miércoles, 7 de abril de 2010

Mundo Moderno 2.0.10

Los que esculpieron en piedra el Código de Hammurabi ya se decía para si que el gusto se estaba perdiendo y que con Franco llovía más. Bueno, llovía al gusto de todos, porque este año hemos tenido agua para embucharnos cual paramecios en un charco. La razón de que diga estas extrañas palabras, metiendo a los mesopotámicos y al pequeño y anterior Jefe del Estado o Caudillo (autoproclamarse con Viriato ya le valía) es que todo es muy feo en el mundo y no encuentro criterios estéticos en el mundo de hoy. Pero, desde la base, que esto es tan personal como que todo tenemos ojete, y cada cual el suyo. O sea, para gustos colores, aunque algunos sean daltónicos en sus gustos, otros tuertos, y otros irremediablemente ven menos que un gato de escayola. Y no, no solo hablo de arte, música, escritura o como va la gente vestida. Es a la percepción de “todo esto se va a tomar viento” que inunda nuestros corazones (en el hipotético caso de que ideas más o menos complejas se albergaran en músculos cardiacos –cosa ésta, como poco, improbable-). Las imágenes estilo Playstation de los americanos matando gente y los subtítulos en inglés (llamando malditos bastardos a los fiambres) son una muestra de cómo la estética juega un papel preponderante en el mundo de hoy. Mato como quiero, porque puedo y después quedamos en el bar. Pero como digo es una cuestión de estética. Equiparar las denuncias por abusos a menores al clero como persecución igualita, igualita que el Holocausto, nos dice mucho de la etérea y quizá débil idea que quiero transmitir. Más cara que espalda. Gentuza en la cúpula y en la cópula. Que nos lo resuma Makinavaja: “En este mundo podrío y sin ética, solo nos queda la estética”. La estética del oropel y la grandilocuencia, de los manteles manchados con salsa y huesos de pollo, la pátina polvorienta de un confesionario en el que hoy las pancartas sustituyen a la bulas (que son bulos), las palabras (mucho prometer) antes que los hechos y los hechos (mucho matar) antes que las palabras.

Y esa es la vida que nos toca vivir. Gripe A, gripe aviar, SIDA, Ébola… la auténtica pandemia es el mal gusto, lo chocante y lo inaudito. Los dos elementos más abundantes en el universo son el hidrógeno y la estupidez, que decía Buero Vallejo. Y es contagioso. Todos estamos inoculados por el virus del atontamiento más espantoso. ¡Seamos al menos conscientes! Yo no puedo predicar con el ejemplo, porque solo pienso en oposiciones, en ser funcionario, y en cosas así. No soy muy consciente de mucho de lo que pasa a mi alrededor. Tengo un blog abandonado, una familia que me aguanta, unos pocos amigos que me soportar, y un egocentrismo que puede mutar en agujero negro debido a su alta densidad. Ya mismo, como siga reconcentrándome tanto en mi mismo, voy a atraer a la luz. Y eso si que es una mierda, oigan. Encima de tener obras en la calle, mis vecinos con un agujero negro, que sabe Dios a que dimensión lleva, al lado de sus casas. Que se aguanten. Más me molesta a mi tragar fotones, que dan ardores y saben como si chuparas una bombilla (¿quién diablos ha chupado una bombilla jamás? Un fákir come cristales, supongo).

Acabo.

Disculpen mi ausencia. Tengo demasiadas cosas que hacer y soy una persona muy lenta, menos comiendo, hablando y bebiendo cocacola.

Si es que ¡a donde vamos a llegar!

11 comentarios:

PMM dijo...

Yo no sé a sónde vamos a llegar, pero lo que sé es que si esto sigue así, aquí no me quiero quedar. Tendré que emigrar a un mundo que no existe.

Diego Luis Urbano Mármol dijo...

Hombre Miguel. Si eres las personalización del mal gusto.
Mira que beber Coca-Cola.

P.d. : Aunque se que tu madre compra pesi*.
* pesi o pepsi

Mameluco dijo...

No se puede huir, Pilar...

Nunca me habían dicho que era la personificación del mal gusto, Diego Luis. Puedo serlo, pero no porque me guste la Coca-Cola, desde luego (me declaro fan incondicional de la bebida de Atlanta). Yo bebo todas las bebidas carbonatadas que haga falta, menos 7up o Sprite, bitter y tónica. La Pepsi (yo no soy el Niño, y digo Pepsi) me gusta también, pero más la Coca-Cola, ¿para que le voy a engañar?, aunque usted la venda.

