martes, 7 de octubre de 2008

Canal de Historia




Hoy hablaremos de uno de mis canales preferidos:

El Canal de Historia.

Primero decir lo obvio, si no hubieran existido los nazis, la guerra y sus artilugios, los misterios alrededor de Jesús, los egipcios y los Estados Unidos de América y su comida el mundo no hubiera existido, porque no tendríamos el Canal de Historia. Y el Canal de Historia es lo que nos explica lo que los hombres hemos hecho desde que aprendimos a escribir hasta ahora mismito. O sea, la Historia. Claro que estoy simplificando. He escogido estos temas solo por ser porcentualmente lo que lleva el canal adelante. Voy a subdividir en apartados y les explico.


Los nazis


Sin nazis y sin Hitler no habría malvados en la historia. Pero tampoco habría fanfarria y trajes flipantes. No habría desfiles guays filmados por Leni Riefenstahl ni miles de horas de televisión. No habría holocausto. Suena terrible, pero es a lo que se dedica el mundo de la tele y el cine, a rentabilizar el dolor ajeno, e incluso el propio. El holocausto es un gran ejemplo. El gran ejemplo. Hay decenas de documentales sobre el tema, sobre Hitler y la solución final, sobre los antecedentes judios de Hitler y sobre los tesoros requisados a los hebreos. Siempre con un Hitler sonriente en Kehlsteinhaus con sus generales y jugando con sus perros, o con Eva Braum haciendo la tonta vestida de tirolesa. Palabras como Blitzkrieg, Anschluss, Lebensraum u Operación Barbarroja entran a formar parte de nuestro vocabulario de televidentes. Una cosa está clara, hoy, 63 años después de que Hitler se suicidara (como decía el chiste negrísimo, porque le llegó la factura del gas, jeje), los nazis siguen vendiendo un montón, atrayendo a la gente y despertando la curiosidad. Y eso en Canal de Historia lo saben. Los nazis tuvieron a sus chivos expiatorios en los judios y en esta televisión, la culpa de todo la tienen los nazis, y después los comunistas, otros que tal bailan.


Aquí Hitler con un amigo muy manipulador que él tenía. En la sierra.

Cada ver tienen más Lebensraum y por eso se rien.



La Guerra y sus artilugios


Enlazando con los nazis, la II Guerra Mundial también nutre las parrillas de una forma increíbles, contando un montón de hazañas bélicas por venerables ancianos llenos todos de medallas. Siempre dicen íbamos 300 y salimos 7, y ya se han muerto de viejos 5. Y te dices, jolines, este si es de los que está vivo de milagro. Como había nazis hubo que liberar Europa, claro. De ellos y de los italianos, y de otros bien malutos, los japos. Unos demonios con ojos oblicuos que te obligaban a cavar granito hasta morir de agotamiento o disentería. Había que inventar algo para acabar con ellos. No se hable más. La bomba atómica. Aquí, en El Canal de Historia te hablan de las más mortíferas armas como si fueran máquinas de hacer palomitas cada vez más eficaces. Y te cuentan la historia de los fúsiles desde los de pedernal hasta los de mira láser que apuntan por calor corporal en mitad de la noche. La guerra es una cosa bastante asumida por el Canal, pues dedican programas y programas a hablar de héroes y batallas. Lo que para muchos de nosotros serían gente con muy mal café para ellos son tíos cojonudos, como los espárragos. Hay un tío calvo que me encanta que te enseña las espadas que encima es como de humor. Trochante.


Esto son armas más viejas que el cagar que salen mucho en el canal.

Siempre las echan a andar y siempre fallan más,

que como dicen en mi pueblo, una escopeta de caña.



Los misterios de Jesús


Dan Browm no sabía el mal que hacía al escribir “El Código Da Vinci”. Ahora todo es un misterio intricando dentro de un enrevesado embrollo liado en una maraña de datos convulsos sobre algunas pesquisas imprecisas que están al filo de la leyenda y la realidad. O sea, que leche con habas. Que si Jesús tuvo chiquillos, que si María Magdalena era su churri, que si tenía hermanos y San José era el fundador del Ikea. Todo es posible, teniendo en cuenta que directamente se inventan los documentales estos. Así. Cogen cuatro pasajes de los gnósticos, otros de los apócrifos, alguna frase suelta de una libro de alguien que no conozca mucha gente y deducen, misteriosamente, que Jesús nació a mediados del siglo II en la India y en realidad era negro. Ese secreto, que una serie de elegidos han sabido a través de la historia se encuentra encriptado en una obra de arte al azar, y lo deduce un tipo que quiere forrarse vendiendo libros. Después claro, están los que se toman la Biblia al pie de la letra como si fuera un libro realmente histórico. Si, en El Canal de Historia.


Jesús como todos sabemos era budista, nacido en la India y emparentado con los dioses arquetípicos de la Atlántida. Leonardo Da Vinci lo sabía.

Y Dan Brown a lo mejor tambien.


Los egipcios y otras civilizaciones de la antigüedad más antigua


Estos superseres de antes que se inventarán los móviles y las máquinas de coser son la recaraba. Primero porque las momias tienen muchas maldiciones y segundo porque construían más que Roca con carta blanca. Claro, a base de esclavos todo es bastante más fácil. Los contactos con seres de otros mundos es algo que siempre gusta mucho sugerir, que no afirmar en los documentales de los faraones. No se fían de la capacidad de observación de los astrónomos egipcios y si de la toma de conciencia espacial, lo mismo que pasa con mayas, incas y demás pueblos precolombinos. Todo viene del cielo. Los romanos siempre son echados por tierra, porque son un pueblo bastante corrupto que siempre estaba de fiesta. Sedientos de sangre. Mala cosa. También le gusta mucho el primer emperador de China, el de los guerreros de Xian. Es que se le iba la olla. Era un loco que unió lo que hoy conocemos como China y tenía muchas excentricidades.


