sábado, 11 de octubre de 2008

Winner


De El Gran Dictador a Yo hice a Roque III


Charles Chaplin dirigió, como ustedes saben "El Gran Dictador" en 1940, siendo su primera película sonora, con diálogos, y para mi gusto, la mejor de todas ellas. Hizó hablar a Charlot, su gran personaje mudo encarnando al barberillo judío del guetto, reservandose también el papel de Hynkel, un Hitler postizo tan parecido a la realidad que daba yuyu. Recuerdo ver la película y al oir el discurso final mi abuelo sentenció: Que bien dicho. El mismo Chaplin al enterarse de las atrocidades nazis dijo que no hubiese hecho la peli. Nosotros nos hubiésemos quedado sin una obra maestra con mayúsculas.







Una de las hijas del afamado director, Geraldine, hizo carrera cinamatográfica en España, aparte de en otros países, entre otras cosas por ser pareja de l director aragonés y un poco pesado Carlos Saura. Aquí tenemos a la pareja en el festival de Cannes del 76, donde "Cría Cuervos" se llevó la Palma de Oro, ex-aequo con "La Marquesa de O "de Rohmer. La pequeña que les acompaña ya saben de sobras quien es. Ana Torrent. La de "El Espíritu de la Colmena" y "Tesis".




En 1990 Carlos Saura dirigió una película más del Cine Español sobre nuestra guerra civíl... y van. Esta iba de unos cómicos de la legua que hacían gracietas en la retaguardia "Carmela y Paulino, varietés a lo fino" o algo así era. Estaba interpretada por Carmen Maura y Andrés Pajares. También salía Gabino Diego, que hace de mudo (con la inontinencia verbal que tiene le debió costar trabajo) y utiliza una pizarra para comunicarse. Una escena buenísima es cuando se encuentran con unos italianos y escribe: ¡Viva Mulossini! (sic). Gabino hace muy bien de idiota. Y que conste que me gusta como actor, y es una alabanza.









Pues bien, llegados a este punto ya está resuelto el primer enigma. Con Andrés Pajares llegamos a "Yo hice a Roque III", explotation made in Ozores de las películas de Rocky. Una de las comedias del dúo Pajares-Esteso a prueba de taquillas en la frontera de los 70-80. Todo un compendio de chistes facilones y de cachondeo del bueno. No promete más de lo que ofrece. Y eso es ser honesto. Mariano Ozores siempre lo fue. Sale Dum Dum Pacheco haciendo de Kid Botija. Si quieren ahondar más sobre cine español y pugilato vean "El Tigre de Chamberí" con José Luis Ozores, Tony LeBlanc y Antonio Garisa o esa maravilla del cutrerío llamada "El marino de los puños de oro" con el inefable Pedro Carrasco haciendo la mili y dando mamporros.
La respuesta que dio Zinquirilla era CORRECTA

De Muerte en Venecia a Y si no, nos enfadamos

Visconti hace una película muy aburrida sobre la belleza, la muerte y el enamoramiento platónico del viejo con el joven, al que se le toma un tirria durante el visionado que es el recopetín. El papel del joven efebo lo iba a hace Miguel Bosé, pero su padre se negó, porque un torero que se vista por los pies no permite a su hijo hacer semejante mariconada. En "Muerte en Venecia" falta Terminator para que se los lleve a todos por delante de una vez por todas.


No me digan que no era fácil. Aquí tenemos a un actor rubiales en una película de Visconti, aún más famosa que "Muerte en Venecia", "El Gatopardo". Este de la foto es Mario Girotti, más conocido por el gran público como Terence Hill. A mí una de las cosas que más me llamó la atención de la película cuando la ví fue precisamente esa, que salía el bueno de Terence, al lado de Burt Lancaster y Alain Delon.








Y aquí tenemos a los dos personajes, a los grandes ídolos de masas. A Bud y Terence. ¿Sabían que Terence Hill es el quinto actor más taquillero de los 70? Pues es así. Uno no puede ser imparcial con estos dos zangolitinos. Nuestra patria es la infancia y los reyes de mi infancia son Bud Spencer y Terence Hill. Y esta película , "... Y si no, nos enfadamos" en particular, más. No sé si tengo barba por Bud, pero algo en mi subconsciente me tiene que decir que si. Un hombre tan bueno, con un corazón gigante, como dice la canción de Banana Joe. Ellos son únicos, irrepetibles, pluscuamperfectos.



