miércoles, 28 de octubre de 2009

No se puede estudiar la geología de la Tierra Media



Durante estos días se me han ocurrido mil post diferentes, sobre todo cuando no tengo un ordenador a mano. Les tenía que contar el shawarma que me tome con Enrique Antispop el sábado por la noche, y recomendar su blog Antivoyeur. También tenía uno en mente sobre las culturas alternativas que iba a ser muy entretenido, pues versaba sobre la visión del mundo de los muchachos de Intereconomía y como me paso las horas muertas viendo su programación enclenque propia de una tele local, escuchando a personas que piensan muy, pero que muy diferente a mí. Pero al final, leche con habas. Entre estudiar e ir y venir a Granada se me va la fuerza. Antes era el trabajo, y ahora el estudio. No sé si es un subterfugio de que se me está secando la fuente. Y es que, de veras, prefiero antes de acostarme y caer rendido, leer a escribir. No veo yo que aporte mucho al mundo Blogger con mi mente en Babia, en los cerros de Úbeda, en la luna de Valencia o en los temas de las oposiciones. Esto último, por suerte o por desgracia, es la opción más posible, pues no he ido últimamente ni a León, ni a Jaén, ni muchísimo menos a la luna de Valencia, pues parece ser que los selenitas de esa parte están todos metidos en el caso Gürtel, yendo a sastres carísimos para ir a los cráteres de la cara oculta.

O sea, que escribir sin decir nada que merezca su atención es lo que estoy haciendo.

Ando un poco irritable, y como siempre, lo pago con los demás y sobre todo conmigo mismo. Y a ustedes les afecta, claro, pues no pueden disfrutar de mi brillante prosa, jajaja. No, en serio, no les escribo casi nada nunca en sus blogs, pues he dejado de tener interés en las cosas mundanas que no vengan con el encabezamiento de tema tal. Al menos sigo leyendo. Ando por la Tierra Media con Frodo y sus compinches. Me ha dado por ahí. Alguien debería estudiar el vulcanismo del Monte del Destino o muestrear con prospecciones geoquímicas Minas Tirith, jejeje. Ya paro. Deliro. Excúsenme. Mezclo estudio y lecturas en un pastiche absurdo.

Algún día volveré a escribir cosas con el más mínimo interés.


Update: Al final si se puede estudiar uno la Geología de la Tierra Media, en este completo artículo llamado The Geology of Middle Earth... Con sus placas y todo, jajaja. Lástima que no entre en el temario, sino los dejo a no na da dos...


El Monte del Destino es un Isolated Volcanic Hotspot dentro de la Placa Tectónica de Mordor... fascinante, jajajaja

9 comentarios:

mobesse dijo...

Mameluco, tú a tu bola ¿eh? No creo que busquemos en los blogs mucha enjundia. A mi me basta con flipar con tus títulos. Tanto que he pensado seguir un curso de fotochó o de coreldrau para hacer otro tanto. Quizá eso me obligara a escribir algo, aunque no dijera nada (lo que no es tan fácil). Pero luego me digo: ¿para qué, si esto lo borda ya Mameluko?

Con comentario o no, te sigo. Con sumo gusto.

Mameluco dijo...

Yo a mi bola, Mobesse, jejeje. No es que quiera ser particularmente enjundioso, sino que siento que mi mensaje (tomado como lo que se dice, ni mucho menos como moralina) es poco atractivo en estos días que corren. Si usted supiese cuanto tardo en hacer los títulos me escupiría, jajaja. Pero bueno, los hago. Y si flipa, me siento satisfecho.

Si se obligara a escribir (obligar suena feo), Mobesse, siempre diría algo. Está en su naturaleza inquieta.

Con sumo gusto, también, le mando un Salud y República de los de antes.

El hombre invisible dijo...

Pruebe a estudiar la geología de Media Tierra. Tardará la mitad.

Mameluco dijo...

Yo creo que me voy a mirar la geología de al lao de mi casa y que salga el Sol por Antequera. Antequera una cuenca terciaria...

Que chiste más malo y geofreak a la vez...

Clares dijo...

Si se te ocurre decirle a Marcelo que no se puede estudiar la geología de la Tierra Media, se te enfurruncha y piensa que no estás bien de la mocha. Porque será Geología imaginaria, pero será, que se lo digan a él, que hasta que se maneja en élfico.
Oye, que nos encanta todo, todo, incluso cuando no dices nada, que sí dices, porque a veces no es el mensaje, es la forma, y a eso se le llama función poética del lenguaje, es decir, cuando no hay referencia, ni llamada de atención, ni exhortación, ni ná de ná, sino el mensaje en estado puro y en sí mismo. Jope, vaya un montón de pedanterías que acabo de soltar. Mameluco, a tu bola... del mundo, que tienes que estudiar.

Mameluco dijo...

SI, entiendo Clares. Si yo siempre he sido más de forma que de fondo, jajaja. Seguro que algún friki del mundo ha hecho un mapa geológico de la Tierra Media.

Efectivamente, un bello artículo (en inglés) de la Geología de dicha tierra fantástica, con sus paisajes y Placas, jajajaja.

Enséñale eso a tu nieto para que vea que al final se puede estudiar todo lo que se quiera.

La del Planeta dijo...

Interesante.

Mameluco dijo...

No sé yo, jajaja...

PMM dijo...

Pues es una pena porque segura que harías un buen artículo sobre la Tierra Media o lo que quisieras. Yo soy fan de El señor de los anillos, y es raro en mí que no me gusta la literatura fantástica, pero los elfos, hobbits, enanos y compañía me fascinan.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.