viernes, 27 de noviembre de 2009

La sociedad es la culpable...o no

Saben de mi obsesión por el tiempo. Por el metereológico también, pero no tanto. El tiempo de los segundos, minutos, días, meses y décadas. Si, ese es el tiempo que me interesa, que por supuesto lleva implícito los cambios en la meteorología. Solo sé que pasan las semanas, y parece que llevo esto de escribir los jueves/viernes en este blog a rajatabla. Miren, no sé que contarles ya. No es que se me haya secado el seso, como otras veces he creído (que afortunadamente solo han sido defectos de mi percepción errónea), sino que estoy cansado. No del blog, ni de ustedes, y ni siquiera, y esto es novedad, de mí mismo. Estoy cansado y punto. No tengo ganas todos los días de estrujarme las meninges demasiado en ofrecerles algo con que reirse o con lo que pensar, o de lo que pasar como de comer mierda y no comentar. Llevo amarrado toda la semana al ordenador, alternando mi unidad didáctica de la Biotecnología de marras con el diseño de una cosa que es altamente laboriosa, sobre todo para un pejigueras como yo. Ya les aviso de lo que es cuando llegue la ocasión.

Por lo demás hoy ha llovido, Noviembre se consume, el olor a hojaldrina Mata está a la vuelta de la esquina, Frodo ha tirado el anillo en el Monte del Destino y mañana otra vez la partida, eterno retorno de viernes, una espiral de sucesivos déjà vus, periódica pura.

Y no tengo ganas de nada. Ahora no lo achaco a enfermedades, ni comeduras de olla, ni el sunsum corda. Simplemente aflora lo vago que soy. Un vago que hace demasiado para presumir de tal condición con orgullo. La molicie deseada, que nunca llegará, me anima a seguir en la brecha. Pero el tiempo es como un comecocos persiguiendo a un fantasma parpadeante. Te ve el culo, te sopla en la nuca y va corre que te corre a pillarte. Cuando te alcanza es como una bofetada, pero claro, la culpa la has tenido tú, no el tiempo, que es una convención como cualquier otra. La luna y el sol salen y se ponen, y eso determina que crezcan las conchas, los árboles, que el lirón duerma o que la flor florezca, pero no hay ninguna ley natural, o al menos yo no la conozco, que imponga que para el viernes tengas que tener mirado el tema 2 (que es de la estructura interna de nuestro planeta) porque los genes son para otras cosas, y no para obligarnos a estudiar paparruchas. Y si es que al final, la sociedad es la culpable.

Amén.

7 comentarios:

Clares dijo...

Pues claro, la sociedad es culpable hasta de que se nos caiga un botón, porque no hay nada mejor que tener un saco lleno de paja para echar ahí todas las culpas. También la sociedad es culpable, faltaba más, de que no tengas ganas de escribir en tu blog, pero mira por dónde, tú, todos los jueves, vas y escribes algo. Eso se llama gracia. La de Machado. Al fin no os debo nada, me debéis lo que he escrito. Yo ya de antemano te lo agradezco. Abrazos y ánimo con el tema 2. Yo también voy por el dos tercera parte.

El hombre invisible dijo...

Miedo me da, don Miguel. Cada vez que leo su columna es como si yo mismo lo hubiera escrito. Tengo su misma obsesión por el tiempo y también soy un vago de tomo y lomo con pimientos. Encima me ocurre lo mismo: No sé qué más contar en el blog (por eso se ha convertido en un noticiero de refritos tomado de aquí y de allá del mar cibernético). Miedo. Tengo miedo de tener dos o tres personalidades instaladas en otros cuerpos, en otras épocas, en otros planetas... Me parece que me he pasado con la aspirina de física cuántica (¡cuantíca me he tomado, leñe!)

La Chévere dijo...

A mí hace siete meses que me sucede lo mismo y parece que te gano a vagancia...
¡Creemos el greguetwitter y hagamos por fin literatura de vagos para vagos ;-)!
Acabé escribiendo un montón de bobadas sobre oposiciones, no te digo dónde para que no las leas.
Besos.

sixto camara dijo...

Amigo Miguel yo si estoy obsesionado,con el tiempo y en mi caso mas ten encuenta que vivimos en una tierra que el agua es bendita sagrada ante los hombres del campo mirabamos al tiempo del cielo que era nuestro pan de cada dia hoy hemos cambiado hoy se mira mas hacia Europa donde alli hay otro tiempo pero el de los que manda y nos dicen lo que hay que hacer, quiero vivir un segundo quiero vivir un minuto quiero vivir una hora quiero vivir un dia quiero vivir una semama quiero vivir un año quiero vivir un siglo coño quiero vivir mas que el tienpo amigo yo quiero vivir todo el tiempo Miguel un rollo pero que vamos hacer los agricultores termino mañana al campo a las aceituna ahi se me acabo el cuento perdon el tiempo que lo pase bien entre tu y yo no te veo ultimamente tu amigo el agricultor se me olvidaba me he enterado que en tu pueblo esta semana estay de aurora que canteis al tiempo para que el dios de la lluvia caiga sobre vuestro pueblo.

Mameluco dijo...

De nada, Clares es una cosa desinteresada, jajaja. Para que ustedes se rían un poco.
En parte, ahora que lo pienso, la sociedad es en verdad -en parte, I repit- culpable. Me hace querer ser funcionario, jajajaja... :$

Usted es yo y yo soy usted, Ubé. Ambos somos invisibles inter nos, conectados en un nivel de consciencia que ni el mismo Anthony Blake se puede imaginar.
Los vagos unidos siempre serán vencidos (y nos da igual, carallo, como tiene que ser).

Querida Chévere, con una niña que cuidar y querer ya me dirá usted si es vaga o no. Yo no lo creo. Vaga para escribir, pero no para vivir. Yo soy vago a efectos contractuales con la vida, aunque después haga demasiadas cosas para mi gusto. Si yo lo que quiero es leer y poco más. ¡Ay!

Don Sixto hay que mirar al cielo y no a la UE, como bien dice. Hoy domingo hemos mirado, y aún sin haber salido a cantar el rosario de la Aurora, han caído en la campiña aguas esperadas.
No se puede ser eterno. Es ley de vida. La vida sin muerte no sabremos lo que sería. Pero eso de la eternidad me parece bastante aburrido...

PMM dijo...

Me río yo de tu vaguería, peor bueno sis sigues así no me importará que sigas siendo vago. No te tomes lo del blog como una obligación. Esto es como el querer, o es de verdad o sino ya no querer.

Mameluco dijo...

Me gustaría ser un vago sin remordimientos. La única vía es la Euromillones. Pero uno es de una condición y no puede cambiar de la noche a la mañana.

Lo del blog no es obligación, es devoción, jajaja...

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.