miércoles, 11 de junio de 2008


Comunicado especial del AB, sección Castro.

Ante las escalofriantes noticias que nos vienen de la gélida Bruselas (malditas las coles, malditas, grito como Taylor, en El Planeta de los Simios) no podemos más que reiterar que si bien nuestra manifiesta falta de pretensiones y la consiguiente ambición nula son ostensibles en nuestro cenáculo, la clamorosa e increíble resolución de querer hacernos trabajar como bestias de carga 10 horas al día nos parece a todas luces un retroceso a la Revolución Industrial, por lo menos. ¿Este es la Europa unida y de progreso que nos prometieron ufanos? ¿Le darán la razón ahora a los anti Maastricht? ¿Fui un iluminado al votar NO a la Constitución Europea precisamente por tratarnos como a ganado y no como a ciudadanos? (Debí toda la información sobre la citada Consti al programa de Gomaespuma, que fueron los que más se esforzaron en explicarla. Tiene bemoles que un programa de humor sea el que te dé más argumentos para decidirte en una cuestión así)

Esto es el desideratum. La muerte de lo que quedaba del estado de bienestar por decreto. Aún así me tildarán de radical muchos cuando digan que los que realmente gobiernan los estados son las empresas multinacionales. ¿A quién si no le interesa tanto que se rinda? A los ricos y poderosos. A mi me da igual. Es más, no me da igual. Ojalá se les pudran las tripas y su dinero.

Trabajar de 60 a 65 horas semanales. La jornada de 48 horas se puso en 1917 (Entonces eso de los sábados apechugando, aún se estilaba).

¿Estamos locos, señores míos? ¿Somos máquinas? ¿Somos acaso meros productores? Si se trabaja tanto, ¿Cómo quieren que no haya paro? Solo quieren beneficios, beneficios.

El trabajo no dignifica al hombre. Al hombre lo hace digno, si es que lo hace algo, sus ideas o sus actos. El hombre trabaja para pagar el coche o la hipoteca. o el canal satélite. Muchas veces está tan absorbido por su trabajo que consigue solo expresarse por su trabajo. Y ahí es cuando entra la palabra alienación. El fin justifica los medios. Pero si es el fin en si, somos larvas del capital. Somos vampiros del sistema. Por eso, trabajar mucho, no. Si es para una empresa privada cumple para que no te echen. Pero no seas pesetero, ni ambicioso. Si eres funcionario, ya sabes. Ya tienes la vaca atada. Cumple con lo que te dicte tu conciencia.

Y si quieres ser rico, prueba la única forma lícita. Gana la lotería o hereda.

Mira qué resplandor
Naciendo está
Un nuevo imperio
Europa parece resurgir
De la miseria al esplendor
Ella es la solución
La moneda, su bandera
Siento toda su luz,
Alumbra tu nuevo engaño.
Vieja y podrida prostituta
Tu maquillaje no tapa el olor
Llega un sueño mejor
Paga por tu ración
Europa pide tu interés,
El robo será más eficaz.
Vieja y podrida prostituta,
Tu maquillaje no tapa el olor.
Nada verás cambiar,
Nada.

EUROPA de La Polla Records

18 comentarios:

Vane dijo...

sí, estamos locos sí, es increible todo esto! tanto jaleo con intentar conseguir la conciliación de la vida laboral y familiar para ahora salir con esto??? pero... qué les pasa!

Al final aumentarán hasta 65 horas semanales y estaremos currando hasta los 70 años mínimo.

Futuro oscuro nos espera Sr. Mameluko!!!

Mameluco dijo...

Yo creo que si nos sacamos la oposición no nos tenemos que preocupar demasiao...

Jejeje.

Yo creo que en esta ocasión no me la saco, pero en la próximas quizás...

El hombre invisible dijo...

No sé si se habrá dado cuenta, don Miguel, que en estos momentos de efervescencia oposicional es cuando más productivo se le nota en el blog. ¿Serán los efectos destructivos de las 65 horas laborales comunitarias? Todos estamos alienados, o mejor aún alineados por sistema. Ayer comentaba un escritor y periodista amigo nuestro que en su periódico antes existía la figura del corrector (hoy lo dejan al libre albedrío de los autores y del misterioso personaje que controla el corrector del office), y que sus críticas literarias de los años 70 y 80 sufrían siempre la tala/reconversión de la palabra alienación por alineación. El corrector trabajaba también en la sección de deportes y sólo veía correcto el término "alineación". Quizás estuviera en lo cierto y estamos alineados por el sistema, no alineados.
Voy a poner mi pensamiento en cierre temporal por falta de suministros, aunque estos no me lleguen por el transporte regular.