Mi madre en realidad compra refrescos para las visitas, porque yo en casa no bebo nada más que agua, gaseosa y alguna Pepsi,si.

Nos hemos salido un poco del tema, ¿no? Jajajaja.

Mobesse dijo...

Ya sabes que todo es cuestión de tapas: las tapas geológicas (en realidad, raciones, por su magnitud), las históricas, las tapas de la vida. Y luego están las ontogenéticas y las filogenéticas. Y me hago un lío. Nunca sé si la decadencia es de los Otros o sólo mía. Usted habla de decadencia, pero es que usted también decae. El relativismo nos pierde. El mundo es de los que creen en verdades absolutas. Los que manejan el tiempo, el dinero o la idea de Dios nos tienen bien jodidos a los del todo depende. Encima nos venden está verdad de que nada es verdad que a ellos les sobra. Y también la
cocaloca con su a mí me gusta. Tenemos , pues, un mundo, a su medida, pero a nuestro gusto (mal gusto) ¿o es al contrario?

Feliz reencuentro. Ya queda menos. Para todo. Je,je.

Ster dijo...

juer... se ma atragantao la ensalada prefabricada que me estoy comiendo a to correr en esta mierda de mundo de mal gusto

pozi a todo, menos a lo de la Coca-cola, a mi sola no me gusta, con whisky si
jijiji

El hombre invisible dijo...

Leuret está disponible, don Miguel. Allí reina la estética, esté o no operada.
Un día quiso entrar la ascética, pero pusimos el cartel de averiado en el ascensor negro (similar al agujero negro, pero mecanizado).

la gata chundarata dijo...

Tiene usted mucha razón en las cosas que dice en el post y el el post post, pero me voy a quedar con el principio porque se resume todo ahí. "Los que esculpieron en piedra el Código de Hammurabi ya se decía para si que el gusto se estaba perdiendo y que con Franco llovía más." Si nos quedamos en nosotros mismos solo haremos que ver gente fea y conductas muchisimo más feas aún, y claro, sus vecinos tendrán un problema de obras y de agujeros negros...
No trato de llevarlo al hipotético huerto del optimismo, yo misma no me lo creo, pero como dice Manolo Gracía "no es gran cosa, pero algo hay que escribir"

miaus

Pdt: No entiendo como no le gusta la Tónica, mire que hay mal gusto en el mundo!

Mameluco dijo...

Perdón por la tardanza en contestar... he estado ocupado, muy a mi pesar...

Querido Mobesse Efectivamente, el relativismo nos pierde. El mundo decae, y yo más rápido que el mundo me derrumbo, me levanto y me derrumbo. Yo sé verdades, verdades que los que manejan el cotarro no saben. Su dinero, sus trajes y sus despachos se irán a hacer gárgaras cualquier día de estos. Piense en lo que le digo. No son conscientes, pero se extinguirán, ajajajajajaja. Nosotros también, pero a ellos les dolerá más porque se creen eternos en sus templos de mármol brillante y secretarias uniformadas.

Ya falta menos, para todo, si... y mire por donde quiero que se pare el tiempo ahora. Lo necesito. Si quiere me presta usted, futuro prejubilado...

Ster este blog, como su dueño, es abstemio. La cocacola como mucho con un Vega Silicia, y por dar por saco un poquitín haciendo kalimotxos caros.

Invisible Leuret es un agujero negro en si, porque no sabemos si existe o no. Chupa energías, pero en bueno... algún día iré allí desde Abodroc.

Gata, el reverso tenebroso del optimismo no hará mella en mí por el momento. El mal gusto puede que sí. Porque en verdad tengo mal gusto algunas veces. Pero a sabiendas, ojo. Entonces ya soy guay o "camp" (Susan Sontag dixit) jajajaja...
No, sigo siendo un pobre desgraciado que espera demasiado aún del mundo. Pronto no esperaré nada y seré feliz.

yo dijo...

Como mola la foto colega que guay,

El Pez Plátano, dijo...

Si Makinavaja hubiera nacido en Alemania... el mundo entero se dejaría barba de 2 días.
Perdone, Mame, no estoy muy inspirado. Más bien nada.
Suyo siempre:
El Bóla

Mameluco dijo...

No me lo creo. Usted siempre está inspiradísimo, Pez Plátano (vaya nick, Violencia, vaya nick, jajaja)

Makinavaja es patrimonio nacional español-charnego de pura cepa. De cuando el Raval era el Barrio Chino, copón.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.