Esta no la acerto nadie

De Yojimbo a Bajarse al Moro

Yojimbo (1961) es una peli de Akira Kurosawa que va de un mercenario, Sanjuro, que llega a un pueblo en la que dos facciones enfrentadas lo hacen inabitable. Gracias a su argucias y a sus constantes cambios de bando sacará bastante partido, con la ayuda del tabernero y el carpintero que fabrica los ataudes. La película es deliciosa, poderosa, increible. Como curiosidad salen pistolas y todo. El malo tiene un revolver al estilo del oeste americano, que enlaza con lo siguiente




Problemas. A Sergio Leone le gusta tanto la película que decide hace una versión libre. Pagar derechos no está hecho para él. Esta novela de Dashiell Hammett "Cosecha Roja" puede ser el nexo de unión, pues ambas se basan en ella en último extremo. Fue llevada al cine en los 90 por Walter Hill con Bruce Willis de protagonista, titulada "El último hombre" (aún tengo el Fotogramas donde veía -jejeje-)




Surge "Por un puñado de dólares", obra capital del western italiano rodado en Almería, donde la astucia y la falta de vergüenza de Leone se dan la mano con la cara de asco de un hierático Clint Eastwood y la aparatosa música de un Ennio Morricone en estado de gracia. Se escogió muy bien los instrumentos para la banda sonora, los personajes, basados en la Camedia dell'arte italiana, son exageraciones, como guiñoles de la infancia de Leone en las calles de Roma. Después vendrían "La muerte tenía un precio" y "El bueno, el feo, el malo", llamada trilogía del dolar o trilogía del hombre sin nombre. Lo dejaremos en super películanes, que tienen como colofón en "Hasta que llegó su hora", donde el ritmo lento, la suspensión del tiempo llega a extremos increíbles. Aunque si a mi me dan a elegir me quedo con "La muerte tenía un precio" con Lee van Cleef haciendo de Coronel.


Ya hemos llegado a Clint Eastwood, y con él a su carrera como director. "Mystic River" nos pone encima de la mesa cosas muy chungas, abusos de menores, mafia, ajustes de cuentas, asesinos, enfermos sexuales, y todo ello dentro de una comunidad en los que todos se conocen. Personalmente de las últimas películas que ha hecho Eastwood, junto con "Cartas desde Iwojima" es de las que más me gusta, sobre todo por la soberbia interpretación de Tim Robbins.
Y de Sean Penn.







Una vez que hemos llegado a este punto tenemos que hacer memoria de nuestro conocimientos cotillas sobre Hollywood y acordarnos de que Sean Penn estuvo casado con Madonna, y que incluso hicieron una mierda de película juntos, llamada "Shangai Surprise". Fíjese lo que son las cosas. Si uno tiene que acordarse de cosas antiguas de Sean Penn que sea de cuando interpretó a ese surfero colgado en "Aquel excitante curso", el genial Jeff Espicoli, un aprendiz de pequeño Lebowski.






Bueno, pues Madonna, que siempre tiene que peer en botija no tuvo otro remedio que seguir haciendo pelir. Ésta, Evita era un tostón, en la que se pasaban todo el rato cantando por Andrew Lloyd Weber. Es una apreciación personal, porque odio los musicales. A mi me gusta más Paloma San Basilio, eso si. Por lo de la infancia. No llores por miiiiiii, Argentinaaaa, etc. etc. etc. Bueno, que el personaje del Che lo hacía Antonio Banderas...







...lo cual nos lleva a "Bajarse al moro" donde el actor malagueño afincado en Hollywood hace de municipal complice de contrabando de costo culero. Una comedieta denominada por la crítica como "madrileña", que han envejecido muy mal. Como todo lo hecho por Colomo hasta la fecha.






