jueves, 15 de mayo de 2008



Esta mañana al bichear los fotologs de la gente a la que aprecio me encontre con el de /al_otro_lado con esta singular noticia:



Muy requetebién, te veo suelto ahí, director de L'Osservatore Romano, al menos sacas de la clandestinidad a tantos curitas cañón que se han dedicado a la ufología en este bendito país.


El P. Funes, argentino de 45 años de edad, dijo que "la astronomía tiene un valor profundamente humano". "Es una ciencia que abre el corazón y la mente. Nos ayuda a colocar en la justa perspectiva nuestra vida, nuestras esperanzas, nuestros problemas. En este sentido –y aquí hablo como sacerdote y como jesuita– es también un gran instrumento apostólico que puede acercar a Dios".


Pues vale, de acuerdo, querido Padre Funes (¿será pariente de Louis de Funes?), la astronomía es como el Pequeño Pony o los Osos Amorosos pero hecho puritita ciencia. Miras por el telescopio y te embarga una necesidad de amar, de esperanzarte, de llamar a tu novia, con la que andas mosqueado o a ese amigo que te debe dinero, pero en el fondo es majo el chaval. Y sobre todo, para darte cuenta que Dios está ahí, a la vuelta de la esquina. Si hombre. ¿Ves la galaxia de Andrómeda? Pues todo recto hasta el quasar de la derecha y un poquillo más palante al lado de la enana marrón esa que casi no se ve, picas en el 2º B y ahí está. Super cerca. La astronomía nos acerca mogollón a Dios.

Con relación al origen del universo, el presbítero precisó que personalmente considera que la teoría del "bing bang" parece ser la más plausible, y que no contradice a la Biblia. "No le podemos pedir a la Biblia una respuesta científica aquí. Al mismo tiempo, no sabemos si en un futuro cercano la teoría del 'bing bang' será superada por una más completa y precisa explicación sobre el origen del universo".

Bueno, de hecho solo concretar en este aspecto que la teoría del Big Bang (él la llamaba huevo cósmico” fue propuesta por Georges Henri Lemaître que era sacerdote católico, y que baremó correctamente la edad del Universo con cálculos matemáticos y logró convencer al propio Einstein que el universo se expandía, entre otros.

Seguidamente, el sacerdote argentino señaló que "así como existe una multiplicidad de criaturas sobre la tierra, así también puede haber otros seres, incluso inteligentes, creados por Dios. Esta no es una contradicción con nuestra fe, porque no podemos establecer límites a la libertad creadora de Dios. Para decirlo con San Francisco, si podemos considerar algunas criaturas terrestres como 'hermanos' o 'hermanas', ¿por qué no podemos hablar de nuestro 'hermano extraterrestre? Él también pertenecería a la creación".


Desde luego que si. Nuestros hermanos en Cristo más allá de la galaxia estarán deseando estar en contacto con nosotros para charlar sobre nuestras cosas. Dios es uno y trino, el sexo de los ángeles, ¿qué es el limbo? y toda clase de cosas chupis que hay que hablar con seres de otros planetas.

Refiriéndose luego a la oveja perdida de la parábola del Evangelio, el P. Funes comentó que "podemos pensar que en este universo puede haber 100 ovejas, equivalente a distintas clases de criaturas. Nosotros, que pertenecemos a la especie humana podríamos ser precisamente la oveja perdida, los pecadores que necesitan pastor. Dios se hizo hombre en Jesús para salvarnos. De esa forma, asumiendo que existiesen otros seres inteligentes, no podemos decir que necesitan redención. Podrían haber permanecido en total amistad con el Creador".


Y encima enchufados. En total amistad con Dios. Nosotros en un valle de lágrimas y todo ese rollazo, y los alienígenas siendo amiguetes, sin pecado ni culpa ni confesiones ni bautizos ni exorcismos ni ná de ná. Me parece una falta del tacto del Sumo Hacedor que deja mucho que desear, pero bueno, todo tiene su reverso tenebroso como veremos a continuación.

"¿Y qué pasaría si fueran pecadores?", le pregunta el periodista. "Jesús se hizo hombre una vez para siempre. La encarnación es un evento único. Entonces estoy seguro que ellos, de alguna manera, tendrían la opción de disfrutar de la misericordia de Dios, así como ha sucedido con los seres humanos", contestó el sacerdote.


