miércoles, 13 de febrero de 2008


Hoy hace un año, en la madrugada del 13 de Febrero, soportaba la presión del que podía ser el último examen de mi carrera. Así lo fue. Yo, siempre luchando contra la superstición, acabé un martes y trece Geología.
Casi que recuerdo aún las preguntas que me pusieron. Da lo mismo. Ese día fue un punto de inflexión importante en mi vida. Pase de ser estudiante de largo recorrido a licenciado. Solo sé que me quité un peso de encima.

El otro día, el domingo, fui al campo. Acompañé a Manolín a correr al cortijo de Tebas, cerca de Ategua. Mientras el corría, yo revise el paisaje. Había un riachuelo de aguas estancadas y un pequeño afloramiento de margocalizas. Me alegré al verlo, pues estábamos enfrente de uno en el que el año pasado por primera vez en mi vida vi ammonites en Castro, un día que fuimos a coger espárragos. Pero nada. Eran unas margas mondas y lirondas muy sosas, que conformaban un promontorio lleno de piedras de diversa procedencia, seguramente de haber limpiado los campos de cultivos de pedruscos. El campo estaba verde y me senté a mirar las nubes. Hacía calor para ser febrero. El miércoles y el jueves anterior di a los niños de primero de E.S.O. unas clasecillas sobre la diversidad geológica de Andalucía. Y me hizo recordar que efímero somos. Todo lo que vemos, lo que vieron nuestros abuelos y lo que verán nuestros nietos, no deja de ser un microsegundo en la historia del tiempo. Hace millones de años estas lomas llenas de olivos era una cuña de mar entre Sierra Morena y las Cordilleras Béticas y hace más tiempo aún era un mar que llegaba desde el actual Atlántico hasta Japón. Y los dinosaurios dominaban la Tierra. Hoy solo salen en películas y acumulan polvo en museos.

¿Quién sabe si el hombre como lo conocemos solo serán piezas de museo? ¿O saldremos en películas hechos por potentes ordenadores alienígenas? ¿O solo quedará polvo y hueso entre estratos? Bueno, y carreteras y edificios y muñecas parlantes y la Estatua de la Libertad cubierta por metros de sedimentos de playas futuras.

Bueno, no se preocupen. Solo somos una especie. Una especie especial. No somos ni muy fuertes, ni muy rápidos, ni muy grandes, ni pasamos desapercibidos. Solo somos muy listos, aunque parezca lo contrario. Nuestra adaptación ha sido esa. Si hubo un Dios que diseño el Cosmos, se le hemos ido de las manos. Yo, que no creo eso, solo pienso que la Naturaleza es sabía y sabe autorregularse muy bien. No es un proceso instantáneo. He dicho antes que somos efímeros. Se tomará su tiempo. Pero en unos miles de años nos habrá borrado del mapa. La extinción, al que tanto temen los ecologistas, es un hecho natural, y esos nichos se verán ocupados por otras criaturas. Incluso nosotros. Los que estudiarán nuestros restos y dirán: hace miles de años un ser bípedo, mamífero e inteligente anduvo sobre la Tierra, inventó el cine, las camisetas, la internet y la comida para llevar.

4 comentarios:

G dijo...

Pues yo estoy convencido de que vamos a sobrevivir porque conseguiremos conquistar el espacio. Dentro de miles de años, en alguna nave espacial, alguien estará viendo algún capítulo de Perdidos o escuchando alguna canción de los Whorish Lust… estoy seguro.

Mameluco dijo...

Si, Si... tú sigue soñando...
No estoy muy seguro de eso, pero bueno. Siempre fue más pesimista que ninguno.
En lo que te doy la razón, querido TWG, es que los Whorish Lust seremos gloriosos, cuando ambos dos seamos o muy viejos o estemos muertos. Cuando esté la civilización preparada para nuestra música...

Ana arándanos dijo...

Yo con que no nos extingamos de aquí a quince generaciones...

Recuerod que un dia en clase, en el cole, nos dijero que habia un meteorito que en teoria podria colisioanr con la Tierra en 40 años. Fue una sensacion horrible, como si mi vida no tuviera sentido. A uno no le importa reconocer que vmaos a morir, pero por favor, que no sea en nuestra época.

PD: Me ha encantado el ultimo parrafo del post.

Mameluco dijo...

No te preocupes, Ana, lo del meteorito parece descartado por ahora, aunque nunca se sabe.
No creo que pase en nuestra generación, ni en la siguiente. Algún día.
En un comentario anterior G decía que viviremos en el espacio. Yo no estoy tan seguro, pero a lo mejor, quien sabe.
Eso del carpe diem aplicado a los tiempos geológicos es vivir una vida de 90 años disfrutando desde el primer día hasta el último y aún te quedas corta, jejejeje...

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.