viernes, 7 de marzo de 2008


¡Albricias!

Después de un año y pico, por fin he podido leer y resumir y asimilar datos de provecho eficazmente, o sea estudiar, de una vez. No creo que sea para echar las campanas al vuelo, pero bueno, menos da una piedra, y no es un chiste., aunque me estudie la petrología ígnea. Ya no solo es leer. Mañana irá mejor, espero. Otros días irá peor, pero así es la vida.

Aún no me he fijado en los paisajes que se ven desde la ventana. Como posiblemente tenga tiempo, lo contaré otro día. Antes, cuando estudiaba en mi piso de Juan de Ávila, mi patio de luces, al que tanto echo de menos era tema recurrente en mis escritos y en mis poemas. Ahora veo mi azotea blanca, mediterránea; tan limpia, en contraste con el roñoso patio. Pero mi patio era mi patio, donde roncaba el vecino y el perro del 7º ladraba a deshoras y la Angelita, la portera, (nombre en clave: ¿la Susi? o algo así entre mi primo Gaspar y Fran) se enteraba de todo. Ahora mi compañía será también la ropa mecida al viento, además de los bidones del agua y el cielo azul. En mi patio interior no había cielo. Lo que se intuía de la calle era el tráfico de Camino de Ronda.

Es un volver a los orígenes. En esta habitación era donde ensayaba trompeta en mis años mozos, hace ya mil años, o parece que fue ayer, según se mire. En esa azotea y en esta habitación donde rodábamos películas de extraterrestres, de miedo. Donde grabábamos radionovelas en el radiocasete de mi padre. Ahora es mi santuario de estudio. Rocas ígneas, rocas ígneas. Hay de dos tipos, plutónicas y volcánicas.

Plutón, dios romano del inframundo y Vulcano, dios romano del fuego y los metales. Lo pone la wikipedia y lo que diga la wiki para mi va a misa.

Es fácil perderse con tanto nombre, pero ya estoy acostumbrado. Para uno que tiene tanta imaginación y tanta tendencia a la molicie como moi es duro, pero bueno. Habrá que seguir en el camino.

4 comentarios:

El hombre invisible dijo...

Además del tema del cojín, que le comentaba en el fotolog, las vistas son muy importantes para el opositor. Sin vistas no hay posibilidad de descanso y la mente se atasca. Yo tenía muchas vistas. Demasiadas. Y así me iba. Espero que su celda sea agradable y que el menú a base de agua y mendrugos sean de su agrado.

slowhand dijo...

me alegra que vayas cogiendo ritmo en eso del estudio y de las rocas ígneas!, como sabes yo tb conozco ese patio roñoso. Las horas frente a él hacen que cualquier variación sea digna de la máxima atención, a los ronquidos y ladridos yo añadiría las sábanas de la vecina de arriba que atrapan la escasa luz que logra llegar hasta la ventana...a pesar de todo, entiendo que le tengas cariño. Salud! don miguel, por nuestro patio!

Mameluco dijo...

Y las plantas de la vecina mecidas al viento, llenas de polvo, Slowhand.

¿Que os contais?

Como soy un despegao, ni os llamo ni nada, y menos ahora que soy un estudiante opositor.
LLevo 3 días y algo me dice que me voy a hartar, jejeje... a ver si me equivoco, como en tantas cosas de esta vida...

slowhand dijo...

pues no hay grandes novedades que contar...el vecino de arriba ha empezao a hacer obras y está levantando el suelo...pa qué contarte! fran tiene un montón de clases...y su tráfico de bolsas de naranjas se cotiza al alza entre la 3ª edad del edificio jejeje...yo he sido tio hace poco...seguimos sin contactar con las vecinas...en fin, que a ver si vienes o vamos nosotros a interrumpirte un poco!

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.