jueves, 12 de febrero de 2009

Darwin mola


Hoy podría hablar de muchas cosas insustanciales como suelo hacer. Es la especialidad de la casa. Podría decirles que el PP es una ruina y que solo les falta el Superagente 86 para ser como CONTROL. Supongo que Garzón y el ministro de Justicia cazando serían KAOS. Pero eso son asuntos livianos.

Hoy le voy a hablar de Darwin. Si, sé que no es un tema original por aquí y eso esta vez es un punto a mi favor. Hoy hace ya 200 años que nació ese señor que para algunos siempre es un viejo de barbas canas de aspecto triste y que para servidor es uno de los científicos preferidos de su Olimpo particular. Es un punto a mi favor, repito, porque no es moda, es rememorar otra vez lo ya dicho.

Cuando yo era pequeño tenía religión en la escuela como todo buen español. Me daba dicha materia una monja terrible, la madre Angustias Piedad, creo que se llamaba. Era de Burgos. Daba angustia verla. Andaría yo por cuarto de EGB y habló de algo así como que alguien dijo que veníamos del mono. Yo creo que lo había oído antes, pero es el primer recuerdo nítido que tengo sobre eso. En una discusión veraniega con mi primo Gaspar conté mi versión de los hechos y dije que Dios debía habernos creado. Era lo que decía una adulta en una escuela. Mi primo no lo daba por bueno. Era un par de años mayor y era de enseñanza totalmente laica. Después derivó hacía el origen del Universo y las estrellas. Me hace pensar que qué nivel de conversaciones para unos criajos. Lo curioso es que nunca me ha chirriado que vengamos de un mono. Son unos bichos muy parecidos a nosotros. La vida fue pasando, y al final mi primo es físico, y yo soy, como saben ustedes, geólogo, con mis optativas dirigidas hacía la paleontología y la estratigrafía/sedimentología (es por ser preciso).

Ya les he contado que me hice ateo mirando a los astros unas mil veces (gracias a Carl Sagan y su COSMOS). Después bajé la cabeza a tierra y mire lo que nos ofrecía la naturaleza. Una gran diversidad de animales, de plantas, de formas, colores, de estrategias. Picando en las rocas de eras pasadas uno encuentra bichitos. Esos animalitos eran como ustedes y como yo en su época. Comían, se movían para arriba y para abajo (a no ser que fueran sésiles, como yo), se reproducían e iban y un buen día (fatal para ellos) se morían. Por un proceso, que no les explico para no aburrirles se fosilizaban, y nos lo encontramos en las piedras, ataúdes fríos, confinamiento eterno hasta en final de la historia… si no llegamos antes nosotros con nuestros martillicos y nos liamos a cachiporrazos. ¿Por qué nos encontramos animales que no existen en la actualidad? La respuesta es sencilla, se extinguieron. Por H o por B, pero se extinguieron. El H o el B es importante, claro. Por catástrofes o por otros procesos naturales. Y el proceso de selección natural es importante dentro de este conjunto. El cambio gradual de algunos individuos en el tiempo a medida que el ambiente cambiaba. Darwin fue el primero que se dio cuenta de que dicho cambio existía. El proceso de selección natural y la adaptación del más apto. Las características o comportamientos que benefician a los individuos de una especie sobre los de su misma especie los hacen más aptos para la vida en su medio.

Darwin es importante porque revoluciona las mentes decimonónicas a nivel global. Da un zapatazo con su libro “El origen de las especies” a la idea del hombre como cúspide de la creación divina, pasamos a ser una especie más, que ha sufrido su especiación y que se a adaptado al medio. No fuimos creados el sexto día, como un colofón. Dios no creo a todos los seres inmutables, sin cambios. ¿Se dan cuenta de que idea tan poderosa en pleno siglo XIX? Aunque estemos en el siglo XXI somos hijos de este siglo tan grandioso, donde se ponen las bases, para lo bueno y para lo malo, que será el siglo XX, del cual aún no hemos salido, o solo en parte (La Wii no significa que hayamos alcanzado cotas de progreso significativas). Erradicar a lo divino del sistema de funcionamiento de la naturaleza. Si, soy parcial, me llevo la cosa a mi terreno, pero quien haya leído la autobiografía de Darwin sabrá que no yerro demasiado. Él sufrió con las consecuencias de sus teorías, pues su esposa era creyente y la quería mucho, pero así mismo se preguntaba porque tenían que ser malas personas los que no concebían un creador en el mundo si su padre y su abuelo, aún siendo buenas personas, no creían en Él. Definitivamente Darwin era como poco agnóstico, siendo bastante objetivos.

Hoy hace 200 años que nació. Ustedes saben que yo no necesito aniversarios para hablar de nada, pero siempre es bueno acordarse de una persona que cambió el pensamiento de tantas personas y la concepción del mundo.

Hoy por desgracia, vemos que el retroceso de la razón es fuerte y que las corrientes más conservadoras arrecian bastante. Los creacionistas se hacen fuertes gracias al avance del protestantismo evangélico en lugares como USA, Latinoamérica y en nuestro país hay cada vez más imbéciles que se contagian solo por reírle las gracias a las FAES.

Esto lo escribí ayer por la noche, y lo vi flojo para honrar a Charles. Pero cosas peores se han visto por aquí, así que lo subo. No sean muy exigentes conmigo. No tengo últimamente el don de la escritura que digamos. No me salen las entradas como churros, pero bueno. No sé tanto ni soy tan ameno como Richard Dawkins, ¿que le vamos a hacer? Solo soy un simple mameluco, de los que nacen , crecen, se agobian y se mueren.

Mas en este blog:
Cretinismo
Darwinismo es libertad
4 Visiones sobre creer (3+1)

9 comentarios:

Clares dijo...

