martes, 19 de enero de 2010

Constantes y contrastes



Constantes. Hay constantes hidráulicas, eléctricas, de proporcionalidad y la velocidad de la luz en el vacío es una constante (de hecho lo único absoluto absoluto a ciencia cierta del universo). Y yo, ustedes, todos, aunque no seamos constantes, tenemos constantes vitales. No me refiero a que el corazón bombee la sangre hasta el último capilar de nuestro cuerpo (que también) sino que me lo que digo es que la vida de cada uno está regida por unas inmutables reglas de conducta. Las mías ya saben cuales son. Hoy no quiero redundar. Pero aún teniendo unas constantes la vida nos lleva a unos contrastes bastante inevitables, a la vez que la mayoría de las veces, incómodos. Salidas de tono, autopeleas de nuestros dos hemisferios cerebrales, incoherencias, en definitiva, salpican la vida, y siguiendo con el juego de palabras, es la constancia del contraste constante. Nadie es perfecto. La coherencia está muy bien como objeto platónico en el mundo de las cosas fetén, pero aquí es dificililla. Yo, por poner un ejemplo, reduzco cada vez más mis autoexigencias para no caer en la trampa mortal que es ser incoherente, pero esto es como estopa que viene el diablo y sopla. Pero hay que tener una cosa clarinetísima, la incoherencia lo es cuando uno siente que la es. Es como la belleza, que está en el interior (ja ja y ja). Si no, viva yo y mi caballo, pardiez, que son pocos, cobardes y les huele el aliento a perros muertos. Me desvío, otra constante. Los contrastes, como iba diciendo -no estoy muy seguro de esto, de que lo fuera diciendo-, son impertérritos en nuestra, a priori, ampulosa vida causivegetal, pues en cuanto nos da por pensar todo contrasta. Se nos suben los colores, la saturación se eleva y la birrefringencia se nos pone por las nubes, como el colesterol o los triglicéridos. Por eso lo mejor es el color plano, que nuestras conexiones neuronales no nos hagan sufrir más de lo debido, y que nuestras constantes se mantengan fijas y fijadas (no es redundancia, es convicción) aunque sea con clavos ardientes, con grapas Petrus o con Blu tack de los chinos. Que no nos engañen más con eso de los contrastes, porque a mí, personalmente, aunque me guste el cerdo agridulce, no me gustan las tortillas desestructuradas. Se me repiten.

7 comentarios:

Clares dijo...

Yo tengo ya más constantes que contrastes, y eso debe de ser de tanto leer a los taoístas, o mismamente por la edad. Estoy notando que estudias mucho, porque estos temicas son de cuando uno está hasta los mismos de unidades didácticas y monsergas, que hay que ver cómo está el patio educativo.

Mameluco dijo...

Estudio lo que buenamente puedo, Fuensanta. No quiero forzar la máquina para no derrumbarme y perder unos días de empolle. A veces es difícil de conseguir.
Yo también tengo más constantes que contrastes, no por leer a los taoístas, sino porque soy muy cabezón, jajajaja, muy amigos, pero el borrico a la linde, que diría el refrán agrícola, es lo que me repito a mí mismo para no caer en la tentación de ser un veleta.

El hombre invisible dijo...

La vida sin constantes contrastes sería cosntantemente aburrida. Por cierto, alguien me dice al oido "birrefringencia" y no sé si me da la clave de un arma secreta o me insulta directamente.

Mucho tiempo sin verle por el flickr. Agradezco su comentario. Espero ver el póster antes de que la ley antitabaco se apruebe.

Chis-pon.

sixto camara dijo...

Quillo hoy me he perdido esto es mucho pa mi cuerpo, yo temas sencichitos pero esto es de categoria este diria la pajin acontecimiento planetario o galactico puesto asin quien sabe lo de constante y contraste me ha dejao estreñio me descubro no puedo mas yo como decia Unamuno que invente ellos, que yo me voy para que me eche la bronca el Millan de Astray, con su famoso grito muera la cultura viva la muerte, menos mas que este baranda no lee estos articulos raros si no te llevaba al paredon o a las viejas mazmorras del cuartel ,ja ja ja es una broma ya se fue Miguel me contestara como es logico pero te digo una cosa Parad el mundo que yo me apeo, un murciano.

Mameluco dijo...

A mi alguien me dice birrefringencia Hombre Invisible y me pone de mal café. Y es porque se lo que es, jajajaja...

Lo del Flickr fue a partir de Facebook... lo tengo ahí parao porque no soy goldmenber y no quiero que se vayan las fotos que tengo... jejejeje


De acontecimientos planetarios está el mundo lleno, pero no en el mundo político precisamente. Esos está más bien "estrellaos"...amigo Sixto.
Millán Astray me hubiese fusilado, pero no me importa, jajaja.

Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?

mobesse dijo...

No entiendo nada, pero qué gusto da leerte. ¡Que excesividad! Constantemente variable.
Un beso, Mameluco.

Mameluco dijo...

Ne encanta lo de excesividad...

Un beso grande, Mobesse

Postdata: Yo tampoco lo entiendo demasiado... :·[

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.