sábado, 11 de abril de 2009

Mamecentrismo


Empieza el día ranqueando, como cuando pasas un rastrillo por un suelo de gravilla. Se está en la gloria, porque el Sábado es glorioso. Sábado de Gloria. Y mi mente va en el Enterprise… Piruletas en la mesa, gomas de borrar, la música no suena, solo el uuuuuuh del altavoz y el sonido del ventilador del ordenador. Y coches, siempre coches. Mi calle es la de mayor tránsito del planeta Tierra. A lo mejor hay otras, pero a mi me da igual, las otras no me incordian y yo soy el centro de mi universo.

Egocentrismo.

Ya he comido magdalenas de distintas clases y sabores. En el último post las reclamaba y como estos engranajes del mundo nos son tan favorables y solo están limitados por el libre albedrío y la disponibilidad universal (recuerden el egocentrismo) del dulce de blando bizcocho denominado magdalena o madalena, sin duda es así llamada por la que fue amiga del que hoy está en la Gloria y resucitará mañana. Me pregunto si en Magdala (que ni se sabe bien donde está) sabrán del exquisito alimento. Seguramente el lugar este lleno de asentamientos judíos ilegales o de guettos palestinos, donde la piedra lucha contra la pólvora.

Sábado de comidas en el campo (peroles), al menos en mi pueblo. Ya no recuerdo lo que hice ayer, pero hoy será otro día. Ya me acuerdo, tengo fotos. Las miraré y un día lejano tendrán más valor que hoy. Porque yo seré más viejo o los gusanos me habrán comido… y esas fotos atestiguarán que yo pisé la Tierra. Al menos entre mis allegados.

Bueno, le dejo y me voy con el mamecentrismo a otra parte. Eso es más o menos literal, porque ya mismo me iré al campo.

Pero no se preocupen, como un terminator más, I´ll be back.

4 comentarios:

Clares dijo...

Hola, Mameluco. Esta mañana, recién llegada del campo, a pasar el día en la ciudad, he leído tu post anterior y me lo he guardado para comentarlo cuando terminara de hacer las compras y demás. Y ya tienes otro en marcha, totalmente egocéntrico y gracioso, casi tanto como el otro, en el que me he reído un montón. Muchas gracias por tu gran humor y tu frescura, y no digo alegría porque te enfadarías, a lo mejor. Pero es que me han parecido expresiones de la alegria, quizás de una alegría profunda que tú mismo ignoras. Porque tienes una vitalidad que no puede con ella ni tu otro lado, el pesimista. Y nada, que me vuelvo al campo otra vez, dentro de una hora o así, a seguir asneando por allí. Un abrazo

Mameluco dijo...

No creo que haya alegría o no alegría en mis palabras. Son ramalazos de mi realidad.
Así me siento y lo digo.
Ahora estoy igual, pero con más sueño.
El humor siempre está aquí, porque es una de las premisas.
Frescura, humm... y soy muy fresco (con el significado murciano, jajaja) Y soy vitalista. Busque en el diccionario vitalismo y verá que mi darwinismo me hace ser vitalista.
Aparte de eso si soy vitalista en el sentido que usted comenta. Un vitalista pesimista. Quizá los que mejor vemos cuan bella en la vida a veces, pues aún en nuestro eterno malestar hay algo de admiración por la vida.

Oshimatoti dijo...

Saludos...
Por aqu'i me dejo caer en este ratillo tontuno que tengo...
Ni desde aqui me despego de ustedes, jejeje.
Aqu'i he encontrado unas Magdalenas maravillosas llamadas Mcfriars, rellenitas y con coberturta aerea de toneladas de chocolate, si es que estos saben como hacer garguerias. Un beso desde la bella Irlanda...

Mameluco dijo...

Mcfriars, que buen nombre para unas madalenas. En Irlanda todo es tan irlandés, jajaja.
Ruego a su señoría lo disfrute bien, Oshimatoti.

Y no tenga cuidado por las serpiente, San Patricio libró a la isla de ellas...

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.