domingo, 7 de octubre de 2007

Al paso que vamos, vamos a cambiar la expresión cheli “estás más quemao que la moto un jipi” por la más actual “estás más quemao quel retrato el rey”.

Si, últimamente vemos en las noticias como “jóvenes encapuchados” (fíjense que es una coletilla que les gusta mucho “de” decir en los telediarios) queman las efigies reales, tanto como la de de Juan Carlos, como la de Sofía, para chanza del personal allí congregado. Siempre son pancartistas, hay que decir. A mi me parece perfecto. Pero me parece perfecto porque quiero que exista el derecho de que se pueda hacer, sea quien sea y venga de donde venga. Eso es libertad de expresión. Y no hay que darle más vueltas. Otra cosa es que los que queman las fotografías de los reyes sean unos imbéciles y le hacen el jueguecito a la derecha antediluviana que se estila por estos lares. Esos jóvenes de Esquerra, con sus rastas, sus pañuelos palestinos y su aire de “vamos a cambiar el mundo” me caen muy mal, pero como digo están en su derecho. Lo de la libertad de expresión esta siempre en boga en este bendito país. Será porque nuestra pseudodemocracia es muy joven aún. El distingo entre si queman la foto del monarca o su prima la del pueblo me parece anticonstitucional, por aquello de la igualdad entre los miembros de nuestra sociedad, de nuestro Estado de Derecho (esto a quien les encanta decirlo es a los políticos, como se notan que han estudiado leyes). Pero parece que si sales en las monedas (que se restriegan de mano sucia en mano sucia) eres más intocable.


Y los mentecatos revolucionarios de postal me siguen cayendo muy, pero que muy mal. Me cae mejor el rey, porque es muy “campechano” (tópicos hasta morir, jajaja). Aunque su figura me parezca obsoleta, fuera de tiempo. Un anacronismo del viejo régimen, un vestigio de la pintoresca vieja Europa de nuestros antepasados. Las democracias deberían ser repúblicas, pues el “gobierno del pueblo” se supone que es “una cosa pública”. A lo que voy, que soy republicano como el que más, y que me parece muy bien que se quemen imágenes de Juan Carlos, de Torrebruno o de Aida de Gran Hermano. Pero los tontainas catalanistas me siguen cayendo mal. Y me parece que se lo ponen en bandeja a Federico para que hable por la radio. Y para que los conservadores se froten las manos diciendo que los quemareyes son amigos de Zapatero. Pero esto ya lo he dicho ya, ¿no?
La libertad de expresión, ya lo he dicho muchas veces en donde me hayan querido escuchar, no es una cuestión de gusto. Si han visto la peli “El escándalo de Larry Flynt” tendrán una visión más precisa de lo que quiero decir. Larry Flynt es un editor de pornografía y zafiedades, y decía en algún momento una cosa por este estilo: “Si las leyes me protegen a mi, que hago basura, imagínense a los ciudadanos con algo importante que decir”. Pues eso. Que hay que proteger incluso lo feo y chabacano, porque es una forma de expresión como cualquier otra. A los bienpensantes les parece ofensivo las procacidades, las marranadas y las palabrotas, hay que evitarlo, dicen. Pero no se paran a pensar que sus ritos, sus comportamientos y sus ideas me parecen a mí repulsivas y erradicables por completo. Pero que cada uno se acerque el ascua a su sardina y supongo que se compensará. Aunque no se. En este país se equipara tanto la palabra al asesinato, que lo mismo por decir esto me están acusando de ser de la ETA, como a los hijos de la familia Alcántara en su pueblo, fíjense.

Pues a mi, plín.

5 comentarios:

hornillero dijo...

Bienvenido de nuevo amigo mameluco, me alegra poderte leer de nuevo, y máxime en un tema como este, "el de los chupopteros", que me gusta tanto.
Y como no, se mezclan los temas republicanos, libertad de expresión, y finalmente "la pela". Porque a fin de cuentas, y no has tocado el tema, y fuera gaitas y Jaimes los conquistadores, la pela es la pela, pero los ingenuos esos piensan que gerona y otros pueblos perdidos, van a ganar más con un gobierno en Barcelona, jie jie, pues lo mismo que los de castro con un gobierno en Sevilla, comernos los mocos.

Un abrazo

Lia Mota dijo...

Me alegra que vuelvas a escribir, sobre todo porque estoy harta de leerme las "noticias" del 20minutos.

Y respecto a lo del Rey, estoy contigo, quema una foto a uno que le da por ahi y los demás siguen el rollo en plan culo veo culo quiero, ayer volvi a mi Torrebrons del amor y me lo encontré plagadito de banderas de España... siempre mejor que la pancarta que encontré en la carretera de valencia, de viva el Rey y su puta madre...
En fin... la tercera república acecha... uoooooo

¿y qué mas dará? digo yo...

eva bouvois dijo...

Decir "Esos jóvenes de Esquerra, con sus rastas, sus pañuelos palestinos y su aire de “vamos a cambiar el mundo” me caen muy mal, pero como digo están en su derecho" tiene toda la pinta de: no les soporto, vaya unos gilipollas... en vez de: tienen derecho a hacerlo (es que la expresión: me caen mal pero tienen derecho, me suena tan "liberal", entendido como progre-políticamente correcto...)

Los mentecatos revolucionarios de postal "el rey es campechano", son mucho menos mantecatos revolucionarios que tú y que yo (bueno, a ti no te conozco, con ello me refiero a que vivieron una época en la que se luchaba más que ahora, tal vez porque ahora "parece" todo limpio y se las arreglan para que si alguien se queja sea un quejica, y ya está)

Soy republicana, pero entiendo que un presidente de la república cobraría más o menos lo mismo, tal vez menos, pero si cobra menos: ¿quedarían contentos algunos republicanos si rebajaran el dinero destinado a la familia real?, son preguntas que me hago, sobre todo cuando sé que tendremos que votar para conseguir un presidente de la república que no mirará por las personas de la calle, sino por intereses políticos.
Lo que no quiere decir que el rey se preocupe, pero me cuestiono ciertas cosas.

Estoy de acuerdo contigo en algunas cosas, y por supuesto, si no se encuentran culpables: siempre nos quedará eta

pd: me pareció interesante la entrada, un saludo

Mameluco dijo...

ESos jóvenes me caen fatal si, jajaja, pero tienen derecho a hacerlo, al igual que lo tienen los fachas a celebrar el 20-N.
Solo digo que todos moros o todos cristianos. Ojalán fuera todos ateos, jojojo.
En este escrito ni he querido ser ni dejar de ser politicamente correcto.
Yo solo digo que la libertad de expresión es lo que nos diferencia de las dictaduras. Toda esa patraña del Estado de derecho, ser ciudadano y tan me da mas o menos igual. Cada uno se siente lo que quiera sentirse. Aunque yo los odie, o mejor que odiar, me den tanto repelús como pueden ser los pies negros, los catequistas o los grupos neonazis. Detestar también entra dentor de las libertades individuales. Si no pudieramos detestar a Nieves Herrero o a Parada o a Zaplana o a Pepe Blanco, ¿que nos queda?
En todo caso si hubiese presidente de la Rapública elegiríamos al que se gasta la pasta, que ya es algo. Pero bueno que cada cual haga de su capa un sayo.
Sobre todo gracias por el comentario

ana_arandanos dijo...

Me parece un artículo muy acertado, nada qué reprocharte.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.