sábado, 31 de enero de 2009

PAX


Los pacifistas son como ovejas que creen que el lobo es vegetariano.
Yves Montand


Luchar por la paz es como beber por la sobriedad.

Slogan anónimo


Ayer fue el Día Mundial de la Paz. La Paz es como el Trabajo, el Sida o la Violencia de Género, una meta a conseguir o a erradicar. El Trabajo no sí si es a conseguir o a erradicar para que todos fuésemos muy felices. Pero si nos ponemos utópicos y llega el día que la guerra no existe, los seres humanos estaremos tan avanzados que podremos vivir sin dar palo al agua, o sea, que viviremos en el Paraíso Terrenal. Y en el Paraíso no nos lastraran cosas como el esfuerzo-recompensa, y otras argucias, con las que el capitalismo, u otros sistemas económicos, compensan los esfuerzos de las abejitas obreras que construyen el panal. Pero si llegado el caso las guerras no existen ¿que hacen esas abejas que son guerreras? Si, ya sé que somos personas y no insectos, y que nosotros podemos desertar de la Legión. Si queremos, pero ¿qué pensaran las abejas reinas en sus despachos de caoba? ¡Ah! Bueno, que estamos en el Paraíso terrenal y ya no hay de eso. Pero bueno, ya sé apañarían los ambiciosos para tener su covacha y armar el desaguisado. Siempre he pensado en que si nos pusieran a todos iguales. Misma casa, mismo dinero, mismo coche, dentro de 20 años ya habría ricos y pobres. Siempre ha habido avariciosos y taimados, y otros confiados y, como dirían en mi pueblo, mochilones. Uno se convierte en rico a base de hacer el mal. Porque supongo un mundo ideal sin la maldición bíblica del trabajo. Robar, esquilmar, timar, matar. La naturaleza humana es así. O sino, ¿cómo hemos llegado a esta situación?
¿A que viene este rollo? Por correos eléctricos y por entradas en blogs, como el de Clares. Yo jamás pondré en duda la buena intención de estas personas, que además algunas, como Fuensanta, son amigas mías, pero me siento muy escéptico ante las palabras. Que si, yo suscribo de pé a pá todo lo que se dice, pero, ¿alguien se puede creer que esto se cumplirá nunca? Yo desde luego no. Si, yo soy una persona pesimista, cínica, egocéntrica y pelín borde. Es normal. que sea un incrédulo con este currículum. Pero piensen, ustedes que son más listos que yo. ¿A quien beneficia que la situación cambie? Si, efectivamente, a la mayoría de la personas que vivimos en el planeta, pero ¿quien puede cambiar eso? ¿a esos señores les interesa? Rotundamente no. Si no lo hubiesen hecho ya. Hay quien habla de conspiraciones, del Club Bindelberg y otras cosas así. Pamplinas. Yo hablo de capitalismo, simple y llanamente. De lo que practicamos todos, todos los días, sin apenas tener opción a otra cosa. Pues con la paz es lo mismo. Nosotros no elegimos. No elegimos que se apliquen los derechos humanos en Somalia, o que no haya hambre en Corea del Norte. Podemos exigir lo que queramos, bueno estaría que no, estamos en una “pseudodemocracia” (en algunos sitios, como Cuba, Libia, Birmania o Corea del Norte no se puede decir lo mismo) pero por mucho que digamos, es como hablarle a una pared. Son brindis al sol. Si ya nuestra democracia es poco eficaz, imagínense esto a escala global, diciendo a países como los USA (Obama ha empezado riñendo a todo en mundo al menos) o Israel lo que tienen que hacer. O a Irán. O a los países islámicos. Porque ellos no nos harán ni puñetero caso. Seguirán con sus “costumbres”, como en Arabia Saudí, de lapidar a la gente o cortarles los brazos a los ladrones. Es su ley y es su país. En el África Subsahariana seguirán con sus ablaciones, con sus guerras con niños soldado, por muchos juicios a modo de reprimenda que haga el Tribunal Penal Internacional. En Hispanoamérica las diferencias sociales siguen siendo enormes y sus respectivos gobiernos hacen unos más y otros menos. Entre el progresismo ibérico está muy bien visto, parece ser, la vía chavista (incluso la castrista, of course), un tipo que va vestido ¡de militar! A mi me da yuyu, aparte de dolor de cabeza y un tremendísimo asco ese atroz populismo que se gasta. Si esa es una vía para solucionar los asuntos que me borren. (Nosotros le construimos armas, le respondo al ciudadano que le preguntó a ZP si con las armas que se fabrican en España se ha genocidado en Gaza. Estoy seguro que también había munición española en la franja.)
El mundo es como se estarán percatando una mierda. Bueno, el mundo humano. Las otras especies, géneros, etc.. y reinos no tienen nada que ver. Nosotros hacemos que luzca así de fea. Una flor no puede contra una apisonadora. La palabra por muy bella que sea no puede con un AK 47. García Montero salía hoy diciendo en las noticias que la poesía es muy importante en estos tiempos porque nos devolverá la paz o algo similar. La paz en este mundo es para cuando uno descansa en paz. Y eso, lo malo, es que no estamos aquí para verlo.