Pepe
dijo : A Kurosawa le financio alguna peli Coppola (N. del Blogger: Kagemucha), que dirigió a Marlon Brando en "El Padrino"; A Brando lo dirige Johnny Depp En "The Brave', que coincidió con Antonio Banderas en "El mexicano". Y este pues sale en "Bajarse al Moro"



La respuesta que dio El Ángel Exterminador era CORRECTA

De Los 7 Samurais a 1941


Los Siete Samurais (1954) de Kurosawa es la archiconocida historia de unos mercenarios que luchan por la comida y el honor de servir a unos campesinos. Seguramente se conozca su versión americana "Los siete magníficos" (1960) de Sturges, con un reparto trufado de grandes estrellacas como Yul Brynner, Steve McQueen, James Coburn o Charlie Bronson. Aquí Toshiso Mifune es Kikuchiyo, un samurai cobardica y fanfarrón, que es el chistoso del grupo.




En esta peli que fue fiasco en taquilla de Spielberg, pero no por ello menos entretenida, Mifune hace de coronel de submarino. No sé porque la gente trata tan mal a esta peli. Solo por el papel de John Belushi se salva la película. Vale que a lo mejor la debería haber dirigido otro para que no desentonara en la filmografía de Spielberg, pero no me diran que no tiene que ser flipante para un directro joven rodar con cachiaches de la II Guerra Mundial. No sé porque, repito, hay tantos que dicen que es mala. Como curiosidad diré, que uno de los actores más grandes que en el mundo han sido (y que más rápido se echó a perder), debutó en esta peli diciendo: Torpeeeeedo. Si, era Mickey Rourke.

La respuesta que dio Socioapatía era CORRECTA

De Testigo de Cargo a House (la serie de la tele)

Aquí tenemos a Charles Laughton haciendo de abogado en "Testigo de cargo" de Willy Wilder, una de las pelis más audaces que jamás se hayan realizado. Muchos solo lo conocen por ser el realizador de "La noche del cazador", ese exquisito film-isla, pero Laughton era ante todo un actor de los pies a la cabeza.






Aquí está Laughton con otros de los actores del rodaje de "El Proceso Paradine" (1947) y con el Rey del Suspense. Yo lo había relacionado de memoria con "La posada de Jamaíca" (1939), pero me gustó esta foto más. Es legendario lo mal que se llevaban los dos ingleses entrados en carnes y caprochosos. Sería por razones de gustos o preferencias sexuales...






James Stewart trabajó con Hitchcock en varias películas, en "Vertigo", por ejemplo. Aquí lo vemos en la primera versión que se hizo de "El vuelo del Phoenix" en 1965, dirigida por el simpar Robert Aldrich, director de una de mis películas de toda la vida "Doce del Patíbulo.






Y aquí, Hugh Laurie en el remake de la misma peli que se hizo en 2004. La prueba para House la hizo en un hotel en video mientras rodaba esta película en un país africano. Me gustó más la versión antigua, porque James Stewart es mejor que Dennis Quaid, eso es indudable. Aunque Laurie y el tipo de las gafas,Giovanni Ribisi, hacen muy bien los papeles de tipos desagradables.




Y llegamos hasta House. Hugh Luarie es el Doctor House, eso lo saben hasta los niños de pecho. Aquí lo vemos en el célebre capitulo: Tres Historias, en el que se nos cuenta porque nuestro doctor gruñon superprefer es cojito para toda la vida.












Socioapatía
dijo: "Testigo de Cargo" es una película de Billy Wilder. Billy Wilder dirigió a Audrey Hepburn en "Sabrina" (y más). La Hepburn hizo de monja misionera (no me acuerdo el título pero sí de que en esa película salía Peter Finch) quien a su vez actuó en "El vuelo del Fénix". En el remake que hicieron de esa peli, salía Hugh Laurie, que es el prota de House.

La respuesta que dio Socioapatía era CORRECTA

Y hasta aquí las respuestas. El ganador ha sido Socioapatía, Ramón para los amigos. Ya mismo obtendrá su premio en forma de retrato.

7 comentarios:

Gloria dijo...

Saludos,

Respecto a Laughton Y Hitchcock, unas cosillas más: Resulta que ambos eran de famílias católicas (bueno, en el caso de Charles, la católica era su madre, que fué la que impuso la religión a él y sus hermanos), y ambos estudiaron en escuelas de jesuitas.

