lunes, 19 de octubre de 2009

Mayoría equivocada



Domingo de resaca. No, no he bebido más allá de algún que otro Acuarius. Hoy Pepsi Cola. La basura prolifera este bocadillo llamado humanidad formado entre la atmósfera y nuestro pachucho planeta. Toneladas de rencor, odio e intransigencia se veían desparramados por las calles madrileñas ayer, sábado, 17 de Octubre. No he querido leer mucho en los diarios del asunto, ni indagar en opiniones, ni tan siquiera verlo por la tele, pero a veces las cosas son inevitables. Solo he ido a datos estadísticos por curiosidad más que otra cosa. La cifra da igual, me es indiferente 250.000 que 2 millones. Una ley se aprobará en el Parlamento por mayoría. Pero como decía una de esas periodistas peliteñidas, con pinta de vivir en Puerta de Hierro, en Intereconomía, es esa una mayoría equivocada. Yo que suelo ser minoría, estoy en la mayoría esta vez. Lo que pasa es que estoy equivocado.

A priori, cualquier manifestación me parece una idiotez. No sé para que sirven. Supongo que para reafirmar una posición. Yo muchas veces dudo de mi posición (que no de mis convencimientos internos), y creo que soy un peón en este cruel tablero de baldosas negras y blancas. Negro y blanco. O conmigo o contra mí. Desgraciadamente la dualidad imperante hoy en día en nuestra sociedad parece que tenga que ser así.

Pero cuando el rancio abolengo del nacionalcatolicismo utiliza las tácticas de la izquierda, lo que en otro tiempo se denominó pancartismo por los sectores conservadores, a uno le desconcierta. Y miren que no es la primera vez que pasa. Pasó con la L.O.E., con el matrimonio gayer y ahora con el aborto. Mezclar religión y política no es cosa nueva. Lleva haciéndose desde que el mundo es mundo (bueno, desde que el hombre inventó el concepto de lo sobrenatural). Los hechiceros de las tribus, los sumos sacerdotes, los faraones, los emperadores, los caudillos, todos elegidos por la gracia de Dios/los Dioses. Pero en una moderna democracia la superstición parece (al menos) que no debe de ir de la mano del derecho. Y es que nos venden el aborto como si fuese obligatorio, cuando en realidad, es casi siempre una decisión difícil y supone un disgusto, siendo una cosa optativa, según creo entender. A mí me parece bien que una católica no aborte por ir en contra de sus creencias, pero no pueden imponerlo a todas las personas. Me parece perfecto que los homosexuales católicos se metan a curas, en vez de casarse y tener casas primorosamente decoradas, pero que no les nieguen a las personas de su misma condición sus derechos ciudadanos. Las cuestiones morales o las creencias estúpidas de cada cual deben quedarse en su ámbito. Cuando se legisla, se legisla para todos. Sabemos que los políticos, en contra de lo que parezca (jejejé) no son perfectos (más jejejés), pero los ha elegido la gente. La gente es verdad que tampoco somos muy listos, pero es lo que hay. Tenemos el derecho inalienable, tanto yo escribiendo estas líneas, como ellos, de decir lo que queramos. Pero del dicho al hecho hay un trecho, y encima es estrecho. Yo no pretendo imponer mis ideas a nadie, entre otra cosa porque sería ridículo yo sentando cátedra, cuando todos sabemos que soy un chichiribaile que no se toma en serio a sí mismo, y mucho menos a bastante de sus semejantes. Pero los otros, los de la manifestación ultra sabatina, son peligrosos, pues son capaces de imponer sus cosas y queriendo que no sean optativas. Catolicismo troncal. Concepciones como que es la vida, quien creó el mundo, que es una familia y que no lo es, lo que es bueno o no, etcétera... por defecto. Su integrismo contra el librepensamiento es inaceptable. Parece ser que equipararnos con países tan “asesinos” como Dinamarca, Estados Unidos (aquí lo son por otras razones), Italia, Francia o Canadá en este DERECHO, es contrario a las Sagradas Escrituras, a la moral, a las buenas costumbres y a la gente de bien.

Yo como soy bajuno, pobre, una ateazo, incluso un masón, no tengo porque hacerles caso, pero mañana o pasado, cuando consigan la poltrona querrán imponerme (imponernos) su régimen de terror religioso.

Estoy pensado confirmarme por si acaso. Porque a lo mejor se les ocurre que para ser funcionario el día de mañana nos de las bendiciones un Obispo. Y yo, como decía Chiquito de la Calzada, no tengo la confirmación sino una etiqueta de Anís del Mono.

Cobardes.

Mapa de la situación del aborto en el mundo actual




Pinchad para agrandar el mapaca (Fuente: Wikipedia)

8 comentarios:

El hombre invisible dijo...