Endradilla relacionada en este Blog: La guerra

8 comentarios:

Clares dijo...

Tengo un amigo aquí que es casi como tú. En lo del pesimismo y la incredulidad. Se le ha ido toda la creencia porque lleva desde que era casi un niño en todos los movimientos sociales, en todas las manifestaciones, y como organizador, no como mero asistente. Sigue en ello, con la misma energía, con el mismo furor. Dice que él sabe que no hay solución, y si la hay es muy lejana, pero que tiene que seguir, que no se detendrá. Querido Mameluco, somos, él sobre todo, los nuevos caballeros y damas andantes. Sé lo que consiguieron aquellos caballeros y damas de otros tiempos.
Estás, a mi parecer, equivocado en una cosa, y la equivocación puede venir de lo caricaturesco en tu planteamiento. Porque no se trata de conseguir el paraíso en la tierra, como si se tratara de "La máquina del tiempo", que ya sabes lo que tenía debajo, sino de una constante renegociación del sistema. Así como las personas somos seres en construcción, la sociedad es también una continua construcción, y es negociable. Con muchísimo esfuerzo, como bien se supo tras el movimiento obrero de la revolución industrial, o como bien sabemos las mujeres.
La palabra lucha es un error. La paz se construye, no se lucha. Y se construye desde abajo. Podemos hacer manifiestos, que, bueno, es un modo de insistir y de dar tema, pero lo más importante es siempre la educación, y la actitud personal diaria, y la intención declarada y mantenida de resolver cualquier conflicto por medios no violentos.
Lo siento por Ives Montand, pero los pacifistas saben que el lobo no es vegetariano, y suelen ser de las personas que más saben sobre la guerra. Conozco a gente del MOC que investiga sobre máquinas de guerra, sobre conflictos bélicos presentes y pasados y que son verdaderos sabios en los entresijos de la violencia y de la belicosidad humana. Y no se engañan al respecto.
El club ese no es más que un think tank del poder. Como es secreto, a saber de lo que hablan y lo que deciden, pero hay una obra de Susan Georg que quizás te interese al respecto: "El informe Lugano". Esclarecedor.

Mameluco dijo...

Yo simplemente exagero la cosa, Clares. Los movimientos sociales están llenos de utopía, entre otras cosas porque se sustenta en mucha base juvenil de pañuelo palestino (a los que a muchos, 5 ó 6 años después, ves sentado en el despacho de una gran multinacional). Soy consciente de que muchas personas son conocedores de los problemas concretos mejor que yo y siguen en su brecha de "mejora" (a pesar de todo) de un sistema que como decía, es un apisonadora. Pero sigo diciendo que las revoluciones desde abajo ya no son posibles a no ser en países y momentos puntuales de su historia, no en todo un planeta global. Un manifiesto de manifestación, lo firme uno o un millón, siempre será eso. Una declaración de intenciones a nivel moral de desvinculación con las atrocidades que permiten nuestros dirigentes. Hoy el mundo no es mejor que hace 50 años. Hay más hambre, más injusticia, mas pobreza. Y somos hombres del s. XXI. ¿Somos acaso más racionales? Lo dudo mucho.

Las frases que me busco si son caricaturas. Lo del paraíso y todo eso es una caricatura, como bien dice. Yo, como le deje escrito el otro día, me río de todo y con todos. Y si no (no recuerdo si está así bien -me acabo de levantar-) puedo hacerlo, ¿que me queda?...
Lo que pasa es que tienen que separar como en la era, el grano de la paja. Si es que quieren hacer el esfuerzo, que yo no les obligo ni nada.

Solo doy una opinión fuera del lugar común. Porque muchos son los que dicen que loable y que admirable, y hacen lo mismo que yo. Yo al menos lo digo, pues pretendo ser coherente con lo que pienso y con lo que escribo. Me parece inútil. Y me rendí hace tiempo. Solo conozco la revolución individual permanente, de la que le he hablado ya tantas veces aquí. Sin Dios ni Amo en el fuero Interno de cada uno. A partir del individuo todo es bastante más complicado.
Esta conversación se repite a lo largo de mi historia internáutica,Fuensanta con diferentes personas, pero yo ya elegí hace tiempo mirando a las estrellas.