Respecto a la "enemistad" de ambos, bueno, hay que relativizar.Digamos que en el rodaje de "posada Jamaica" con quien Hitchcock se llevaba realmente mal era con el socio co-productor de Laughton, Eric Pommer (asociado a la leyenda de "Metropolis" y muchas más obras maestras del cine germano de antes de Hitler). Laughton de hecho andaba limando asperezas entre ambos. Con Laughton el problema venía aser que el actor ideal de Hitchcock era el actor-marioneta que no cuestionara al director, Y Laughton tenía mucha personalidad... Lo curioso es que Hitchcock también se me quejaba cuando actores con mens personalidad-que el mismo había escogido- eran flojetes. No es curiosidad que al famoso director le pareciera que actores con los que trabajó como Ingrid bergman o Montgomery Clift "Querían hacer demasiado". Eso se llama ser buen actor, don Alfredo.

"Posada Jamaica" siempre se ha presentado como la historia del pobre Hitch prisionero de los caprichos del actor/productor... pero es interesante tener en consideración lo que Maureen o'hara escribió en su autobiografía. la irlandesa, que sentía mucho aprecio por Hitchcock y consideraba a Laughton como a un segundo padre, dijo que entre ambos "hubo un choque de egos" en "Posada Jamaica", lo que no es ciertamente lo mismo que "pubrisito dirictor, que fue víctima del ego del autor"... ¿Tal vez no habría que revisar esa historia y las etiquetas que se le colocan a la gente?

Por cierto, escribiste "Muchos solo lo conocen por ser el realizador de "La noche del cazador", ese exquisito film-isla, pero Laughton era ante todo un actor de los pies a la cabeza."

Curiosa paradoja, durante muchos años, laughton era anatema para la critica "autorista", sobretodo por no haberse llevado bien con Hitchcock en "Posada Jamaica" (Y olvidando que Laughton se llevó estupendamente con otros directores -y no menos autores- como Renoir, Lubistch o Wilder!), y obviando el hecho de que actor y director no tuvieron problemas en "El Proceso Paradine" (en el cual el director se quejaba de que otros actores del reparto no daban la talla)

El caso es que, una vez se redescubrió el hecho de que Laughton había sido director, los comentarios negativos de antaño sobre su excelencia actoral se han trocado en elogios... Comoo resulta que es un autor, ahora toca respetarlo: Cositas veredes, Sancho, y lo que me he llegado a reir comparando recortes de hemeroteca, juas, juas...

Por cierto, siempre me ha hecho mucha gracia que Hitchcock dijera que en "El Proceso Paradine" hubiera preferido a Laurence Olivier en el papel que hizo Gregory Peck... ¡Supongo que lo diría como chiste! Porque Olivier, en su anterior peli con don Alfredo -"Rebeca"- no es que se luciera precisamente: George Sanders se lo comía crudo con patatas en cada escena en la que aparecían juntos (aunque tal vez era eso, que Max de Winter era un sosainas sin espina dorsal y por eso Rebeca se le iba de picos pardos)

Mameluco dijo...

Muy buena la relación Laughton-Hitchcock que nos propone. Yo sabía que se llevaban mal y poco más a partir de "La Posada de Jamaica". Lo que si pude comprobar con mis propios ojos era el mal rollo en el rodaje de "Yo, Claudio" con Sternberg porque no lograba meterse en su personaje.
Y conozco a mucho gafapasta que solo conocen a Laughton por ser el director de "La noche del cazador" porque queda como guay haber visto la peli.
Laughton es, con mucho uno, de los mejores actores que ha dado la Gran Bretaña, ya la parecer muy atento con todas las personas que trabajaban con él. Aunque yo no estuve allí para saberlo, la verdad.

Gracias por su aportación...

Gloria dijo...

Muy interesante el apunte sobre Yo Claudio, por que es cierto que en el rodaje Laughton y Sternberg no se entendían.

Lo interesante es que, antes de hacer la película, se habían comocido en Hollywood y eran la mar de amigos: Explica Sternberg que visitando Laughton el rodaje de "the Devil is a Woman", se decidió a hacer un papelito de extra en una escena de multitudes.

"Claudio" la tenía que haber dirigido Korda, pero le daba pereza dirigir de nuevo a Laughton, ya que al actor le gustaba comunicarse con el director, lanzar ideas, funcionar creativamente, y en aquel momento Korda estaba ya muy cómodo como para desatascarse de su sofá de productor/jefazo/Gran Mogul. En aquel entonces, Marlene Dietrich estaba haciendo una película para Korda, y por lo visto le sugirió como director a su ex-Pigmalión (que no pasaba por un buen momento).