Columna de premio, Don Miguel. Y no son alabanzas vanas, ya lo sabe. Seguro que muchos de los que iban en la manifestación no se sentían "integristas" ni "fanáticos". Esos, dirán, son los "moros", nosotros somos "gente de bien". Eso sí, si pasas por nuestro aro, claro. Hay una frase muy "española" (hoy me estoy pasando con las comillas, leñe) que dice "hay que coger al toro por los cuernos". Pues con estos fanáticos, como no lo hagamos pronto, nos meten el cuerno apostólico y romano por donde ya sabemos.
Feliz lunes.

Mameluco dijo...

Coger los cuernos del logo de Intereconomía, jajaja.
El "gentedebienismo" está volviendo como un plaga, amigo Invisible. Después se ponen de víctimas, como si ellos fuesen los perseguidos. Se sienten acorralados por leyes que no tienen porque seguir. Les repugna su existencia. Pues bien, a mi me asquea la religión, pero no voy a pedir que se acabe con la libertad religiosa. Ellos si lo harían.

Clares dijo...

Yo sólo digo que es un derecho que la mujer ha tenido siempre, siendo legal o ilegal, que lo ha practicado tradicionalmente, siendo ilegal o ilegal, y que lo único que hay que evitar con una ley razonable es que esa ilegalidad se vuelva contra la mujer en forma de enfermedad, muerte o cárcel. Ya les vale a los patriarcas demagogos. Los mismos que están contra el aborto, están a favor de la pena de muerte, lo cual dice mucho de ellos. Qué gente.

Mameluco dijo...

Asegurar las vida de las personas no es lo suyo. Ellos quieren esa entelequia llamada alma. Si no fuesen tan hipócritas todo sería más fácil. ¿Cuantas hijas de políticos del PP habrán abortado? ¿Cuantas de Nuevas Generaciones? Es una cosa política.
Son unos desgraciaos, Clares, que no tienen empatía por mucho que busquen.

RAZA BECARIA dijo...

El otro día un amigo me preguntaba qué opinaba del aborto y le dije lo que pensaba: que me parece el debate más aburrido del mundo y que la respuesta era tan obvia que no iba a perder mi tiempo argumentándola. En serio, me resulta un coñazo escribir lo que a mí me resultan obviedades.

Leerlas es otra cosa. Y me ha gustado mucho su post (columna lo llama El hombre invisible y estoy con él) porque es muy razonable y sin insultar, que también es fácil caer en el tópico. La verdad es que, puestos a sincerarnos, a mí me daba mucha risa ver algunas de las cosas que gritaban las niñas de las perlas en las orejas, algunas verdaderamente enfurecidas, fuera de sí. No les deseo nada malo, pero sí me gustaría que tuvieran un sueño en el que se quedan embarazadas (me da igual violación o error con el condón y el novio) y que sintieran si de verdad querían cambiar toda su vida por algo que no han elegido. No digo que tuvieran que decidir abortar en el sueño, sino que simplemente tuvieran la sensación de ¿qué hago? Y si de verdad se creen con derecho moral de imponerle a una mujer que cambie su vida de persona humana adulta y con pelo por salvar a un feto que ni siente ni padece o que, al menos, no piensa. Pienso luego existo y yo no conozco a nadie que recuerde cosas a las 14 semanas.

En fin, enhorabuena y suerte con the origin of life.

Mameluco dijo...

Bueno, el Scattergories es vuestro... No me gusta la palabra columna, pero vale si a ustedes les parece bien.
Querida Raza Becaria, decir perogrulladas es lo mío. Eso es así. La obviedad no es tan frecuente como sería deseable. A mi el debate del aborto me parece, ya no aburrido (que lo es), sino innecesario a estas alturas.

Desgraciadamente para ellas, algunas de las niñas con minifalda a cuadros de colegio de monjas que salían diciendo tonterías no van a tener que soñarlo, sino que van a sufrirlo. Y por supuesto digo desgraciadamente, pues tampoco les deseo ningún mal.
A algunos de sus padres si les mandaba yo alguna maldición bíblica... pero por ser tan demagogos y pesados y llevar a los niños a manifestaciones política (no demasiado) encubiertas.

Yo estoy con mi tema 22, el Origen de la Vida. Si fuera por estas gentes sería muy fácil el desarrollo del tema. Con el capítulo I del Génesis voy que ardo, ajajaja...

Gracias por pasarse por esta, su casa.

Antonio Cabrera dijo...

Estoi totalmente de acuerdo contigo Miguel. Pienso igual, cada cual haga con su vida lo qué le parezca, quienes somos los demás para opinar de la vida ó actos del vecino?

Mameluco dijo...

Pues Antonio parece que siempre tiene que haber gente golimeteando en todo...

Que cada uno haga lo que quiera, leches. Sin espías ni inquisidores...

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.