Y lo de la máquina del tiempo sería inútil, porque volveríamos a tener los mismos errores.

Pero, por favor, no me tome por tonto por mis veleidades humorísticas. Solo soy un pesimista pertinaz. Nada más. Yo creo que también sé de que va el juego del mundo.

Clares dijo...

De la revolución individual te hablaba cuando decía que la paz se construye como se construye la persona, en el día a día. La dimensión social viene de la educación en esos mismos principios individuales. Pero claro, es bueno saber que no se está en la absoluta soledad en esa idea; de ahí posiblemente la redacción de manifiestos, de proclamas, las manifestaciones, que es un modo de decir: ¿Cuántos somos en esto?.
No sé si el mundo es mejor o peor que hace cincuenta años. Desde luego, lo que sí pasaba es que la información no era global e inmediata, ni había estadísticas. Creo que ahí puede estar la diferencia.
Cuando hablaba de la máquina del tiempo de H.G.Well, me refería a ese mundo paradisíaco que encuentra el viajero, sustentado por unos seres subterráneos que parecen los esclavos de los de arriba, pero que al final resultan ser los ganaderos de los de arriba, que los cuidan esmeradamente para comerlos. Toda una parábola. El retrato de la vida de los seres ociosos, el ganado, en plena y constante felicidad, es terrible. Nadie quiere eso, ni siquiera si no fuera la contrapartida de los señores subterráneos. Ya digo, una constante negociación social, en la que la infelicidad, propia del ser humano por naturaleza física y psíquica, fuera reducida a los mínimos inevitables: la muerte, la enfermedad, las ansias de lo imposible, las tormentas interiores, la melancolía, pero no el hambre, el dolor, la muerte violenta. Utopía, claro. Soy partidaria absoluta de la utopía, porque si no practicamos la capacidad de imaginar lo imposible, no seremos capaces de hacer ni siquiera lo posible. Y seguimos hablando, que ahora me he tomado un descanso en un trabajo urgente que tengo.

mobesse dijo...

Yo tengo varios amigos que son como ese que menciona Clares. Puede ser que no tengan fe, pero estoy completamente seguro de que tienen otra cosa. No todos los curas tienen fe y siguen siendo curas. Los que luchan por la paz, por los derechos humanos, contra la pobreza (y contra la riqueza), etc. puede ser que no sepan hacer otra cosa. Puede ser cuestión de dependencia, de inercia. Puede ser que en el fondo sí creen, aunque creen que no creen. Puede ser que les guste, que se sientan mejor luchando por la paz que esquiando en Canfranc, vete a saber por qué. Yo, sin ir mas lejos, lo prefiero.

Creo que Mameluco tiene razón y que Clares también la tiene. No veo contradicción. Desde un punto de vista cósmico, radical y a medio plazo no hay solución; desde un punto de vista práctico, creo que el mundo ha cambiado algo a lo largo de miles de años. Incluso en menos tiempo; si comparo la vida que llevó mi abuela con la que lleva mi hija, creo que el mundo ha mejorado un poco y que esto, en parte, se debe a la lucha y a la fe de algunos y algunas que creyeron y quisieron cambiar algunas cosas. Pongo este ejemplo, porque pienso que el avance del feminismo no se ha conseguido a cambio del retroceso de nada. Como sí ocurre, en cambio, en otro tipo de conquistas. Mejor aquí a cambio de peor allí. Para manifestar nuestra opiniones tanto decimos "pienso", como "creo", porque al final todo es cuestión de fe.

Probablemente no se consiga nada, por lo tanto disfrutaré intentando conseguir algo.

Mameluco dijo...