La verdad es que, segun se puede ver en el documental que hizo la BBC con las escenas que se rodaron, Sternberg tenía ideas muy interesantes, Y Laughton, antes de empezar el rodaje, estaba encantado de trabajar para su amigo. El problema es que, una vez en el set, Sternberg se puso a interpretar el papel de "herr direktor", un ser superior que gobernaba el rodaje como un monarca absoluto. Laughton no podía creer que aquel tipo que fuera tan amistoso anteriormente se hubiera convertido en un autócrata con pantalones y botas de montar y turbante que se negaba a aceptar que el actor pudiera tener sus propias ideas sobre el personaje, y mucho menos que ningún acttor fuera particularmente creativo: todo se debía al genio del director como gran Svengali. lOs actores, escribiría más tarde Sternberg, son como un grifo que el director abre y cierra a voluntad. Es comprensible que Laughton no coincidiera en ese punto: puñeta, él era una persona, no un... grifo!

Aparte de ese "shock", el personaje de Claudio es complejo de afrontar, y durante los primeros dias de cualquier rodaje, Laughton solía sentirse inseguro (por bien, ojo, que trabajara a juicio de los que le observaban) hasta que se metía, por fin, en la piel del personaje. El comportamiento frio de Sternberg no ayudaba en nada: su compañero de reparto Emlyin Williams -Calígula- definió la situación como que Laughton, un actor de gran intuición artística, necesitaba sol, calor, y Sternberg sólo le daba hielo (jo, así como lo he puesto, parece una letra de Pimpinela).

La situación entre actor y director era tensa, aunque llegó un momento en el que la cosa pareció arrancar (y ciertamente, en las escenas que se pueden ver, Laughton está bastante bien en el papel). Entonces pasó lo que pasó: merle Oberon tuvo un accidente de coche. Al parecer, las heridas no eran graves ni mucho menos, pero a Sternberg la noticia le dió un ataque de nervios. Korda, que no las tenía todas consigo en lo que a reanudar el rodaje respecta, decidió que era mejor aprovechar el accidente de Merle Oberon y cancelar el rodaje y (pillín, pillín) cobrar el seguro respectivo.

Yo creo que de no ser por el accidente, la película se hubiera acabado: tanto laughton como Sternberg ya se habían encontrado (y se volverían a encontrar) en situaciones en las que el uno no trabajaba a gusto con algún director, y el otro no soportaba a sus actores, y sin embargo, siempre habían acabado sus películas: Yo creo que, de no haberse precipitado Korda en la opción "toma el dinero y corre", hoy podríamos disfrutar de una excelente película y un papelazo de Laughton, quien sabe si su obra cumbre.

Yo clasifico a Hitchcock y Sternberg como directores "mecanicistas": es decir, maestros de la cámara y la sala de montaje, pero poco duchos en su trato con el factor humano (p.e. los actores). Es interesante que Wilder y Renoir, que sí apreciaban/comprendían a los actores, tuvieran mejor relación con laughton que Hitchcock y Sternberg. como todo, una cuesttón de métodos de trabajo y temperamentos compatibles o incompatibles.

Mameluco dijo...

Lo pude comprobar con mis propios ojos porque vi el documental... Y creo que si se hubiese llegado a acabar hubiese estado magnífica la peli.
Ya he visitado su estupenda página sobre Laughton (lástima que esté en inglés y yo sea tan malo aprendiendo idiomas), y es usted toda un entendida. Yo solo soy a nivel aficionado. Pero no puedo dejar de embelsarme con este actor, que es bastante desconocido por los modernos cinéfilos.

Actores como Charles L. o como Gregory Peck es lo que harían falta ahora. Pero eso es otra historia.

raskolnikoff dijo...

Jodo, aqui hay nivel

Congratulations, Ramón

Clares dijo...

Pues sí que sabéis, con lo ignorante que yo soy, que veo las pelis y no me acuerdo luego de ná, como no sea de que sí, que me gustó o de que no, que no me gustó y me aburrí... Enhorabuena a todos los sabios y sabias.

Mameluco dijo...

Eran fáciles, no había que relacionar ni productores ejecutivos ni nada, jeje.
Ojalá tuviera la retentiva para los temas de oposición como para las chorrás que solo sirven para ganar al trivial... o hacer concursos como este...

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.