miércoles, 1 de septiembre de 2010

Descripción Acción Camión


Por perderme en la descripción, y no centrarme en la acción mis relatos son una mierda como un camión.

No he estudiado literatura ni me sé las figuras retóricas ni la madre que las parió. No sé narrativa comparada e ignoro, talque los misterios del universo, el análisis sintáctico de una frase. Lo que si sé es que, como lector que soy, los tres minirelatos –uno de los cuales ha crecido hasta llegar a cuento- que he empezado solo se fijan en detalles nimios y después no pasa nada. No avanza la acción. Bueno, en uno de ellos que es humorístico quizá no sea tan imprescindible que la acción avance demasiado: pero es que hay uno de miedo que el terror lo provoca la imprecisión de mis palabras y el no llegar a ningún sitio. Me podría tirar el pego de que abro nuevos caminos en la narrativa y que patatín patatán. Mentira podría. Soy más clásico que una columna jónica y mis innovaciones no van más allá de un localismo o un arcaísmo aplicado a un ambiente en condiciones normales. Lo de las condiciones normales es una cosa de gente de ciencias, pero para el caso es lo mismo. Llevo sin ser productivo demasiado tiempo. Yo, el que pretendía seguir con la novela sobre Oliver y la Antártida que empezara hace dos años, he vuelto a fracasar estrepitosamente. No soy capaz de escribir muchas líneas al día, y las que escribo después las cambio y las estiro como un zapato estira un chicle pegado en el asfalto estival. En realidad no existe ningún asfalto estival, sino asfalto caliente por el calor estival, pero yo creo que se entiende.

O sea, ¡que no, pardiez! ¡Que soy un fraude! Hay que ser cocinero antes que fraile, y antes que cocinero pinche. Yo estoy a nivel de cascahuevos (que mal suena esto). Leer a Chesterton, Vonnegut, Le Fanu, Conan Doyle o Conrad no ayuda a formarme un buen concepto propio de las mierdas que escribo. Mierda como camiones.

Y no entraré en el discurso democrático de que eso lo tienen que decidir ustedes, porque esto es una dictadura. La mía. Yo, como decía aquel, muevo los hilos.

Por lo menos aquí.

12 comentarios:

Mazes dijo...

uy uy uy uy uy uy uy
¿pero qué te pasa con el maravilloso mundo de la sintaxis y qué problema tienes con la narrativa?
a ti lo que te pasa es que ves como se acerca el fin de tu agradable estancia en el campo
relájate...
por muy dictador que seas tú, las musas son anárquicas y no hacen caso al "lo quiero aquí y ahora" son más bien como cuando tienes una palabra "en la punta de la lengua" y dejar de pensar en ella, resulta la mejor solución.
así de caprichosa es la cosa

Toni dijo...

Mameluco: Afortunadamente, todos tenemos días malos. Luego estamos los que también los tenemos peores, pero en realidad eso no debería hacernos más desgraciados que de costumbre.

Manuel Millán dijo...

viva la república independiente de tu casa!!!!
no te puedo decir otra cosa, querido Mameluko, me pierdo en el mundo literario......

Manuel Millán dijo...

pero que conste que a mi personalmente me gustan mucho tus relatos...

Mameluco dijo...

Mazes sabes de sobra lo que opino del análisis sintáctico. Mi problema con la narrativa es que desconozco sus intersticios.
Contrariamente a lo que me comentas, no es que se acabe el campo, es que se acerca el futuro, que no es lo mismo... aunque aún me quedan un par de semanas por aquí.
En mi forma de escribir no se puede hablar de inspiración, musas o cosas así. Yo siempre escribo fluido, o sea, lleno espacios, pero cuando dejo reposar las cosas me pasa que después encuentro tontas las cosas que escribí ayer.
Es al final una cuestión de autocrítica.

Toni, yo soy de los que tienen días peores a porrillo. Me había acostumbrado a lo bueno y ahora va y llevo como 4 días bastante fastidiados.

Manolo ¡Viva! Gracias por gustarte mis relatos. A mi también me gustan la mayoría de tus fotos.

El hombre invisible dijo...

El problema es si hay algo que decir o no. A mí eso me pasa a menudo, en especial cuando voy a la panadería y no sé que decir (porque se me olvidó el pedido). Entonces se fracasa literaria y literalmente. NO se preocupe Don Miguel, yo soy también un clásico algo más antiguo. Lo mío es de columna dórica. Las florituras llegaron después.

Mobesse dijo...

¿Todavía con esta mierda? Pon tu culo en marcha, negro. Literatura no es lo que quieres hacer. Es lo que estás haciendo, gilipollas! No busques más mariconadas y haz lo que tienes que hacer. Tienes material suficiente, tienes las mejores esquinas. En ésta tu eres el jefe. ¿A qué esperas?

The Wire. Genial

Mameluco dijo...

Las volutas de mi capitel están marchitas,jajajaj Sr. Ubé. Yo siempre tengo algo que decir, pero en el proceso cabeza teclado se va yendo el aire, como en el fuelle de un herrero.
Lo que dice de la panadería es verdad... te quedas en blanco y llegas a tu casa con un pan integral con pipas laxante.

Mobesse ver The Wire puede tener efectos secundarios, como creerse que siendo maestro de escuela retirado (me gusta este decimonónico término) es un traficante de crack, jojojo.
Pondré mi culo blanco en acción, procuraré no ser tan nenaza, y defenderé mi esquina a base de hostiacas dialécticas como panes y pasando el mejor material para negros que haya imaginado en tu puta vida.

Eso es para darle el gusto jubilata Mobesse, porque estoy más perdido que un negrata puesto de polvo de ángel en mitad de un Toy'r'us.

Mobesse dijo...

Fue imposible evitarlo. Creo que estamos saliendo de esta fiebre que nos ha dado a toda la familia y que nos ha llevado a comunicarnos durante unas semanas mediante la jerga wire. Partiéndonos de risa, claro está.

Pero es cierto, perdido o no, eres un animal literario. Quizá no encuentres el género, o el tema, o lo que sea que estés buscando, pero toda tu escritura es literaria. Hay siempre una distancia, por mínima que sea a veces, entre lo que es y que dices. Hay una voz y hay un personaje, que no es exactamente el que yo conozco. El que yo conozco es otro personaje; de la vida, sí, pero personaje por muchas razones que no son para contarlas aquí.
Seguiré leyendo tus "entregas", en está tercera (para mí) temporada.

Mameluco dijo...

Es divertida la jerga wire, si.

Me halagan sus palabras, Mobesse. Es lo que pretendo. Sin dejar de contar cosas mías que no dejen de ser como un cuento. Porque si no hubiese literatura es mis palabras sería un imbécil contando majaderías (extremo al que creo no llego aún).
He de encontrar algo que me impulse para ser un pelín más ambicioso o serio o entusiasta o yo que leches sé. Sé que no soy bueno, pero algo se podrá aprovechar, digo yo, jejeje.

Saludos a todos.

Diego Luis Urbano Mármol dijo...

Como diría Sabina: Las musas nó, las putas.

Mameluco dijo...

Diego Luis... no deja usted de decir palabras prohibidas por mi microprocesador. Ha sido procesar la palabra Sabina y ha empezado a hacer cosas raras. No le digo más que esto lo estoy escribiendo con el Defragmentador de disco...

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.