Bueno tenía todo un ladrillaco escrito y han saltado los plomos... esto es una conspiración de la Sevillana-Endesa (y mire que no me he metido con la abusiva subida de tarifas a efectos retroactivos).
Lo que estaba diciéndoles que iba a parar de darle Perico al torno, porque cuando yo me refiero a una cosa, en este caso a la revolución individual permanente, no me refería a lo que se refería usted, querida Fuensanta. Eso me pasa por tonto y utilizar el lenguaje mameluquiano al buen tun tun como si ustedes se lo tuviesen que saber. Yo me refería a esta Revolución Individual Interna. Mobese nos da la razón a los dos.
Mobesse también ha dicho algo que aporta algo importante a esta cuestión, que es que les gusta hacerlo y les llena. Cosa a la que jamás me opondré, claro que no. Hacen una cosa que les gusta, en conciencia, y coinciden con las cosas que yo pienso. Yo tampoco quiero que haya guerras, ni violaciones de los derechos humanos. Pero yo soy un poco agorafóbico, muchagentefóbico y coherente con mi pesimismo. Sino voy a conseguir nada ¿con que objeto hacer algo que me cuesta un trabajo terrible? Si, porque a mi me cuesta estar en un sitio con mucha gente, donde haya ruido. Y, para que nos vamos a engañar, donde vea mezclar churras con merinas. A las pocas manifestaciones que he ido siempre ha pasado. Siempre eran estudiantiles por algo de las tasas o la mejora de la educación y nunca ha faltado la imagen CHE(Marca Registrada), Banderas Cubanas, Banderas Tricolor o Banderas de la CNT. Uno se pregunta que está haciendo allí. La juventud que tanto se pregona como época rebelde, es solo una amalgama de eslóganes sin remedio y pañuelos palestinos al cuello.
Pero todo esto no significa que yo sea un reaccionario, porque el progreso existe. Hoy en los países desarrollados se vive mejor que hace 50 años, gracias a la LUCHA de clases. Pero el mundo en global ha empeorado en estos últimos 50 años, Fuensanta. No lo digo yo, lo dicen los expertos de la ONU, o cualquiera que sepa de demografía. La población sube hasta niveles estratosféricos, viviendo en zonas expuestas gravemente a peligros naturales, ambientales, masificados en megaciudades en los países en expansión, o en condiciones penosas en los países del tercer mundo. 6700 millones somos muchos para tanta desigualdad. Hace 50 años éramos menos de la mitad, con casi los mismos recursos. Yo no sé si soy pesimista o un optimista informado. Pero estas cosas son las que he estudiado yo en geología ambiental y en riesgos geológicos.
Yo no quiero que se tomen estas cosas como ataques personales ni nada de eso. Es simplemente que no puedo ser así. Y tengo que decirlo. Pero no me convierte en un Aznar que niegue esas cosas como si no existieran. Existen y son tan grandes que creo que no tenemos la solución en nuestras manos. Y si los que tienen la sartén por el mango quisiesen reaccionar, también tendrían crudo algunos asuntos…

Que rollazos meto ¡¡Mon Dieu!!

socioapatia dijo...

Voy a decir una gran barbaridad pero el pacifismo está MUY sobrevalorado.

Gracias al pacifismo la India ganó su independencia antes que otras colonias, pero gracias al pacifismo Franco acabó muriendo en El Pardo en vez de en un hospital penitenciario.

Gracias al pacifismo se reconocieron los derechos civiles de los negros de EE.UU, pero gracias al pacifismo los saharauis siguen muriéndose de asco en el desierto y nadie les escucha.

Por cada ejemplo de éxito, creo que hay un par contraejemplos de fracaso.

Un balance mucho mejor que el que puede presentar el belicismo, pero «poner la otra mejilla» en el mundo real, y cuando el enemigo tiene un puño americano no parece muy inteligente.

Tampoco es que el fin justifique los medios, pero la violencia a veces cambia las cosas a mejor y la resistencia pacífica a menudo es inútil.

Supongo que con esto me he ganado la foto de blogger facha del mes en la morada mameluca. Pero es que lo veo tan claro...

socioapatia dijo...

Por cierto y al hilo de las banderas que enumera Mameluco, el Che era guerrillero, la CNT...en fin y la República era bastante belicosa; a los de Casas Viejas no los desalojaron con besitos.

En ninguna de esas manifestaciones he visto efigies de Gandhi o de Rosa Parks. Qué cosas

Mameluco dijo...

Ahí está mi Socio con el rigor de la juventud...efectivamente, el Che, la CNT, Cuba, todo muy guerrillero, jajaja. La juventud. El pacifismo está muy sobrevalorado. Jejeje.
Yo no quiero ser portavoz de nada ni de nadie. Hablo por mí. Pero no me quiero parecer a los otros. Llámeme pacifista, pacífico o tío demasiado perro para coger una pistola. En el mundo hay muchas cosas que apisonaría, claro está, pero mi conciencia no estaría tranquila por las noches. Si la suya si, adelante.
Lo que pasa es que muchos que aplican la fuerza dicen tener la razón. Es como lo de tener a Dios de su parte. Dicen que todos lo tienen. Aunque parece que unos más que otros.

Era como el relato ese que escribí hace un tiempo en el que mandaban los poetas a la guerra para hacerla más civilizada. Y lo que conseguían eran que se mataran unos tíos que se admiraban entre ellos. La guerra no puede ser más civilizada. Es la civilización misma. Sin civilización no habría guerra tal y como la conocemos.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.