte Inglés. Los australianos quisieron poner una entre la primavera y el verano, pero yo que sé, en las Españas cuando no te asas y no se te congelan las gónadas, es que es otoño o primavera, jajajaja. Y en primavera es cuando me pongo peor de la cabeza, así que estaremos en otoño.

Clares dijo...

Confirmo, amigo Mameluco, que estamos en otoño, que tiene, item sic, mala rima, pero que es mi estación preferida, después de la de Atocha.
Enhorabuena, amigo conductor. Nunca volverás a ser el mismo, ya lo sabes. Ahora te puedes cabrear y todo cuando alguien te haga un mal quiebre en la carretera, con todo el derecho del mundo, no como un copiloto despistado y confianzudo. A partir de aquí, conduces tu propia vida.
Ponte como las neuronas te den a entender, pero escribe, hombre, que eso es parte de la melancolía otoñal.
Un abrazo

Mameluco dijo...

¡Ay!Clares tantos años teniendo chófer tirados por la borda.
Pero seguiré siendo el mismo, si es que se puede. Aún con carnet sigue siendo otoño...

Mis neuronas están cansadas, pero con el buen síntoma de que es porque hago cosas. Antes estaba cansado sin hacer nada (¡cuanto lo echo de menos!). Escribiré lo que pueda cuando alcance mi ritmo normal de opositor.

La semana que viene resérvenme una tarde-noche, que voy a Murcia para casi toda la semana. Ya concretamos.

El hombre invisible dijo...

Yo no me fío. Si El Corte Inglés no me confirma que estamos en otoño pues no me lo creo. Los miembros de la Iglesia Elcorteinglesiana somos así de fanáticos, don Miguel.

Anónimo dijo...

Antonio Camacho buena gente ademas un tio con peso, y fue un buen Alcalde es que los Camacho son buenas gente ahi tenemos Marcelino el Mandela español, gracia Miguel te estaba esperando eres un mostruos no lo tomes a mal es como decia Machado en el buen sentido de la palabra.

Antonio Cabrera dijo...

Enhorabuena Miguel, ya nos puedes llevar este año al chalé del pintor cuando vayamos a tocar¡¡!!

YO también pensaba que sería el más torpe del mundo para manejar un auto, por eso no me lo saqué hasta los veintisiete, i ahora mírame, manejo mi auto sin mayor complicación, no es un torpeza extrema, eso sí, aparcar lo dejo para otros....

Y es cierto, tengo más sueño ahora en otoño, más ganas de acostarme antes.... Qué cosas no.

PMM dijo...

Enhorabuena Mameluco ¿ves como no ha sido para tanto? Ahora a disfrutar del otoño, meláncolico o no, el caso es difrutar.

Mameluco dijo...

Siento el retraso, amigos.

Querido Anónimo, por lo que me comenta ya se quien es usted, aunque no me pronuncio para seguir con esto del anonimato.

Antonio Camacho es muy bueno.
Eso de Marcelino como el Nelson Mandela español es muy bueno... ¿por qué no es Mandela el Marcelino sudafricano?... jejeje.

Ay! Cabrera, veremos a ver si este año puedo disfrutar de la Aurora con plenitud...
Que fastidio de oposiciones... y eso que ni siquiera he empezado.

Lo de conducir supongo que será como todo, pero no me creo que tenga el carnet aún.

Bueno, Pilar, no ha sido para tanto pero ha dado para mucho... los ajetreos me pueden... y eso del coche ha sido un trajín. Procuraré aprovechar el otoño... estudiando, buffff!

Anónimo dijo...

miguel estoy aprendiendo todavia no manejo bien estos trasto yo tu ya sabe me eduque con la enciglopedia Alvarez ,y con todo esocreo que he llegado a un sitio que nunca esperaba un analfabeto como yo eres buena gente.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.