viernes, 12 de junio de 2009

Madrugar


¡Uaaaáala! La naturaleza es sorprendente. Hoy, totalmente desacostumbrado a tales horas, escribo no siendo ni las tres y pico de la mañana ni nada. Son las nueve menos veinte del viernes doce de junio del año de nuestro señor dos mil y nueve, y estoy despierto de motu propio. Levantarse dos días seguidos a estas insospechadas horas han hecho que mi biorritmo cambie el chip y me tengan con un sueño que me caigo, pero, como uno de los últimos de Filipinas, aguantando el temporal porque sé positivamente que me tengo que acostumbrar, que las clases de coche son muy tempranas en el día. Y no se me ocurre otra cosa que ponerme a escribir sobre la tontería esta. Ustedes se echarán las manos a la cabeza diciendo ¡pero que dice este hombre!¡lo normal es levantarse temprano! Les aseguro yo, que cuando no es por obligación o costumbre, levantarse temprano es del todo improcedente, carente de sentido y hasta poco solidario, si me apuran, pues pudiendo aprovechar dormir hasta las diez, deseo de tantos de ustedes, si tengo la oportunidad yo y no la aprovecho, es como negarles que la posibilidad está ahí y por tanto es quitarles unas esperanzas justificadas en alcanzar la meta de estar acostado hasta las mil.

Después están los que se levantan temprano por hobby. Yo ahí no me meto, que los gustos son los gustos y en un ESTADO DE DERECHO que permite a las personas ser del Opus, no seré yo quien niegue a las personas su libre elección de levantarse a la hora temprana que les parezca.

Si se dan cuenta, en muchos de mis posts hablo del sueño. El sueño mantiene sanas a las personas, y si te falta por lo que sea (insomnio, dificultad para conciliarlo, etc.) te vuelves tarumba. El sueño y lo que se sueña. No sé en que momento me volví noctámbulo, o nictóvago, como diría Elisa en su Reino Hueco. El caso es que las tornas se cambiaron y elegí la noche al día, creo que por el atávico llamamiento del paralelismo noche muerte. En situaciones que uno se cree muerto (yo lo he creído, y lo sigo pensando en parte – Castilla del Pino me lo explicó así cuando me enseñaba uno de sus extraños dibujos-) se tiende a la noche. La noche, es para el lumpén o para los viciosos, según las personas de bien, es para el loco el refugio en donde las leyes naturales se suspenden y el Sol no impide ver las cosas con meridiana claridad. El Sol es un aturdidor permanente al que debemos la vida. Cosa rara, pues al rehuirlo creamos una subespecie en el mundo de los hombres. Yo hago lo mismo que de día, no se vayan a creer que hago cosas raras. Si ha que hacer algo lo hago y si no hay nada que hacer se inventa. Pero la madrugada es mi dominio y ahora, a las nueve y cuarto de este viernes aún fresco de junio, me encuentro como un pato en un garaje.

Y ni siquiera ser decir ¡Cuá!

10 comentarios:

Antonio Cabrera dijo...

YO madrugar también lo veo una pamplina, lo prohibiría por ley.

Ioh, no te dará clases la Josefina esa, tú con tu calma, tu paciencia, ella, con sus prisas, sus voces, eso lo que he oído, que YO me lo saqué en la otra autoescuela, cuando aún estaba Manolo y mi profesor fué Juan "tostones", para mí, un GRAN profesor para enseñar a un neófito en la materia esa de guiar un auto.

Clares dijo...

Es que dormir es una cosa estupenda, y a mí particularmente me da igual que sea a una hora que a otra. Si puedo, aprovecho hasta la madrugada, si me da sueño me acuesto y si estoy despierta a las ocho, me levanto. Lo malo es tener que levantarse a una hora fija para estar a una hora fija en un sitio, pero en fin, todo tiene un precio. Aparte los períodos vacacionales, te aseguro que hay épocas diferentes en la vida, y cada una tiene su ritmo, sus horas y sus cuidados. Yo ya he pasado por varias bien diferentes. Ahora me toca dormir a horas de esas que dicen normales, pero que a mí me parecen coyunturales o accidentales. Quizás el año próximo cambien la cosa, nunca se sabe. Lo importante es que uno se sienta bien y haga lo que el cuerpo le pida.
Si de pronto tienes que madrugar durante unos días, lo mismo te acostumbras y le tomas gusto. La cosa está en que de noche te dará sueño antes o echarás una buena siesta.

Oshimatoti dijo...

