miércoles, 20 de junio de 2007


Ya les he repetido 1000 veces a los que me leen, el rollo del verano. No me gusta el verano. O bueno, eso se podría decir en primera instancia, me molesta el calor, el sol, los mosquitos, pero me evoca recuerdos y sensaciones que hacen que durante el año eche de menos el verano, sobre todo los veranos pasados. Y ya, también les he comentado que para mí el verano es la lectura, la lectura repetida. Y desde hace años se repite un nombre en esas lecturas. Creo que fue en un post de La Petit Claudine donde dije que para mí Lovecraft trascendía el género, su género, el fantástico. Y también decía que me he alegrado de empezar a leer a Lovecraft con ventitantos (ya tengo la treintena más la unidad) pues he podido solo aprovechar todo el placer de la lectura. Si, en mi adolescencia hubiese flipado, pero quien sabe si me hubiera convertido en un friki, en un talibán lovecraftiano, lleno de dibujos de Cthulhu y juegos de rol. Nunca fui propenso a los juegos de rol, pero quizá me hubiera gustado ser Randolph Carter (la lectura del autor que más me ha marcado) o uno de los Marsh de Innsmouth. He disfrutado pues del Lovecraft literario y no del H.P.L. vertiente nerd. No quiero decir que todos los que leen a Lovecraft en la adolescencia sean unos insensatos jugadores de rol, claro está. Lo que pasa es que me molesta que asocien una cosa con la otra, porque considero, y a lo mejor me equivoco, que le resta importancia a su literatura. Su vibrante prosa, churrigueresca, barroca, llena de adjetivos hipnóticos y terroríficos y sus nombres, lo nombres de ciudades, dioses, los nombres de la Nueva Inglaterra soñada por él. Soñada o recordada a su modo. Hay quien dice que el autor es más interesante que sus escritos, como ya comenté un día sobre Panero. Aquel día dije que la obra de Panero es importante aparte del autor. Con H.P.L. no estoy del todo seguro. Y es porque hacer literatura de género tan particular, tan personal es una cosa muy rara. Con sus manías sentimos el terror. Cuando lo leemos de veras, hace que repugnemos el pescado, que seamos reticentes con los extranjeros, que tengamos pavor al frío, que nos de miedo (más aún, en mi caso), el mar. Y por eso digo que es difícil disociar una cosa de la otra, la autoría y la obra. Y ¿por qué les cuento todo esto? Pues aparte de porque me apetece porque me he estado visitando un página, que en contenidos y en forma, me ha gustado mucho, sobre el genio de Providence. Es muy completa, con una H.Pedia donde consultar todos los nombrecicos que les comentaba antes.
Para mi es, pues, un placer recomendarles:

HPLOVECRAFT.ES

Muy pronto en sus pantallas la 6.ª parte de Es un cursi muerto

4 comentarios:

ana_arandanos dijo...

Si me recomiendas una obra suya, me la leere en verano y asi estamos en paz con niebla.

Arwen_mge dijo...

Señor Mameluko, esta vez le tengo que dar un tirón de orejas ¬¬. No todos los jugadores de rol somos unos nerd que nos flipamos gritando Iä Iä Subbnigurath!!!, mientras tiramos dados y apuñalamos por la calle a la gente. Ni todos nos pasamos horas y horas en una tienda de comics buscando la figurita que complete nuestro ejército del caos de Warhammer.

Algunos somos personas normales (o que se esconden bajo la apariencia de personas normales), que entran en una tienda de comics como pueden entrar al Zara, a comprar y punto, sin brasear al dependiente con la última edición del Spiderman de Romita.

Vamos, con esto quiero decir, que a muchos roleros nos gusta H.P.L., pero por ejemplo, a mi tambien me gusta Dostoievsky y eso no es muy nerd que digamos (más bien gafapasta). En el mundo del rol, como en todos los mundos, hay gente que disfruta y se entretiene con este tipo de cosas, y otros que hacen de estas cosas su vida y todo su mundo. Esos son los peligrosos. Los demás somos tan inofensivos como un jugador de ajedrez.

Le recomiendo una buena sesión de rol, a poder ser, de los Mitos de Chtulu, quedaría fascinado.

Por cierto, he comprado una biografía de L. interesantísima, ya le comentaré si le interesa ;).

Arwen_mge dijo...

Veo que no nos vamos a poner de acuerdo nunca, señor Mameluko en relación a esto de los juegos de rol ;). Me temo que como tantos otros, se ha encontrado previamente con lo "mejor de cada casa" en este tema. Ojalá algún día pueda quitarle este prejuicio que me afecta ;). Pero acepto su opinión. Ya le digo, si quiere, hablamos en privado sobre ello.

La biografía que le comentaba se titula "Lovecraft, La Antología", Edición de Teo Gómez, Editorial Oceano Ambar. Tiene como particularidad un Necronomicón ilustrado por Lluïsot y es una forma bastante amena de acercarse al autor. Aún no la he terminado, cuando lo haga le comentaré más en prufundidad.

marmota dijo...

Bueno, al final tendré que leer algo de este hombre...

Estulta, estulta!
Aguante!

(Creo que tengo que dejar de leer los comentarios del post de avril.)

:)

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.