Mameluco dijo...

Aunque no lo parezca, ahora escribo menos que antes, querido Hombre Invisible. Lo que pasa es que antes había balas en la recámara y escribía otras cosas aparte de aquí.

Junio está siendo fatal...

No se declare en huelga también usted, jopelines.
Yo ya tengo misión (:impossible)para este verano para mi encierro voluntario.
Escribir una novela.
Sé que es difícil, complicado, etcétera...
Y que lo más seguro es que cuando lleve cincuenta páginas (como siempre) allí la dejaré... pero ¿y si suena la flauta?

raskolnikoff dijo...

pero mira que son cabrones. Al final vas a tener que entrar en el ruedo de la política, macho

Mameluco dijo...

Creo que no, Rasko...
Ya solo creo en soluciones individuales...
Lo que pasa es que es cuestión de compartirlas por si le puede servir a alguien... ¿no?

¡Jejeje!

Vane dijo...

vas a escribir una novela? anda!

raskolnikoff dijo...

claro que es una solucion individual, harías que yo no trabajase tanto. Y vivirías a cuerpo rey y con un par de chanchulletes inmobiliarios ya no pegarias un palo al agua nunca mas.

Hazte ministroooooo!!!

Fanático dijo...

es lamentable la verdad... y yo me estaba pensando empezar a trabajar!!! quita quita... seguire sin gastar para no tener que hacerlo, q si no, ni siquiera tendre tiempo para gastar... en fin... por cierto, ya q he visto lo del planeta de los simios...he creado un blog q se llama el planeta de los nimios, pero vamos, es un mero blog recopilatorio de mi mismo, q como estoy vago, me dedico a eso, como algunos grupos de musica y tal...

bueno! un saludo mameluco!

Clares dijo...

Esto es volver al estado de esclavitud de los talleres textiles ingleses. ¿Alguien sabe para cuándo se legalizará el trabajo infantil? ¿O es que ya lo permitieron y no me enteré yo? Hoy he leído que también en Europa hay niñas esclavas en el servicio doméstico. Y respecto a lo de la oposición, no las tengáis todas con vosotros, que se empieza por una punta y se sigue, paso a paso por otra...

Mameluco dijo...

Aunque parezca ridículo, amigo Rasko yo jamás haría eso. De hecho yo metería en la cárcel a todos los promotores inmobiliarios y a todos los grandes constructores del país de forma preventiva. Las soluciones deben ser personales, pero sin perjudicar a otros trabajadores, claro. Quien tiene que mantener el sistema de bienestar son los ricos, que no se comprende por qué son ricos. Trabajando nadie se hace rico.
Yo jamás me meteré en políticas. Y menos me haré ministro.
Si quiere que lo enchufen, busque por otro lado, jajaja, que yo soy un infeliz de los cortijos (como diría mi santa madre)...

Señor Egocrazia le echo un vistazo de vez en cuando y sigue parado... jejeje. Haga lo que considere oportuno, viva de las rentas. Otra forma opcional de ser feliz en el anarcoburguesismo. Nuestra bandera. Me alegra verlo por aquí.

Querida Clares si antes me disgustaba el trabajo, imagínese ahora, que nos mangonean desde las Europas. Creo que se volverá a los siervos de la gleba y al derecho de pernada de los empresarios. A trabajar con 7 años. A los planes quinquenales capitalistas.

Yo espero que por una vez impere el sentido común, si es que eso es posible.

Seth Fortuyn dijo...

Son demasiadas horas. Creo que se imaginan que 500 millones de esclavos es LA GRAN SOLUCIÓN A TODO.
Se equivocan.
¡Viva los irlandeses!

Mameluco dijo...

¡Viva Yo y mi No!

Jajajajaja
que egocéntico soy,Seth...

A mi no me pillarán, y creo que a usted tampoco...
He visto su comentario del Smog en el Twitter justo cuando me preparaba la unidad didáctica de los contaminantes químicos del aire ¿casualidad?

Pues claro...

anachevere dijo...

Mameluco, escríbela, ¡escríbelaaaaaa!!!

Que yo estoy en las mismas y me gustaría recorrer camino y capítulos contigo. Con usted. Contigo. Bueno, eso.

