martes, 22 de enero de 2008


Ya antes era consciente de que no era muy capaz de hacer muchas cosas a la vez. Ahora se demuestra. No he sido capaz de hacer una rutina que llevo haciendo durante la tira de tiempo, porque tenía que preparar unas clases y por el nerviosismo que esto suponía. Bueno, me dirán tampoco es tan grave. No. No es grave. Solo me percato de que mi mente no puede asimilar muchos conocimientos a la vez. Pero ¿eso es compatible con mi eterna búsqueda patatera de la verdad? No. No, no lo es. Soy un patatero. Cero, cero patatero (decir con acento de Aznar haciéndose el gracioso, por favor). El otro día, el sábado, me levante tarde. Me levantó mi sobrino Juanito. Me levanté a duras penas y salí de la habitación con los ojos pegados y mis chanclas. Mi sobrino chico tiene dos años y medio, pero es observador y me preguntó: ¿te vas a la playa? Yo mire mis chanclas de verano Nike de color negro y me pregunto por qué soy tan inútil. Todo el mundo tiene zapatillas de andar por casa. Yo solo tengo preguntas existenciales de andar por casa. Para andar cuando me levanto tengo unas anacrónicas chanclas de verano en enero. No sé. Soy un desastre. Me duermo antes de comer en el sillón. Supongo que será la medicación y levantarme temprano cuando no estoy acostumbrado. Pero me duele dormirme por ahí. Me fastidia no controlarme. ¿Por qué le doy vueltas a las cosas para después acabar en una habitación que es un imán para las botellas de plástico? ¿Síndrome de Diógenes? ¿Perrera?

Siempre me ha costado mucho hacer las cosas y quizás, solo quizás, esa perrera, esa falta de ímpetu sea que siempre he sido así, pero no me daba cuenta. Cuando levantarme me cuenta horrores, cuando el simple hecho de pensar lo que hacer mañana es como sacarme una muela, cuando no quiero que haya futuro, no sé, supongo que querrá decir algo.

Habrá que ser positivos. Hoy dan House por la tele. Ya he visto todos los episodios, pero no pasa nada si los vemos otra vez, ¡je!

4 comentarios:

Ana arándanos dijo...

:)
Me gustan los niños. Yo tampoco tengo zapatillas, las tenia destrozadas y cuando andaba me helaba los pies, daban pena. Las han tirado por mi. Mi cuarto seguro que da mas asco que el tuyo.

Animate, aunque no pongan house.

Mameluco dijo...

Bueno, los niños están bien para un ratico. El susodicho Juanito fue causante de dos ataques de ansiedad en mi verano de libros sin fin... jejeje...

Y mi cuarto de mi cada de ahora es la mar de normal y se cuida mucho porque vivo en mi casa. Solo muchos papeles, muchas botellas de plástico y poco más. Cuando vivía en Granada era otro canta, querida Ana.
Solo recogía debajo de la cama 1 vez al año, imagínese... y jamás fregaba, solo barría de mes en mes. Era terrible. Pero después de 13 años a todo se acostumbre uno.
Algún día contaré mis memorias de mis 13 años de pisos de estudiantes y será un best seller...

Ana arándanos dijo...

Anda que te conformas con un "razonable éxito"...

Mameluco dijo...

Noah Gordon, John Le Carré, Ken Follet y Mameluco contando sus peripecias. Jejejeje!
Por pedir que no quede...

Aunque yo me conformo con que me toquen 20 euros en la primitiva, se vaya a creer...jejejeje

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.