Solo nuestro, nuestro tesoro. Jesús es solo nuestro, eso si. Normal. Si es Dios y hombre, en Raticulín no podrá ser Dios y hombre, porque se supone que en Raticulín no habrá hombres, habrá otra cosa, con un código genético distinto, con otras inquietudes, con otras aficiones y con otros gustos musicales a los de la Tierra. A lo mejor no les gusta el Chiki Chiki, vaya usted a saber. Lo que está claro es que opciones para los pecadores hay en todas las galaxias. Ya se encarnará en cualquier bicho viscoso de una luna perdida en la nebulosa de Orion o en un ser de dos metros rubiales de Alfa Centauri. Pero en un hombre no. Bueno, si. Esperamos la segunda venida para un día de estos, a ver lo que se cuenta Jesús. Pero espero que sea lo más lejos posible y que ya me pille muerto. Que el Juicio Final me pille acostado en mi caja de pino, y al estilo Groucho diré: “Perdone, Jesús que no me levante”.

10 comentarios:

socioapatia dijo...

Como le he comentado, lo de lancear al moro muerto no me parece lo mejor que podría haberse hecho. Claro que lo pedía a gritos... No sé, dificil juzgar.

Un abrazo a los hermanos extraterrestres

Mameluco dijo...

Lo que para es que esté vivo esta muy vivo y es director de un periódico...

El que sienta cátedra de lo que dice el Vaticano. Había que hacerlo, había que hacerlo...

Si no me puedo reir de Dios y sus acólitos
¿que me queda?
¿que me queda, Ramón?

El hombre invisible dijo...

Me temo que el día que se construya la "Enterprise" habrá alguien de la Conferencia Episcopal dentro de la tripulación para comprobar las exploraciones interestelares y las películas que pongan en el cineforum de la nave. ¡Prepárate Mr. Spock!

raskolnikoff dijo...

Esto huele a últimos coletazos de la curia, un recurso desesperado similar al del político que habla cheli para acercarse a los jóvenes...

¿Contra quien lucharemos si se extinguen los curas?

Mameluco dijo...

A mi me da igual.
Yo no quiero luchar contra nadie.
Si lee mis postulados yo me rendí hace tiempo...

Ojalá desapareciesen todo. Todas las religiones...
Yo sería muy feliz con la erradicación de todas las religiones en el mundo.

Siempre habrá multinacionales contra las que dirigir nuestra ira, eso ya se lo yo, jejejeje

Sally Hayes dijo...

No podría vivir con elpeso de que a E.T. -ese ser al que tengo que reconocer que quiero mucho-, lo ha creado Dios todo poderoso. Mi amiga vaticana Iglesi no sabe ya qué inventarse.
ahh!

El hombre invisible dijo...

Entonces... ¿Lo del lado oscuro es en realidad el infierno? Vaya, ahora me voy a liar metafísicamente cada vez que vuelva a ver alguna película de la guerra de las galaxias.

Mameluco dijo...

Querida Sally, E.T. lo invento Spielberg que es judío, o sea que el Vaticano no tiene nada que ver, jajajaja...

Dios está fuera de todo lo razonable.

Hombre Invisible El maniqueismo "Star Wars" es claramente una concepción cristiana de la existencia. El reverso tenebroso de la fuerza es ser mas malo que un rayo y ser bueno es molar, y ni siquiera quedarse con la chica, porque es tu hermana. Es ser un santo, como Luke. El pecador redimido, Han, es el que obtiene la recompensa y se queda con la gachí, Laia, para celos de Chui...
Al final se redime todo el mundo, hasta Darth Vader...
Si eso no es confusión de ideas satánicas con el lado oscuro que venga Jabba el Hut y lo vea.
Y lo mismo se puede decir de las pelis de Indy, en la que los nazis encarnar al mal absoluto, más allá de ideologías políticas, son la encarnación de lo malo que hay en el mundo...

anachevere dijo...

Bueno, E.T. la rodó un judío pero es más cristiana que "Marcelino, pan y vino". Un tipo que es todo inocencia y dulzura cae del cielo, cura a los enfermos con sólo tocarlos, deja que los niños se acerquen a él, es incomprendido, perseguido, humillado y martirizado, y al final de la película resucita y vuelve al cielo, no sin antes despedirse con un "Sed buenos".

No es que yo sea agudísima, y menos a estas horas de la noche: tuve un profe a quien le encantaba buscar estos paralelismos, y la verdad es que tenía razón, el hombre.

Mameluco dijo...

Hay otro personaje que fue humillado, desollado y crucificado. Y que resucitó al tercer día...

Pero esté se lo tomó más a la tremenda y no se amilanó.

Fue y se cargó al fulano que le hizo todo eso...

¡Jajaja! Fue Conan de Cimmeria,
el que decía: Dioses, nunca os he rezado mucho, lo hago ahora... y si no me hacéis caso... ¡¡iros al diablo!!

Howard creía más en la barbaríe más que en la civilización y eso se notaba un poquitín...

La verdad es que lo de ET es verdad... La razón puede ser que la mutación en megajudío de Spielberg fue a posteriori.

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.