lunes, 21 de septiembre de 2009

Oposiciones y Comida China


Suena un hip hop en mandarín mientras en mi boca cruje el wan-ton. Noche solo en la ciudad. Espero la inminencia de mi primer viaje a La Zubia, sitio al que solo tengo algunas nociones virtuales de cómo llegar. El rap chino es hipnótico. Recuerdo cuando en el Ruian Fian (frente a la cárcel de Granada y nuestro segundo hogar durante años) solo sonaban versiones de Roxette y música ligera en ese idioma ininteligible para mi. Es curioso -pienso para mí- que 1300 millones de personas entiendan este galimatías, pero los idiomas nunca fueron lo mío. Por delante de los tallarines con pollo se pasa no mi pasado, sino mi futuro, lleno de horas estudiando y de viajes en autobús. Lucho contra la adversidad de mis propias inclinaciones naturales de la ley del mínimo esfuerzo, decreto natural por el que se rigen todos los sistemas termodinámicos del mundo, y que gracias al capitalismo (cosa de protestantes) y su terrible amor al trabajo sea inútil explicar que el laborar no dignifica, sino que te embrutece, que te envilece y que ni Dios te lo agradece. Pero disquisiciones anarcoburguesas mías –embrollos mentales de insignificante proporción- aparte, la verdad es que me he decidido a mañana ir a la Academia, a ver lo que se cuece. Siendo egoista conmigo mismo me va a dar igual que mi mente sufre los embates del temario o mi cuerpo los rigores de las travesías a Granada, si después como premio me dan la ocasión de aguantar a unos canallas púberes y adolescentes que seguramente me sacarán de quicio, pero con un sueldo, como el Nescafé, para toda la vida. Voy a intentarlo ¡vive Dios! A este cerdo agridulce pongo por testigo que -más tarde o más temprano- voy a ser FUNCIONARIO. Mientras las neuronas siguen en su excitación tras tan inspirada elucubración, pido la cuenta, digo que no al chupito de licor chino de productos de la huerta -soy casi abstemio- y me quedo con los dos chicles de regalo con sabor a Piña Colada.
Salgo de la Casa de Manjares directo a mi casa. La que vuelve a ser mi casa tras dos años de ausencia.

Actualización al día de hoy:
Conseguir llegar a La Zubia, villa próxima a Granada y calculé que no era necesario levantarse a las 6 menos 10 de la mañana. Aparte no dormí casi aquella noche. En la academia no me explicaron a grandes rasgos nada que yo no supiera, pero los detalles, pequeños detalles que separan el auge de la caída. Por eso voy allí, a que las sutilezas que no entrar en mis ejes de coordenadas por considerarlos insignificantes -en definitiva soy una persona basta, vasta, aunque sensible- sean parte de mi elenco de armas cargadas de futuro. Es horrible estar sentado allí 5 horas y pico. Mis piernas sufren. Solo es físico. Puedo estar escuchando mucho rato. Pero las hormigas a subir por mis piernas. Creo que es del pantalón o algo. La próxima vez voy con chándal.
Por mi lozanía y hermosura nadie me confundiría con un yonki…

18 comentarios:

PMM dijo...

Pues no creo que sea una buena combinación. Yo tuve uan profesora uan vez que siempre nos decía que en época de exámenes, o sea, de esfuerzo mental intenso, mucho plátano y cereales. Y oye, por intentarlo que no sea ¿no? Alimento para el cerebro.

Mameluco dijo...

No, si comida china como muy poca Pilar, pero es que desarrolle el esquema de mi futuro en un chino, cenando solo, el viernes pasado; de ahí el título del post.
En la época de exámenes a mi se me quita el hambre y me da cagalera (sic), pero el müesli de Kellog's (no se como se llama, pero ha de ser Kellog´s original porque soy un sibarita) es imprescindible.

Clares dijo...

Pues yo me pongo en plan mamá tonta y te aconsejo: cuídate mucho, pero que mucho, para llegar a las oposiciones en buena forma física, porque de algún modo influye en la forma mental, la cual tú tienes bien viva y preparada, a pesar de lo cual, ya te digo, una buena alimentación y un poquillo de ejercicio ayudan mucho. Es verdad lo que dices, los trucos, las sutilezas, son importantes. Incluso una buena disposición psicológica. No te reprocho lo del chino, a mí me encanta la comida oriental en general. No es mala, sino más bien sana, me parece.

Anónimo dijo...

miguel te gusta la comida china tiene buen gusto, y buen apetito.

Mameluco dijo...

No se hasta que punto será la máxima clásica Mens sana in corpore sano, Clares, pues mi mente ahora anda a flote (por el momento), pero mi cuerpo está cada vez más ranqueante. Pero en el campo he mejorado mucho, sobre todo de dolores. Andar descalzo y llevar ropas apenas es bueno.
No sé que me deparará el futuro. Mi alimentación es más o menos correcta porque la lleva mi mamá, aunque yo tenga veleidades de otro estilo. Y a dieta no me puedo poner porque estudiar pasando hambre me produciría más ansiedad de la recomendable.
Lo del ejercicio me lo estoy planteando -las personas que me conocen bien se están echando las manos a la cabeza si leen esto-, pero es que creo que lo voy necesitando...

