jueves, 6 de marzo de 2008


El mundo siempre es igual. Día y noche. Ritmos circadianos. Estamos en invierno, pero ya mismo llagará la primavera, de hecho, y como siempre (ya les decía que todo siempre es igual) ya es primavera en el Corte Inglés. Pasa el camión de la basura, como todas las noches y mi desasosiego vuelve a ser el mismo. Hombre, cada día se hacen cosas nuevas. Hoy me he buscado mi definitivo lugar de estudio hasta que haga más calor y me pueda ir al campo. Tengo los temas preparados y ya solo falta empezar a estudiar en serio, a hacer resúmenes y esas cosas que hacen los estudiantes. Mi mente está revuelta. La ansiedad ha hecho que me tenga que meter un Orfifal debajo de la lengua esta tarde. Lo que les decía. Todo se repite. O todo es inmutable como decía Parmínedes. Aunque no estoy yo muy seguro. Yo siempre he sido muy presocrático. Los presocráticos eran gente abierta que decían muchas tonterías y grandes verdades. Aristóletes y Platón eran unos cantamañanas. Sócrates era así, así, aunque nunca lo sabremos porque nunca escribió nada. Mi preferido es, si ustedes me conocen un poquito lo sabrán, Diógenes el perro. Pero eso es otra historia. Decía que todo es un ciclo que se repite, como unas ritmitas. Las ritmitas son unas rocas repetitivas ab nauseam. Y es que todo se repite, aunque parezca que no. Lo vemos todo desde la óptica de la modernidad, desde el último grito. Para mi el último grito es el más molesto, porque es el que está más cerca de mis pabellones auditivos. Yo también me repito como algo aliñado. Siempre digo lo mismo. Pero, ¿Qué quieren? no soy tan original. Cada uno tenemos nuestras fijaciones. Y me planteé este blog poniendo pegoletes míos solo míos, como el tesoro de Smigol.

Y como estoy liado con las oposiciones prepárense para un viaje al infierno de mi pesadez más absoluta. Si es que no dejo de escribir aquí. Supongo que no, porque esto es un entretenimiento para mi, como salir de tapas.

Mañana ataco las rocas ígneas y metamórficas. Si me sale todo como espero tendré unos resúmenes buenísimos mañana a estas horas. Ya se lo cuento.

Haré como si les interesase porque es como una terapia (y encima gratis).

3 comentarios:

El hombre invisible dijo...

Todo lo que sea ígneo y metamórfico me interesa, Don Miguel. Debe ser cosa del carácter volcánico que escondo bajo una apariencia de roca sedimentaria.

Deje siempre cinco minutos para sus seguidores y no nos deje huérfanos de sus impresiones, Amén.

Mameluco dijo...

Nos hemos cruzado comentarios, Ubé...

Anónimo dijo...

"Siempre lo mismo, es que nunca va a cambiar, los pies y las manos atadas el tiempo pasa y nos aplasta..." Me tatué en el brazo fantabulosamente tiempo ha y todavía no se ha borrado. Y es que todo es la misma cosa, como un hecho forteano que no se sabe donde comienza y donde acaba, nunca como un jamón de cinco bellotas. Me quedo entonces con la idea de pesar 150 kilos y raparme la cabeza + las cejas, asustando a los jóvenes tras las rocas y canturreando la canción que dice:

"You and I in place
Wasting time on dominoes
A day so dark, so warm
Life that comes of no harm
You and I and dominoes, time goes by..."

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.