Esto con pinta de Piolin vestido entre mimo y lagarterana es un dios egipcio.

Los dioses egipcios son así como de fantasia.


Estados Unidos y la comida


La piedra angular del mundo es USA. Eso está claro. Las biografías con las que nos obsequiaban (ahora independizada en The Biography Channel) son dignas de ver. Desde magnates del caucho a presidentes, todas son estupendas personas, ya sea George W. Bush o Donald Trump. Con extranjeros la cosa ya cambia un pelín. Si se ponen a hablar de Fidel o de Mao son como reencarnaciones del demonio. Las biografías son lights lights y americanas a más no poder. Sensibleras y vergonzantes, pero muy entretenidas. El otro plato fuerte, y valga la redundancia es la comida americana. Te explican como se hacen las chucherías, las barbacoas, las salsas, el Tang, la melaza, la Coca Cola, la cerveza, el whisky y lo que quieras, con todo lujo de detalles. El de Bricomanía va más rápido, se lo aseguro. Como disfruto viendo esos festivales de Memphis in May con esas superbarbacoas donde ¡cocinan cerdos enteros! Una gozada para los sentidos.

Memphis in May: mi sueño americano hecho realidad... humm


Ni que decir tiene que estoy exagerando, como suele ser habitual en mí, y que solo les hablo de los programas de producción propia. Después dan muchos que son de otras productoras y de otros temas, que son tratados con otra óptica y con más rigor. Pero yo disfruto mucho con los History Channel genuínos. Se aprenden muchas tonterias (donde está el primer microondas o donde está la máscara mortuoria de Pancho Villa) y lo que es mejor, se pasan muy buenos ratos. A quien le guste la tele, desde luego.

6 comentarios:

El hombre invisible dijo...

Perdón por no dejarle comentarios con más frecuencia, Don Miguel, pero el tiempo se me esfuma últimamente. como diría Don W. S.: "Ocurra lo que ocurra, aún en el día más borrascoso las horas y el tiempo pasan". En mi caso pasan como las vacas en el campo tras las ventanilla del AVE. Gran disección del canal Historia. Queda dicho ¿no? Pues vale.
Ánimo.

socioapatia dijo...

Salió mi papi un día hablando de Isaac Peral, inventor del submarino y hombre de bien. A lo mejor por eso nunca me llamó tanto la atención... Me gustaban más los de Odisea. Por cierto, Cesar Vidal (porque siempre lo tengo que mencionar?) tiene un programa de historia fachilla en Libertad Digital TV que mola mazo, aunque sólo sea por sus corbatas confedaradas y sus invitados cowboys (no es coña)

http://es.youtube.com/watch?v=flOd0vsTKJA

Clares dijo...

A mí me pasa como al hombre invisible, que no encuentro tiempo para la tele y sus diferentes canales. En otra época sí las veía. Ahora me duermo como una pava con los animalitos de la 2, pero lo que cuentas es muy sugestivo. Hace poco me dormí con lo de los guerreros de barro y la gran muralla china y qué gusto.

Henrique A. Ferreira dijo...

LISBOA + PORTUGAL

¡Hola!

Después de todos los líos gordos que tuvo con las passwords y con todas las consecuencias muy aburridas que resultaran, aquí te informo que, creo que en definitivo, mis nuevos datos siguen abajo. Los tíos de Google me han garantizado que a partir de hoy no parará nada. A ver. Yo no creo en brujas informáticas ; pero que las hay…, si que las hay…

hantferreira@gmail.com
www.aminhatravessadoferreira.blogspot.com


Discúlpame por las molestias y los daños que posiblemente te he causado con tantos rollos… Te espero, como siempre. Colaboraciones, comentarios, opiniones, correspondencia electrónica, todo. ¡Que seas bienvenida(o)!
Quesos/abrações
Henrique, o Aéfe

hornillero dijo...

Amigo Mameluko, como bien sabes la historia la escriben los que ganan. Y pocas veces se tiene un segunda opinión, véase, El país/el mundo.
El canal de historia, lo hacen los americanos, con lo cual. Ya sabes, libertadores del mundo...

Ya has escuchado a Sara Palin, no??

Mameluco dijo...

Hombre Invisible sabe usted que a usted en esta casa se le perdona todo lo que.

Socioapatía debería frecuentar más este canal temático, auqnue bien es verdad que yo también soy mucho de Odisea, pero si me permite, El Canal de Historia es mucho más bizarro. Aunque solo sea porque salga su padre, jajajaja.
Lo de Libertad Digital y César Vidal ya me supera. Pero solo porque no se ve por la tele. Ya sabe que los Youtubes esta bien como archivo, pero no como televisión de esa que comes delante de ella yogures Clesa de pera.

Clares está claro que no le gusta la tele. Yo no me quedo durmiendo con casi nada. Hay una peli que se recuerda como con la que Miguel se quedo dormido... una de Benicio del Toro y Tommy Lee Jones, "The Hunted"...

Hornillero lo de este canal es aún más profundo. No es que nos cuenten todo desde la maerican way. Es que es la american way.
Esos dulces y esas enormes barbacoas bigger than life.
A mi me entretiene.

Y si, escucho a Sarah Palin y no escucho nada que no haya escuchado antes.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.