Si, señor Anónimo me encanta la comida china, y suelo tener buen apetito. También suelo tener buen gusto (como buen anarcoburgués, soy sibarita en la medida de lo posible). Pero creo que la comida china no es demasiado sana. Me gusta demasiado como para que sea saludable, jajajajaja.

Raccord dijo...

La hostia, vuelves a la carga! Esta vez será la buena. Ningún plan trazado en un restaurante chino ha fracasado jamás (?).

El trabajo (al menos en la empresa privada, que es del que puedo hablar) es tal y como lo pintas: embrutece, envilece y ni Dios te lo agradece. No sabes lo estúpido que me siento por haber traicionado mis principios anarcoburgueses y haber abrazado el feudalismo. Bueno, en mi caso, dejar que se corriera en mi cara.

Tengo planeado dedicarle al menos un post a este largo paréntesis en el que casi me cargo mi vida social, sensibilidad e independencia. No le interesará a nadie, pero necesito desahogarme.

Ya me contarás cuándo son las oposiciones y eso que dices de hacer ejercicio (!!!), es inspirador verte tan valiente y emprendedor. Joder, si hasta me han entrado ganas de dejar de fumar.

P.D: Exijo un post sobre tu verano en la Arcadia, andando descalzo y medio en cueros y reflexionando bajo las encinas.

El hombre invisible dijo...

Sí señor, un buen plan de futuro: FUNCIONARIO. Como el que le escribe invisiblemente. Al final, somos lo único que funciona en este país, al menos, nominalmente.

Suerte!

(que me suerte la mano, hombre)

Mameluco dijo...

Raccord, a lo mejor lo que dice es verdad. A las triadas que deciden todo en tales restaurantes no les va mal.
Abrazar el feudalismo es una cosa dura, sobre todo cuando se es joven, pero los anarcoburgueses -like us- supongo que hemos de sacrificar las gachas por los cuscurrones, como dicen en mi pueblo. Ya sabe que lo nuestro es una cosa más bien introspectiva.

Ya contaré mi vida pastoril, sin encinas, eso si, y bajo techado.

Funcionar nominalmente en tiempos del crack del 2009 es wonderfuloso, Invisible.Funcionario es una palabra que al español hace hervir la sangre, jajaja.

No le suerto que se escapa.

Clares dijo...

Vamos a ver, yo no digo que hagas deporte, que eso también envilece el espíritu, sino que hagas ejercicio físico razonable. Para mí razonable quiere decir que tenga algún sentido, por ejemplo, caminar, pasear a buen paso, jugar a algo que te guste sin competición ni nada de eso. Yo hago tai chi porque me gusta y me tranquiliza, pero no creo que sea exactamente hacer deporte. Es moverse razonablemente, sin ansia ni preocupación. Así me lo tomo yo.

Mameluco dijo...

Yo no he dicho deporte, Fuensanta.Digo que voy a hacer ejercicio (moverme algo). No, si el deporte ya sé que es muy malo, y como decía Francisco Ayala cuando le preguntaron porque había llegado a los 100: Porque nunca hice deporte. Jajaja

A mi no hay actividad física que me distraiga. Pasear me aburre, pero tendré que hacerlo para poder estar sentado 8 horas en una silla.

A mi me gustaba jugar al ping pong, pero lo dejé porque era muy competitivo. (Es verdad, no es broma). Ahora solo subo escaleras.

raskolnikoff dijo...

joder si me alegro de su vuelta y de su espíritu, compadre. No sabe cuanto.

Espero que entre Wantuns fritos y pollos konpao saque su practico y su oposicion y pueda dedicarse a tocarse las narices de mañana y deleitarnos de tarde noche.

Tengo acceso a internet una hora a la semana pero la aprovechare para leer su biblia pagana, cuidese y un fuerte abrazo

Mameluco dijo...

Rasko eso de biblia pagana me ha llegado muy dentro.
A ver si se cumplen todas las espectativas.

Oiga y eso de solo una hora de internet a la semana ¿por qué es? ¿está castigado? ¿O esta en su huerto todo el día?

Abrazos clásicos

Ana arándanos dijo...

Cerdo agridulce, aggg

Mameluco dijo...

Ana agggg ¿es bueno o malo? ¿Es estilo Homer? Eso espero. Jajaja

raskolnikoff dijo...

me he puesto a estudiar Ingeniería jajaja, a mis años. Vivo con 3 amigos en una pocilg.... digo en un piso de estudiantes sin wifis ni ostias de esas y no tengo tiempo material ni cobertura.

Pero saco ratillos sueltos por donde puedo, como ahora.

Cuidese,

La del Planeta dijo...

Estudie usted mucho, hágase usted un hombre de provecho y aprovéchese.
Me alegra saber que en el futuro habrá profesores como usted y otr@s tant@s amig@s de l@s que estoy rodeada...
Besos.

Anónimo dijo...

miguel te estoy esperando como las agua de mayo tus comentario soy un buen seguidor tu ya sabe quien soy

Mameluco dijo...

Rasko
¿Ingeniería? Jopalines, que cosas más raras hace la gente. Hay algunos que estudian oposiciones, jajaja...

La del Planeta voy a padecer, sobre todo para aprovecharme a posteriori, ajjajajaja.

Profesores como yo... habrá que ver como se da.

Otro beso.

Anónimo, como su propio nombre indica no sé quien es usted. Espero saberlo. Gracias por ser seguidor.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.