lunes, 14 de abril de 2008


Por al mediodía había estado cogiendo alcachofas con mi padre en el huerto.

Después de comer me senté al sol en el porche y me quedé dormido.

No recuerdo lo que soñé.

Mi madre llegó y me dijo que me iba a dar frío.

Me metí dentro de la casa y me echó un cobertor por lo alto plegado en cuatro partes.

Después tuve la feliz idea de poner las piernas en alto sobre otro sillón que allí había.

Despertaba. Me volvía a dormir. Oía la carretera y los coches pasar. Y el ruido de mis sobrinos jugar por ahí.

Y seguía durmiendo.

Desperté.

Dos segundos después algo vibraba en mi bolsillo. Era Pedro.

¡Dios mío! Yo quería ver House esta tarde a las 7 y medía o por ahí. Eran ya las 8 y 10. Lo dejaremos para otro día, Pedro. Mañana a ver si churneamos al medio día.

Me incorporé como pude.

Puedo prometer y prometo que no estaba sedado. En mi cuerpo solo había 2 vasos de Pepsi, pollo asado, 2 horas de estudio de por la mañana y mi medicación rutinaria.

Me tambaleaba.

Bajé las escaleras del porche de atrás.

El coche de mi madre no estaba.

¿Estaría solo?

No, estaba mi padre dando vueltas esperando a mi madre que había ido a llevar a mi tía.

Que tarde más extraña.

El domingo casi finiquitado.

Mañana me espera terminar el último tema para cerrar el círculo maldito.

La semana que viene la dedicaré a hacer la programación.

Horas de ordenador me esperan.

Así podré estar más pendientes de ustedes, porque eso me da igual hacerlo en cinco horas que en diez.

Otra cosa es que no se como hacerlo.

Pero aunque no lo parezca me crezco ante las adversidades.

Me ahogo en un vaso de agua, pero llego a los bordes del vidrio nadando estilo perrico.


Eso si, quejándome todo, todo, todo, todo el dichoso rato.

13 comentarios:

Ana arándanos dijo...

Jajaja, nadando estilo perrico. Así me gusta, mameluco. Creciéndose. Pues mi domingo fue un poco raro, estoy deseosa de ver su precuela.

Un beso y mucho ánimo que cada vez queda menos y lleva ud. mucho conseguido :)

Mameluco dijo...

Tenemos telepatía, Señorita Arándanos.
Cuando he abierto el ordenador estaba pensando en eso precisamente. En como acabará mi personaje central. No se impaciente, escribo a ratejos entre Apartado dos del tema cual y geología de Jupiter y de Saturno. Solo llevo una carilla y pico de A4 munuscrita. En mi cabeza tengo más.

Pero tardará, porque esta vez seré mucho más exigente conmigo mismo que nunca.

Es gracioso y bonito dedicarle tanto tiempo, cariño y esfuerzo a algo que al menos, por mi parte, jamás verá la luz.

El hombre invisible dijo...

El efecto perverso de las alcachofas se encuentra dentro de su corazón (del de las alcachofas, no del suyo). Seguro que comió alguna después y sus efectos alucinógenos le llevaron a ese estado.

Alcachofas y República, don Miguel.

Adrian Vogel dijo...

Hoy 14 de abril he comido alcachofas

Mameluco dijo...

No comí alcachofas, querido Hombre Invisible, comí pollo asado, como bien digo en el texto. Mi padre si las comió y no le ocurrió nada.
Simplemente era letargo. O yo que sé.
Mi corazón no es perverso, es delator como el de Poe, porque no puedo mentir. Se me da muy mal.

Adrián, ¿era para celebrar la prclamación de la II República lo de comer alcachofas?
En mi casa ni ha salido el tema y eso que somos republicanos de toda la vida, jejejeje...

Antonia María dijo...

Ains... Bienaventurado usté que tiene un huerto que le da alcachofas.

:D

Adrian Vogel dijo...

Un tributo a este post y a su dueño.

Mameluco dijo...

Muchas gracias.
La verdad que yo soy más tangible que todas las repúblicas que pueda haber en España en la actualidad.

Las próximas que me coma yo me las tomaré también a su salud.

:)

El hombre invisible dijo...

Últimamente leo todo a medias... Y así me va.

Disculpe mis lagunas, lagunillas, embalses, charcos...

hornillero dijo...

Amigo mameluco, esta epoca del año, da gusto coger, alcachofas, acelgas, cardos, o incluso champiñes. Le reto a usted a que este venarito se venga a coger patatitas!!!

Un abrazo

Mameluco dijo...

Querido Miguel:
No me compare a dos hombres de imprenta (a los que usted conoce tan bien, por otro lado y sabe que no somos agrícolas) cogiendo diez miserables alcachofas, que a mi trabajando a destajo cual hortelano en las huertas de los Hornilleros (sudando tinta), que valiente son los Hornilleros (dígase jornilleros) para trabajar.

No me pilla ni de cachondeo... creo que no le pillan ni a vuesa merced, joven nuclear... jojojojo...

socioapatia dijo...

Me gustan las alcachofas
me gusta Mameluko
me gusta tu huertuco
y las flicks pornosas

Marcamos tendencia
y en los blogs nos imitan
no saben que en ésta ciencia
les faltan calorías

Señor Marx, soy Mister Engels
pa alabarle y chuparle el culo
Sácate las oposiciones
que a usted le espera el mundo.


P.D: Cómo dejaste el vicio de ir haciendo el gañán rapeando todo lo que se te ocurra? El siguiente examen lo hago en 4x4. Va a flipar la zorra

Mameluco dijo...

Es que no saben que la paciencia
es la madre de la ciencia
y no es por decir maledicencia
pero les falta la intendencia

en sus cerebros enanos
hermano
no saben ni frotarse las manos
son mas tontos que un romano

Voy a hacerme los apuntes así, tio

Tienen horblenda las anfibolitas
Piroxenos y almandinos
son las eclogitas

jejejejeje

 
Add to Technorati Favorites Creative Commons License
Mameluco´s Blog by Miguel Morales Merino is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.