Escribir es el único trabajo en el que me da igual invertir cuatro horas al día o doce, porque cuando escribo, incluso si es por encargo, no termino de distinguir ocio de trabajo. Pero tengo que estar en casa. Juré no volver a una oficina. Quiero cumplir mi juramento, porque las oficinas me rompen. Literalmente. A veces tengo la impresión de que no estoy hecha para sobrevivir.

anachevere dijo...

Releo mi comentario y me doy cuenta de que sueno como una niña mimada. Tal vez soy una niña mimada.

Sea como sea, por cuenta ajena casi siempre he trabajado 9 o 10 horas de media (en mi primer trabajo, unas 12), y siempre me han pagado 8. Y mal. Como para comer y poco más.

En oficina no se pagan horas extras. Es una norma escrita que no entiendo, porque se exigen. A veces no se exigen abiertamente, pero si te vas siempre a tu hora, el jefe te lanza una mirada aviesa que te va agujereando día tras día, como en la famosa tortura malaya.

Tal vez si las hacen oficiales las pagarán...

Aunque seguiremos sin poder criar a nuestros propios hijos.

Mameluco dijo...

No diga eso, Ana no es niña mimada la que no quiere trabajar. La personas que queremos escribir o dibujar o hacer algo creativo, en vez de ser alienados, somos más conscientes de que la vida tal y como está planteada es un error. Yo no he tenido casi trabajos remunerados. Y los que he tenido son trabajos basura. Imagínese estar 86 horas escaneando documentos o 74 haciendo notas simples en un Registro de la Propiedad. Bueno, también he trabajado en una imprenta, que es una cosa de las más dignas que puedan existir en el mundo. Pero las oficinas son lo peor. Por eso yo estudio para ser profesor y transmitir algo de saber a los gañanes de hoy en día a cambio de un sueldo digno y tiempo.

No hay que avergonzarse nunca de no querer trabajar. Casi nadie lo haría si no fuese necesario para vivir.
Y lo de la novela, quiero intentarlo, a ver si sale algo...
Aunque ya lo he intentado otras veces y nada oiga.

Seth Fortuyn dijo...

Aunque soy más joven, estoy en la misma tesitura, Mameluco... este verano volveré a intentarlo con la novela.

Respecto al post... la vida actual está enfocada al ocio. A pesar de tener trabajo y trabajo y trabajo,tenemos chorrientas cosas que hacer cuando no trabajamos. Esclavizarnos más horas no funcionará, antes los de la televisión se sublevan. Y los del cine. Y los de los videojuegos.
Yo pienso ser escritor de mayor, o algo parecido, y por algún motivo el único trabajo que estoy dispuesto a hacer durante 10 horas es inventar historias.
Aunque el objetivo de ser docente siempre me ha atraído en parte, más que nada porque me parece realmente desolador el pobre panorama cultural que existe actualmente. Mame, ¿nunca te has imaginado rollo Mentes Peligrosas o Rebelión en las Aulas pero sin ser mujer ni negro? Y si las cosas salen mal, siempre puedes ponerte en plan Tom Berenguer en El Sustituto...

Mameluco dijo...

A mi me daría igual el panorama actual cultural, sino fuera porque si escribo una novela me gustaría que otros la leyesen. Yo, por ejemplo, leo contadísimas novedades editoriales.
Yo tengo claro que quiero ser profesor porque es lo que mejor me viene para mi carácter y mis actitudes. Si consigo que un solo chaval se interese por lo que digo, algo habré ganado, aparte de mi dinero y mi tiempo libre.
La cultura del ocio de la que me habla es una cosa estandarizada para ser consumida como fastfood por las noches y los fines de semana por personas sin apenas inquietud alguna (entre las cuales me incluyo en muchas ocasiones).
No hay problemas con trabajar mucho y ese tipo de entretenimiento de masas. Forma parte de una misma maquinaria.

Lo que yo vería ideal sería trabajar menos, rendir menos, ser menos ambiciosos, pero mucho me temo que estoy cayendo en lo que más odio en el mundo, la utopía, el mayor de los autoengaños.

Ser decente debería ser dar de lado a este sistema demoledor que hace que mintamos a nuestros amigos, que tengamos que pisar a las personas y que nos obliga a hacer cosas desagradables y mezquinas para con nosotros mismos y con los demás para poder tener unas migajas de pan.

Hoy estoy triste y por eso lo veo todo negro, y no gris oscuro, como suele ser lo habitual.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.