Me encanta empezar el dia temprano, por eso de aprovechar y cumplir con las obligaciones, o eso es lo que me hacen creer, como bien dijo Rubianes todo peripuesto: "El trabajo dignifica al hombre... los COJONES dignifica...!"
Un dia dije y me reitero que cuando sea mayor quiero parecerme a ti. Dignificas el bello arte del diletante, sin esconderte en escusas de mal pagador, y ello te honra...
Te envidio pero, durante dos meses al año, me convierto en aquello que anhelo disfrutando de la calma que se respira en la madrugada.
Salud!

antonio cabrera dijo...

Ahh también digo, qué la verdadera libertá del hombre, ó una de ellas, es levantarse sin despertador.

Mameluco dijo...

No Antonio Cabrera no me da clases esa señora que comenta. Me da Antonio Camacho, que es muy apañao.

Hay tantas pamplinas en el mundo... pero madrugar es una pamplina que cuesta trabajo.

Clares pues lo de levantarse temprano a partir de empezar la carrera lo llevo fatal. Y claro, con los problemas de sueño que yo tenía me daban las cuatro y a las ocho tenía Estadística o Plagamiento y Fracturación... O sea, que dormía cuatro horas, y mire que me he tirado años estudiando (12 y pico). Levantarme temprano es sinónimo de mal rato. Y lo dificil es que no me adapto. A mi el cuerpo me pide dormir la siesta de 6 de la tarde a 9 de la noche, y levantarme a las 10 y media, ejejeje. Por eso toda mi vida el sueño ha sido mi gran batalla perdida.

Lo de que el trabajo dignifica lo inventaron en un casino los que no trabajaban. Oshimatoti no diga cosas de las que después se puede arrepentir. Parecerse a mi es muy chungo.
No me envidie que hasta que me saque el carnet (y ahí entra julio) me tendré que estar levantando temprano. Y usted supongo que estará tumbado a la bartola. Además este año toca trabajar en verano. Desde casa, pero es trabajo (yo me autoexijo mucho para hacer las cosas medianamente bien).

Levantarse sin despertador es libertad, si señor Cabrera. Te levantes a la hora que te levantes (las 6 o las 1)

uncastreñoausente dijo...

Hola Miguelin,

Voy a romper la sintonía, pero levantarse temprano para mi siempre ha sido fabuloso, quizás porque he sido de los de "nochecitas tristes, mañanitas alegres", o por costumbre, pues desde mi época de estudiante los dominicos ya nos ponían en planta muy temprano, cosa que después continué en el trabajo, en fin siempre he preferido madrugar mas que trasnochar.

Bueno veo que tendremos permiso de conducir para Agosto, así es que lo dicho, haremos de taxista los dos este verano.

Un abrazo

Mameluco dijo...

Eso ya lo sé yo Un Castreño Ausente, no hace falta que lo jures. Son los hábitos de vida a los que se acostumbra uno, pero yo nunca he logrado acomodarme del todo a eso de magrugar. Y escribo esto a las 9:35, habiéndome acostado ayer cerca de las 5. Estuve haciendo el reportaje para el Blog de Artesanos del concierto que dio ayer tu cuñada Isabel, y que presentó y desarrolló tu cuñado Paco. Lo puedes mirar en lo de Artesanos si quieres.

Cada persona es un mundo, pero madrugar obligado es una de las peores cosas que se han visto.

Espero para Agosto tener el carnet, la verdad, pero no se puede decir nunca nada en estas cosas.

La del Planeta dijo...

Si creyese en el pecado, levantarse antes de las diez sería uno capital, y yo una pecadora. Madrugo para ir a trabajar desde hace años y no me acostumbraré nunca, es lo puto peor.

El hombre invisible dijo...

cuá cuá
cuá cuá cuá cuá cuá cuá cuá cuá
cuá cuá
cuá cuá cuá cuá
cuá cuá
cuá
cuá
cuá cuá cuá cuá cuá cuá cuá cuá cuá cuá

(para la traducción, utilice el último modelo de Translator similar al de la película Mars Attack)

Mameluco dijo...

Hay gente que se acostumbra y gente que no se acostumbra jamás, querida La del Planeta. Levantarse temprano ya es de varias clases de pecados existentes, la soberbia de los que disfrutan, la ira qeue nos provoca a algunos, y la envidia que les tenemos los segundos a los primeros.

Hombre Invisible sin tener el cacharro a mano solo he descifrado que levantarse temprano es de números primos, o de primos que montan un número por levantarse temprano, no he logrado sacar el matiz...

Yo que sé...

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.