Un aplauso, amigo. Sí que lo has honrado, sí, para mí muy bien.
Estamos en el Flori celebrando, como cada año, la Semana de la Ciencia y la Tecnología, así que tenemos este año tres temas estrella, y nunca mejor dicho: Mujeres matemáticas, Astronomía y ¡Darwin!. Hay una estupenda exposición hecha por los críos de la ESO y unas presentaciones proyectadas en el hall del centro sobre el viaje del Beagle. Hoy nos han dado una conferencia estupenda sobre el tema, la Sociedad de Palenteología de Murcia. Ha sido una preciosidad. Así que al menos 200 críos que estaban en el Salón de Actos ya saben que venimos de muy lejos, y que el mono es nuestro pariente maś cercano. Que no es poco con lo que está cayendo.
Darwin mola mogollón, pero un montón de mogollón.

Mameluco dijo...

Es cierto, que sepan que el mono es pariente no es poco con la que está cayendo de desinformación...
Clares a ver si leéis unos parrafillos en literatura de "El Viaje del Beagle", que no deja de ser novela de aventuras.

liscalillo321 dijo...

La monja se llamaba Piedad Cubillo,efectivamente era de Burgos y si bien era antipática,para mí lo más terrible era su forma de conducir.Aún recuerdo cuando salía del aparcamiento con su R5 blanco.Los chavales al grito de "la monja,la monja" nos hacíamos rapidamente a un lado para evitar el peligro.
¿Evolución o creación?.Como decía el Calígula de Camus refiriéndose al hombre..."hermoso tema,y vasto".Ya ves,yo me quedo con lo insustancial de la historia.Un saludo.

Mameluco dijo...

Es verdad, Liscalillo (bienvenido de nuevo) era la madre Piedad, no Angustias. La habré confundido por eso de vivir tanto tiempo en Granada...

No hay por lo que preocuparse. El catolicismo y el evolucionismo se llevan más o menos bien. Con distancias, pero no con beligerancia.
Recuerdo las conversaciones de horas con el reverendo cura párroco de Espejo, o sea, Paco, el cura, sobre estas cuestiones, y el simplemente decía que en la transformación de mono a hombre hubo un soplo divino. Usted, si conoce a dicho sacerdote y su peculiar forma de hablar, no me negará que no era para partirse con eso del soooooplo diviiiiino. De todas formas, las diferencias no quitan que le tenga bastante aprecio al chacho Frasqui -le dediqué hasta una poesía en la Revista de Feria de hace un par de años-.

Un saludo cordial.

socioapatia dijo...

“Nuestras modernas ciencias naturales se han embrollado demasiado con el dogma spinoziano (el llamado instinto de conservación) y últimamente- y de manera mucho más burda- con el darwinismo y su teoría increíble y superficial de la lucha por la vida. La raíz de este fenómeno hay que buscarla en el origen de la mayoría de los naturalistas: su pertenencia «al pueblo». Sus antepasados han sido gentes pobres y limitadas, acuciadas por la necesidad de ganarse la vida. En el darwinismo inglés se respira la atmósfera sofocante de la superpoblación inglesa, el tufo a vulgaridad y pobreza, a miseria y estrecheces. Como naturalista, Darwin debería olvidar su procedencia personal; en la naturaleza no reina un estado de necesidad o de miseria, sino la abundancia; más aún, un derroche rayano en el desatino”. Friedrich Nietzsche Escritos póstumos para Umwertung 1882-1888

Mameluco dijo...

Lo que siempre digo, y lo que iba a responder a uno en su fenomenalartículo de ABC, Ramón es que los filósofos piensan mucho pero investigan poco.
La gente menta a Popper, usted, socarronamente a Nietzsche (porque es usted más darwinista que yo mismo) o a cualquier otro para no validad una "teoría" que lleva 150 años probándose. Es más, la genética misma, de la que Darwin no conocía nada, la corroboró. De lo grande a lo pequeño. Como las cosas buenas.
Olfateando por blogs creatas he leído más de una tontería en cuanto a eso de los cambios de paradigmas, mezclando churras con merinas. Como si la teoría cuántica echase por Tierra lo que dijo Newton, por ejemplo. La Gravitación Universal sigue existiendo. Lo que pasa que para las cosas más pequeñas fallaba, pero como es ciencia se puede afinar y corregir, y volver a corregir.
La evolución existe. Sus mecanismos básicos, tal y como los dijo Charles, aunque fuera un hombre del pueblo y no fuese alemán superhombre, funcionan.
Darwin hizo más por derrocar a Dios de su pedestal que Federico N. cuando dijo que Dios había muerto. El dio pruebas de la no necesidad de la divinidad. Y era, como usted titulaba en su artículo, humilde. No como un fanfarrón teutón con sífilis, que es divertido de leer, pero protofascista y misógino.

PMM dijo...

Genial, Darwin y tu post.
Pero sólo te voy a hacer una matización. El PP sí tiene al superagente 86, o a Anacleto, o cualquier personaje de la misma calaña, no tienes más que ver el cartel de campaña del PP en Galicia FEIJO09. Ya le gustaría a él ser como James Bond.

Mameluco dijo...

No,PMM yo creo que ya le gustaría a ellos ser tan graciosos como Maxwell Smart o estar dibujados por un genio como Manuel Vázquez (el noveno arte lo guarde en su gloria) como Anacleto.
:)

Clares dijo...

¿Será verdad que no dejas hacer comentarios en el día del os enamorados? Pues vaya... No es que pensara decir cursiladas ni declarar mi amor a nadie, pero el post estaba muy gracioso y tenía yo ganas de decir algo al volver del campo de cuidar nenes todo el fin de semana. Bueno, en el próximo será.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.